Rajoy pide a la Generalitat que "ejerza sus competencias" en el conflicto de El Prat

El presidente solicita que haya "sensatez y senido común" para resolverlo con "celeridad"

Las colas persisten en el aeropuerto mientras el conflicto se politiza

Mariano Rajoy
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa de este lunes. EFE


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pidió este lunes a la Generalitat de Cataluña que “ejerza sus competencias” en el conflicto abierto entre Eulen y sus trabajadores en el aeropuerto barcelonés de El Prat y que no haga política con el asunto.

Rajoy reclamó “sensatez, sentido común y responsabilidad” para resolver de la forma más rápida este problema. Horas antes, el secretario del Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, intentaba sacudirse la presión exigiendo a la Generalitat que medie entre la empresa Eulen y los trabajadores en el conflicto de El Prat. Este lunes se convocó una nueva reunión entre Aena, Eulen y sus trabajadores con la mediación de la Generalitat para intentar encontrar una salida al conflicto. Sin embargo, pese “al entendimiento”, el comité de huelga aseguró que todavía están a “medio camino”.

El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, aseguró tras la reunión que tanto el Gobierno como Aena están mirando “desde lejos el conflicto” sin responsabilizarse del mismo. Rull también afirmó que Aena “es responsable de los problemas actuales” y considera la gestión de “insensible”.

En su defensa, Gómez-Pomar explicó que Fomento puede “estar pendiente, ayudar, estar presente, pero desde el punto de vista laboral, quien es competente como autoridad laboral para llevar a cabo una mediación es la Generalitat de Cataluña”. El secretario de Estado aseguró que, desde el primer momento, Aena ha tratado de poner “todos los medios a su alcance” para lograr la resolución del conflicto y “si en algún momento puede ayudar a que se resuelva el conflicto, así lo hará, pero no es parte que jurídicamente esté en una relación laboral entre la empresa y sus trabajadores” dijo.

Gómez-Pomar añadió, para zanjar, que este conflicto está generando un daño importante a muchísimas personas “que no tienen por qué sufrir un conflicto laboral de esta naturaleza con problemas en sus vuelos y vacaciones”. Rajoy incidió también que esta situación “no se puede generar en pleno agosto” y por eso pidió no utilizar este asunto contra nadie “por razones meramente políticas”.

Negociaciones a medio camino

El comité de huelga de los trabajadores de Eulen celebró el acercamiento logrado con la empresa, aunque su asesor, Juan Carlos Giménez, aseguró que la negociación está a “medio camino”. La empresa ya ofreció el domingo una subida salarial de 155 euros (empezó ofreciendo 30 euros), aunque la cantidad se encuentra todavía lejos de los 350 euros que reclaman los trabajadores.
Juan Carlos Giménez aseguró que están cerca de llegar a un acuerdo y que esperan poder cerrarlo en “un día, dos o cinco”. También añadió que la presencia de Aena es esencial, pues es la operadora quien “hace la licitación y pone el dinero”.

Siguen las colas

Mientras el conflicto de Eulen se politiza, las colas y las aglomeraciones se repitieron este lunes en El Prat, en el tercer día de paros parciales de los vigilantes de seguridad. En los próximos días la situación se puede agravar con la convocatoria de huelga indefinida que a partir del 16 de agosto llevará a cabo Ilunion, la otra empresa de vigilancia y control de seguridad del aeropuerto.

Normas