El lento retorno de la Juventus a la élite económica del fútbol

En 2006, solo 66 millones le separaban de los ingresos del Madrid

Un descenso y nueve años sin ganar una liga le alejaron de los grandes

Real Madrid y Juventus tienen varias cosas en común. La primera, la más evidente, es que ambos se disputarán la Liga de Campeones este sábado en Cardiff, reeditando la final que les enfrentó en 1998. Pero además, han ganado el mismo número de ligas: 33. Por sus dimensiones dentro de sus países, sus semejanzas son mayores que sus diferencias. Por sus características empresariales, los puntos en común desaparecen. El Madrid es un club deportivo. La Juve, una sociedad propiedad de la familia Agnelli y con un 26% del capital cotizando en Bolsa.

En la cuenta de resultados las diferencias son abismales. Mientras que el Real Madrid es, junto al Manchester United y el Barcelona, el equipo que más ingresos anuales obtiene, 620 millones la pasada temporada, la Juventus se mantiene en un segundo escalón. Ingresó 388 millones de euros en la campaña 2015/2016, un 37% menos de lo que es capaz de ingresar el club blanco. Aún así, es el mejor dato de la historia de los italianos, que desde 2011 ven crecer su volumen de negocio a dobles dígitos, y poco a poco recortan diferencias con los más ricos. Según el informe Football Clubs’ Valuation de KPMG, su valor en el último año ha crecido un 24%. No les ha resultado fácil.

La fotografía actual es muy diferente a la de hace justo hace diez años. La temporada 2006/2007 la disputó en segunda división, pese a ganar la liga anterior. Las autoridades italianas destaparon el Moggigate, también llamado Calciopoli, en el que se demostró que el entonces director general de la Juventus, Luciano Moggi, estaba en el centro de una trama corrupta en la liga italiana, que también salpicó a Milán, Fiorentina y Lazio. Moggi imponía las designaciones arbitrales para los partidos de su equipo, sobornando a colegiados para que sus decisiones les favorecieran. Por ello, la Juve fue desposeída de los títulos de las temporadas 2004/2005 y de la 2005/2006, y fue descendida a segunda. Entonces, facturaba 226 millones de euros, apenas 66 menos que el Real Madrid.

Desde ahí, la brecha no hizo más que crecer por el continuo crecimiento del conjunto blanco, y también por el estancamiento del club turinés, al que le coincidió la marcha de su estadio hasta entonces, Delle Alpi. Durante cinco temporadas compartió campo con el Torino, donde cabían 30.000 fans.

El periplo en segunda solo duró un año, pero su facturación se resintió, bajando a 187 millones. Pero los siguientes también fueron de gran irregularidad. En su retorno a la máxima categoría consiguió clasificarse para la Liga de Campeones, algo que repitió el año posterior. La participación en el torneo continental fue el motor para levantar la facturación, hasta los 240 millones en la 2008/2009.

Higuaín y Dybala, celebrando el título de liga recién conquistado.
Higuaín y Dybala, celebrando el título de liga recién conquistado.

Los dos años siguientes decayó hasta los 172 millones de la 2010/2011, fruto de una pobre temporada europea:eliminados en la primera fase de Europa League. Los ingresos televisivos cayeron un 33%, y la taquilla apenas le reportaba 11 millones. Ese año, la Juventus registraba 95 millones de pérdidas y ocho años sin títulos. Mientras, el Real Madrid facturaba 480 millones

En 2011 comenzó una nueva etapa. La Juve estrenó estadio, con capacidad para 42.000 personas. Los ingresos relacionados se multiplicaron por tres. No jugó en Europa, pero por fin consiguió ganar la liga, lo que elevó un 23% los ingresos comerciales. Desde ese año, ha ganado todos los títulos ligueros, con la consiguiente participación en Champions. En ella ha encontrado una mina:cada año se asegura una media de 60 millones de euros, llegue a la final o caiga en octavos.El 40% de los ingresos que reparte la Uefa entre sus participantes procede del market pool, una cantidad variable definida por el valor de cada mercado televisivo. Italia es el segundo, pero solo tres de sus clubes tienen derecho a jugar la Champions. Más dinero para menos equipos, y de ellos la Juve es la que más tajada saca. Pase lo que pase el sábado, será el que más ingrese de la competición.

Desde 2015 es club de Adidas, que le paga 24 millones anuales. Acumula dos años en beneficios, y en el primer semestre del ejercicio ya ha generado el 80% de toda la facturación del anterior gracias al traspaso de Pogba. Gane o pierda, será otro año para recordar.

Normas