Iberdrola avanza en la integración de sus energéticas de Brasil

Recibe la autorización de la Agencia Nacional de Energía Electrica (ANNEL)

Este mes prevé recibir el última permiso para la fusión de Elektro y Neoenergía

Iberdrola
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.

Iberdrola ha recibido el visto bueno de la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (ANEEL), a la operación de integración de Elektro en Neoenergia, que fue anunciada en junio. Se trata del segundo de los tres permisos que el grupo energético español necesita para cerrar una operación que la convertirá en la mayor empresa eléctrica de Brasil y la primera de Latinoamérica por número de clientes (13,4 millones) y con gran peso de los negocios regulados.

 Así, el pasado 5 de julio, recibió la autorización del la autoridad de la Competencia brasileña, CADE. de esta manera, solo le falta el plácet del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes), que “llegará previsiblemente en agosto”, según indican en Iberdrola.

Los accionistas de Neoenergia (Iberdrola, con un 39%; Caixa de Previdência dos Funcionários do Banco de Brasil o Previ, con el 49% y BB Banco de Investimentos, de Banco de Brasil, con el 12% restante) alcanzaron el 8 de junio un acuerdo por el que la compañía integraría las actividades de Elektro, filial brasileña de Iberdrola, en línea con su plan estratégico que apuesta por los negocios estables y regulados.

La fusión dará lugar a la mayor eléctrica de brasil por número de clietes

El accionariado del grupo resultante, que aglutinará los activos de distribución, transporte, generación y comercialización de ambas compañías, se repartirá entre Iberdrola (con un 52,45%); Previ (un 38,21%) Banco de Brasil (9,35%). El acuerdo incluye el compromiso de Iberdrola de sacar a Bolsa la compañía cuando Previ y Banco de Brasil lo consideren oportuno.

Neoenergia ejecutará una ampliación de capital que será suscrita en su totalidad por Iberdrola. El aumento de su participación tendrá como contraprestación los activos de Elektro. Los tres propietarios de Neoenergia han suscrito, además, un nuevo pacto de accionistas que sustituye al de 2005, y fija, entre otros, los siguientes aspectos: la aprobación de determinadas materias reservadas por mayorías reforzadas; la existencia de limitaciones para transmisión de acciones de la sociedad; el derecho de Iberdrola de nombrar a la mayoría de los miembros del consejo de administración de Neoenergia y la obligación de Iberdrola, de canalizar todas sus inversiones en Brasil a través del nuevo grupo.

Este prestará servicio en un territorio con una población superior a los 43 millones de personas, frente a los 18 millones del área de influencia de Iberdrola en España. Su área de concesión comprenderá 836.000 kilómetros cuadrados, frente a los 190.000 kilómetros cuadrados en España, mientras que su red de distribución se extenderá 585.000 kilómetros -268.000 kilómetros en el caso de España-.

La compañía tiene activos de generación eólica e hidráulica, con una capacidad atribuible de 2.080 MW operativos y 1.460 MW en desarrollo, así como en el negocio de generación termoeléctrica, con 530 MW.

Normas
Entra en El País para participar