Tecnología

Transformación digital sin discriminar a las mujeres

Los expertos señalan que el cambio tecnológico debe llevar implícita la diversidad social y de género

Más del 40% de las empresas no encuentran perfiles para cubrir los puestos técnicos

Tranformación digital
De izquierda a derecha, Gloria Ortiz (Bankinter), Almudena Román (ING Direct), Sofía Rodríguez (BBVA) y Dolores Pescador (Santander) y Mercedes Payá (Atos).

El hecho de que la economía digital crezca hoy día más que la economía analógica es un hecho que debe trazar el camino a seguir. También parece relevante, en opinión de Rafael Doménech, director de análisis macroeconómicos de BBVA Research, el hecho de que la transformación tecnológica y digital dé respuestas a problemas, como el desempleo, o soluciones a la baja productividad o el envejecimiento de la población en España. A esto se añade que más del 40% de las empresas españolas no encuentran perfiles para cubrir los puestos tecnológicos que se demandan, dato que contrasta, señala Doménech, con el nivel de desempleo del 18% que vive este país. “Aquellas regiones más adelantadas en este proceso, por ejemplo, con el uso de robots, como Japón o Corea, tienen las tasas de desempleo más reducidas”, afirmó el portavoz de la entidad financiera, que ayer participó en un desayuno sobre Consejeras en la era digital, organizado por Atos, empresa internacional de servicios de tecnologías de la información.

En la jornada también intervino el secretario de Estado de la Sociedad de la Información y la Agenda Digital, José María Lasalle, quien defendió la constitucionalidad digital de España. Porque “el progreso tecnológico no será completo sino es social, político y cultural”, añadió. En este sentido, ahondó en la necesidad de avanzar en la feminización de las áreas tecnológicas de las empresas, ya que tan solo el 25% de los puestos de liderazgo están ocupados por mujeres. Por ello, el secretario de Estado reclamó rebajar la testosterona digital que invade las organizaciones, como herencia del pasado. “La cultura digital ha de ser transversal, abierta e inclusiva, los líderes tecnológicos son también líderes económicos, a los que se debe exigir que también lo sean desde el punto de vista social”. También se preguntó José María Lasalle, ante más de un centenar de profesionales y directivas, por qué las carreras técnicas son tan poco atractivas para las mujeres, y apuntó a la necesidad de realizar cambios y estímulos en la enseñanza a edades tempranas. “Debemos repensar los valores de la nueva era digital. La innovación, que es creatividad, exige diversidad”, añadió Lasalle, que apuntó como clave de futuro la necesidad de “incorporar más complejidad”, con el fin de que “el nuevo paradigma tecnológico se convierta en cómplice de la discriminación de género”. Es más, el cambio digital para que sea una auténtica revolución exige responsabilidad y ética. “Es el momento de resetear, estamos ante una oportunidad histórica para tener una gran influencia entre los nativos digitales”, concluyó el secretario de Estado.

De liderazgo femenino también se habló en la mesa redonda, moderada por Mercedes Payá, directora de ventas de Atos, en la que participó Almudena Román, directora general de ING Direct, quién afirmó no ser partidaria de las cuotas, “pero no podemos renunciar al 50%del talento”. En este sentido, señaló que en la entidad financiera de origen holandés se rige por los parámetros de la meritocracia y de la flexibilidad. De competitividad digital habló Gloria Ortiz, directora de digitalización de Bankinter, quién aseguró que es necesario seguir siendo competitivos, desarrollando capacidades dentro de la economía 4.0. “La eficiencia y la productividad es importante, sobre todo con la aparición de nuevos competidores. Por ello, el proceso de transformación debe ser dinámico, con un plan de proyectos, así como con un replanteamiento de los modelos de negocio”, afirmó Ortiz, que a su vez defendió, debido a la complejidad que viven hoy día las organizaciones, no perder el espíritu emprendedor.

Por su parte, Dolores Pescador, directora de sector público de la división de banca privada del Grupo Santander, el futuro pasa por ser innovadores pero ofreciendo al cliente el servicio al que estaba acostumbrado. “Tenemos que tener un ojo en el retrovisor y con el otro seguir mirando hacia adelante”. Por último, la directora de marketing digital de BBVA, Sofía Rodríguez, señaló que la prioridad de las empresas, antes de emprender cualquier otro cambio, es pensar en digital desde el principio. Y después innovar,

Normas