X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Javier Gómez (Aelca): “Hemos valorado la salida a Bolsa, pero no está decidido”

La inmobiliaria pretende invertir entre 150 y 200 millones al año Asegura que en España se debería construir al año entre 40.000 y 50.000 viviendas

Javier Gómez, consejero delegado y cofundador de Aelca.

El nombre de Aelca suena con fuerza como potencial promotora de viviendas que debute a medio plazo en Bolsa. Javier Gómez, cofundador y consejero delegado junto a José Juan Martín, enfría esa vía ya que apunta que no ha llegado todavía el momento de valorarla. Los expertos ven en el desembarco bursátil una salida probable para su principal accionista, el fondo estadounidense Värde Partners, un camino habitual de desinversión entre este tipo de firmas.

Seguiría en esa senda a Neinor Homes (de Lone Star) y a las previstas OPV (oferta pública de venta) de Aedas (Castlelake) y Vía Célere (también de Värde), que están impulsando la construcción de viviendas tras una década de parón en el mundo del ladrillo. El fondo americano adquirió el 75% de Aelca a Avintia hace un año por 50 millones.

¿Cómo explica la adquisición del 75% por parte de Värde?

Aelca demanda bastantes recursos por las oportunidades que hay y, por su parte, Avintia salió aprovechando la situación del mercado donde hay liquidez y fondos comprando promotoras. Värde nos transmite muchísima tranquilidad y operatividad. No tenemos que esperar grandes periodos de tiempo para pasar filtros ni para tomar decisiones. Se posicionan como un socio financiero y nos dejan autonomía en la gestión. Compartimos la estrategia y, aunque los dos fundadores seamos minoritarios en el capital, tenemos una posición de igualdad en la toma de decisiones.

Comparten accionista mayoritario con Vía Célere. ¿Hay estrategia común?

Värde ha apostado por el real estate y por el país. Somos dos proyectos independientes, con recursos e inversores distintos. En el capital de Aelca estamos tanto accionistas nacionales como Värde. En Vía Célere hay una serie de fondos con participación diferente. Se ha enfocado como dos proyectos distintos. Cada uno tiene su recorrido y al final cada uno demanda sus recursos y necesidades.

¿Se podría dar una fusión entre Aelca y Vía Célere?

A día de hoy, no. No hemos hablado con Vía Célere. La fusión no está planteada como alternativa.

¿Qué capacidad de construcción tienen?

Actualmente una cartera de 6.100 viviendas ya que tenemos 2.200 en producción en distintos estados –construcción, entrega y comercialización– y hemos adquirido suelo para unas 3.900 casas. Además, estamos en fase final de cierre de operaciones para otras 2.500 adicionales.

¿Cuánto han invertido en suelo?

En torno a 650 y 700 millones. Hay una parte que va vía accionistas y otra vía financiación.

¿Han conseguido financiación bancaria para adquirir suelo?

No es lo habitual. Las entidades miran mucho la solvencia, las capacidades y la trayectoria del equipo. Tenemos la confianza de los bancos porque hemos hecho las cosas razonablemente bien en los últimos años y confían en el equipo gestor. Tener a un fondo detrás ayuda mucho. El equity está ahí y da más garantías a la hora de financiar.

¿Pero no se supone que tras la crisis del ladrillo los bancos no financian suelo?

No hay una financiación de suelo a origen, pero cuando se lanza el proyecto, comercializamos una parte y se obtiene una licencia, sí nos dan una parte en créditos para solares. Las entidades no financian suelo salvo que el proyecto esté claro desde el punto de vista de gestión urbanística y comercial.

¿Los accionistas minoritarios participan en forma alícuota en la aportación de recursos para la compra de suelo?

Nosotros hemos participado con los recursos de la Aelca que ya teníamos y Värde lo que hace es darnos soporte financiero para coinvertir.

¿Värde les presta?

Sí. Con condiciones razonables. Los dos fundadores seguimos queriendo estar en el capital, pero a la vez deseamos que la empresa crezca. Dado que no tenemos los recursos necesarios a nivel personal para seguir el crecimiento tan importante de la compañía, utilizamos esta vía para invertir en suelo, porque de lo contrario tendríamos que diluirnos.

¿Qué planes de inversión tienen?

Estamos trabajando en un entorno de 150 a 200 millones anuales, pero es verdad que lo haremos en función de cómo evolucione el mercado. Si la inversión en algún momento tiene que crecer, la aumentaremos. Lo que estamos viendo es cada oportunidad de manera singular, sin obligaciones. En el presupuesto de este año está comercializar 1.100 viviendas.

La presencia de Värde en su capital hace pensar en una OPV para que Värde recupere su inversión. ¿Han tomado la decisión?

Visto como está el mercado, es algo que hemos hablado entre los socios. Pero no tenemos una hoja de ruta donde pongamos que en una fecha debemos salir a Bolsa. Es algo que hemos valorado pero no está decidido claramente ni tenemos una fecha, ni un objetivo. Dentro de tres meses, no lo sé.

Estamos en fase final de inversión de suelo para 2.500 viviendas adicionales.

Que Neinor, Aedas, Vía Célere, incluso Metrovacesa, puedan debutar antes, ¿condiciona la decisión de salir a Bolsa?

Creemos que no, porque todos tenían marcada en su estrategia de origen esa hoja de ruta. Nosotros no tenemos prisa porque ellos lo vayan a hacer. Estamos consolidando el proyecto, viendo nuestro negocio como una fábrica o industria, que es lo que no se había hecho antes en este sector, y partir de ahí el mercado dirá. Estaremos expectantes y en función de cómo vaya el mercado veremos si es la decisión adecuada.

¿Hay inconveniente en lanzar la OPV en último lugar?

No le vemos inconvenientes. El mercado inmobiliario de verdad se ha empezado a recuperar en 2015 o 2016 y entendemos que hay una ventana a medio plazo de desarrollo del mundo del real estate. Los inversores dicen que la salida a Bolsa de Neinor fue pequeña, que normalmente buscan tiques más grandes. Es verdad que Neinor se ha anticipado y ha marcado el camino para el resto. Entiendo que los demás hayan querido acelerar en vista de que esa salida ha ido muy bien.

¿Cuántas viviendas cree que deberían construirse en España sin caer en una nueva burbuja?

Entre 40.000 y 50.000 viviendas es lo que debería manejarse, por la demanda actual y la capacidad productiva de construcción. Si los cuatro o cinco grandes operadores estamos hablando de hacer 3.000 viviendas al año cada uno, quedan otras 25.000 o más, demasiado hueco para el resto.

¿Hay burbuja en vivienda y suelo?

Los precios se han incrementado. No se puede hablar en general, porque hay mucho micromercado. Hay dos factores clave para detectar si hay burbuja, y no estamos en esa situación: el empleo y el crédito al cliente y del suelo por parte de los bancos. Hoy no se financia suelo a lo loco. Se está encareciendo más el de menor valor absoluto, donde entran los jugadores locales pequeños. Pero hay que recordar de dónde venimos. Si el precio ha caído un 70% o un 80%, con un alza del 15% todavía está muy lejos de donde venimos.

Archivado en:

Y además:

Outbrain