Las ‘apps’ de GPS y emergencia que prefieren los moteros

Permiten compartir rutas con otros conductores

Detectan posibles accidentes mediante los sensores del móvil

Empieza a haber 'apps' específicas para motos.
Empieza a haber 'apps' específicas para motos.

El mundo de las motos empieza a tener aplicaciones propias, tanto para seguir y compartir rutas con otros usuarios como para lo más importante: la seguridad y la respuesta a emergencias.

Una de estas aplicaciones es GasBiker. A su creador, Andrés Muñoz, se le ocurrió la idea por un motivo desgraciado: en octubre de 2015 tuvo un accidente con su moto en el campo y estuvo aislado tres horas sin poder avisar a nadie porque no había cobertura telefónica. “Se me dislocaron los hombros y me los tuve que colocar yo mismo”, dice.

Con la aplicación, que funciona con GPS, no habría tenido problemas de cobertura. Además, gasta muy poca batería del móvil: envía la ubicación solo cada cierto tiempo, no de manera continua. “Cuando se produce el accidente sí hay un gasto mayor”, añade su creador.

Los usuarios pueden formar grupos para compartir sus rutas y asistirse mutuamente en situaciones de accidente. En cualquier caso, cuando se produce la alarma, llega al centro de control de la app. Para que se produzca el aviso, los sensores del móvil deben registrar un movimiento brusco y sospechoso que pueda corresponder con un accidente.

A partir de ese momento, el centro de control comprueba si el usuario (su móvil) está parado o sigue en movimiento, para descartar falsos positivos; y si está quieto, intenta ponerse en contacto con él para comprobar que ha sufrido un accidente.

Si no consigue comunicarse con él, lo intenta con los contactos preestablecidos por el propio usuario, como su madre o algún familiar. “Hasta que sepamos lo que ha sucedido no podemos avisar a un ente oficial”, aclara Muñoz.

GasBiker ha contactado con aseguradoras para posibles acuerdos de cobertura de accidentes. “Pero ellas tampoco podrían llamar a emergencias sin saber a ciencia cierta qué ha pasado”, resalta el creador.

Lanzada el pasado septiembre, ya tiene más de 15.000 usuarios en el mundo, que han recorrido más de un millón de kilómetros con ella. “Hemos resuelto más de un accidente, gracias a moteros que han acudido al lugar y han rescatado a sus compañeros”, destaca.

Por el momento, es gratuita. “Estamos trabajando en otras utilidades y cuando tengamos un mercado más amplio desarrollaremos el modelo de negocio”, explica Muñoz, que acaba de licenciarse en Derecho, aunque por ahora se dedica exclusivamente a la app.

Hoy mismo sale al mercado otra aplicación, BillyGoatGarage, que aún no tiene activada la opción de rescate en accidentes y que en la actualidad se centra en el GPS gratuito y en sugerir rutas para ir en moto, así como en compartirlas con otros moteros, por si quieren unirse a ellas en la vida real.

Alain Fernández, responsable de operaciones de la app, destaca que gasta poca energía, porque “la ruta se descarga en el móvil y a partir de ahí la aplicación siempre se ejecuta en local”. Cuando el recorrido termina, se vuelve a conectar a la red para sincronizarse.

La opción Sígueme, que permite compartir la ruta en tiempo real con una persona de confianza, sin embargo, sí que gasta más batería del móvil, al estar sincronizada en todo momento.
BillyGoatGarage, además, da puntos por completar rutas, que se podrán canjear por gasolina o accesorios todavía por definir, indican desde la compañía.

Además de las específicas para los vehículos de dos ruedas, los moteros suelen utilizar otras que se usan también en coches, como TomTom, CoPilot GPS y Waze.

Puntos de vista

-Coches. Los sistemas de aviso a emergencias instalados en coches avisan inmediatamente al 112. A partir de 2018 todos los coches que se fabriquen deberán llevar el sistema eCall, aprobado por el Parlamento Europeo. Para las motos no será obligatorio.

-Moteros. Juan Manuel Reyes, presidente de la granadina Asociación Mutua Motera, señala que este tipo de aplicaciones utilizan la batería del móvil y no la de la moto, que es bastante menos potente que la del coche y se gasta mucho más rápido.

-DGT. La Dirección General de Tráfico considera válidas las aplicaciones de GPS o rescate siempre que no se manejen durante la conducción y no tengan inhibidores de radar.

Normas