El delegado de Economía y Hacienda de Madrid, Carlos Sánchez Mato y la directora general de Contratación, Begoña Fernández, durante la presentación.
El delegado de Economía y Hacienda de Madrid, Carlos Sánchez Mato y la directora general de Contratación, Begoña Fernández, durante la presentación.

Madrid licita un contrato de sumunistro de energía que dará entrada a las pymes

Con un presupuesto de 115,8 millones exigirá que toda la electricidad sea de origen renovable

El Ayuntamiento de Madrid presentó este lunes el próximo acuerdo marco de suministro de energía del Consistorio que incluye importantes novedades. Contempla permitir la entrada de pequeñas y medianas empresas y dar mejor puntuación a las compañías que se comprometan a atender las situaciones de pobreza energética, así como a aquellas que garanticen un suministro de electricidad de origen 100% renovable.

Tal y como explicaron el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato y la directora general de Contratación, Begoña Fernández, los pliegos del nuevo contrato cuentan con un presupuesto de 115,8 millones de euros, lo que representa un ahorro sobre la licitación anterior de 5,7 millones de euros anuales.

Ambos responsables municipales recordaron que el consumo de energía del Ayuntamiento (entendiendo como tal todos los edificios que lo componen) equivale cada día al que realizan 50.000 hogares medios, por lo que está considerado como un gran consumidor. Por este motivo, desde el Consistorio insistieron en que la introducción de la contratación responsable y la apertura a las pymes es importante en un sector como el de la energía, “como también lo es realizar avances frente al cambio climático y por la calidad del aire”, explicaron fuentes municipales.

Así será el contrato

El nuevo marco contractual, que estará vigente en 2018 y 2019, se dividirá en cinco lotes, lo que permitirá que participen en éstas las pymes. Además, los pliegos establecen que una misma empresa pueda resultar adjudicataria de un máximo de tres lotes. Otro de los aspectos que varían es que se eleva el porcentaje de pago mediante cuotas mensuales desde el 80% al 90%, lo que facilita el acceso a licitadores con menor capacidad financiera.

Y en aras de promover la presentación de más ofertas, el Consistorio amplía los plazos respecto del mínimo legal para facilitar la preparación de propuestas idóneas que aumenten la concurrencia.

Otra de las condiciones que deberán cumplir aquellas empresas que aspiren a ser suministradoras de luz o gas del Ayuntamiento de Madrid es que en el caso de la electricidad, ésta sea de origen 100% renovable, en línea con los compromisos recogidos en el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático. Asimismo, se incorpora el etiquetado de la electricidad como criterio de adjudicación. De esta forma, se clasifica a las empresas comercializadoras en función de las emisiones que produce la energía que venden.

Otra de las novedades consiste en que se dará prioridad a las empresas que muestren su compromiso con la atención a personas en situaciones de vulnerabilidad. Se valorará, entre otros aspectos, la adhesión al convenio entre la Comunidad de Madrid y las empresas comercializadoras de energía eléctrica y de gas para la protección de los consumidores en situación de vulnerabilidad. Los pliegos tendrán en cuenta si las empresas que optan al contrato tienen previsto realizar labores de asesoramiento a estos ciudadanos para ayudarles con medidas de eficiencia energética en sus viviendas.

De hecho, otro de los factores que puntuará a favor de las empresas es que apliquen medidas de eficiencia como es la corrección del factor de potencia, las operaciones de ajuste de potencia contratada a la demanda real y la obligación de disponer de una plataforma para la lectura remota de los contadores de alta tensión.

Proyecto piloto de compra directa de electricidad

 Iniciativa. El Ayuntamiento anunció ayer que para el próximo año está previsto que lance un proyecto piloto de compra directa de electricidad para algunos de sus edificios, prescindiendo de empresas intermediarias y ajustando el consumo exactamente a las necesidades reales.

Diagnóstico. Para llevar a cabo este plan, el Consistorio está desarrollando ya un diagnóstico de los puntos de suministro que pueden incorporarse al proyecto, que deben ser instalaciones con un consumo eléctrico estable y predecible. Así, se calcula que entre cinco y 10 edificios pasarán a formar parte del programa piloto con el que se prevé un ahorro en la factura de la luz del Consistorio cercano al 7%.

Normas
Entra en EL PAÍS