Popular se desploma en Bolsa y perfora sus mínimos históricos

El banco baraja dos escenarios: fusión o ampliación de capital

Saracho estaría valorando vender a precio de derribo

Sucursal de Banco Popular
Sucursal de Banco Popular

Banco Popular no encuentra freno para su caída en Bolsa. Después de concluir el miércoles con un descenso del 6,3%, este jueves se deja en torno al 14% y revalida sus mínimos históricos. Las acciones de la entidad caen a los 0,5 euros.

El nuevo desplome se produce después de que Reuters publicase este miércoles que las autoridades comunitarias han advertido de que Popular podría ser intervenido si no se alcanza un acuerdo de venta. De hecho, la agencia afirma que la presidenta del MUR, Elke König, habría emitido una “alerta temprana” sobre el banco, lo que implica una vigilancia cercana al banco español ante un posible rescate en caso de no encontrara un comprador.

Esta posibilidad ha sido rechazada en varias ocasiones por el ministro de Economía español, Luis de Guindos, que descarta un rescate estatal. El banco que preside Emilio Saracho, mientras, recibirá las ofertas vinculantes para su compra a lo largo de junio, frente a la opción inicial de remitir las ofertas antes del 10 de junio.

Para atajar las dudas, y lograr más tiempo, el presidente de Banco Popular, Emilio Saracho, junto al consejero delegado de la entidad, Ignacio Sánchez-Asiaín, se reunirán el próximo martes con directivos del Banco Central Europeo. 

Ante las dudas, la volatilidad se ha adueñado de la entidad. Hasta las 10 de la mañana los inversores habrían intercambiado más de 46,6 millones de acciones del banca por importe de 26,4 millones. Esto lleva Popular ha convertirse en el valor más negociado del mercado español.

Ante la falta de un interés claro por parte de ninguna entidad, no hay una solución para acabar con las dudas sobre la entidad y el banco sigue barajando tres escenarios posibles: la fusión con otra entidad, que se mantiene como la opción más deseada y una ampliación de capital. Además, mantiene la política de venta de negocios no estratégicos que ya puso en marcha el año pasado. A principios de mayo anunció la venta de su filial financiera por 39 millones a Abanca y hoy, antes de la apertura de la sesión Popular comunicaba la venta a su socio Credit Mutuel del 48,98% que mantenía en Targobank por 65 millones, tal y como ha avanzado hoy CincoDías.

El mes pasado Popular afirmó que había recibido muestras de interés por un par de entidades españolas. De hecho, el banco se encuentra a día de hoy en pleno proceso para su venta. JPMorgan es el encargado de llevar a cabo esta subasta en la que de momento se han interesado Bankia, Santander y BBVA.

Inicialmente el precio que barajaba el mercado para su venta era de 1,2 euros por acción, pero parece que este valor es casi imposible de lograr. El diario ABC publica hoy que el precio al que podría estar dispuesto a venderse la entidad serían 0,55 euros.

Normas