Mercados

¿Es hora de comprar tras la peor semana del Ibex desde noviembre?

Los gestores defienden que las valoraciones siguen siendo atractivas para invertir

El selectivo aún cae el 32% desde sus máximos históricos

Ibex Ampliar foto

La campaña de resultados del primer trimestre toca a su fin con más luces que sombras para las empresas españolas y el altísimo riesgo que suponía una victoria de Marine Le Pen en las presidenciales francesas ha quedado desactivado. A estas alturas del año, el Ibex ha salvado dos grandes obstáculos y se ha anotado un alza fulgurante que muchos habían previsto para el conjunto del ejercicio, incluso a pesar de que la semana concluye con un descenso de más del 2%, en su peor semana desde noviembre. Ha sido el momento para la toma de beneficios, a la que también ha contribuido la decepción ante algunos resultados –como los de Telefónica o Dia– y aun así, el Ibex mantiene un alza en 2017 del 16,5%, con lo que se mantiene como la Bolsa europea más rentable.

El selectivo español había superado recientemente los 11.100 puntos, niveles que no se recordaban desde agosto de 2015, tras lo que la Bolsa española se ha tomado un respiro. Los expertos coinciden en que el Ibex había subido a gran velocidad, con los bancos disparados, y consideran lógico un posterior descenso. De hecho, la opinión generalizada es que la Bolsa está en tendencia alcista y volverá a subir, con lo que los últimos retrocesos bien pueden ser la oportunidad de ir tomando posiciones de cara a la siguiente subida. En definitiva, de revisar la apuesta sobre qué valores serán el motor de futuros ascensos.

“La idea del crecimiento económico de España está bastante asentada para este año y el próximo”, explica Gonzalo Lardiés, gestor de Bolsa española de A&G Banca Privada. La apuesta mayoritaria de los gestores es por los valores cíclicos, los que están en mejor posición de sacar partido del crecimiento económico, como los bancos y las compañías industriales. Pero tras la fulgurante subida bursátil en lo que va de año, con revalorizaciones que superan el 30% en valores como CaixaBank o Sabadell, ¿cuál es el potencial que le queda aún al Ibex? ¿Qué valores van a ser los protagonistas de las futuras subidas? ¿Está la Bolsa demasiado cara?

La respuesta de los expertos es que el potencial sigue ahí y que, a pesar de la intensidad de la revalorización, los grandes valores del Ibex están relativamente baratos, al menos si se mira a la Bolsa española con perspectiva global y si se piensa en los máximos históricos. “No hay grandes chollos entre los grandes valores pero también es cierto que no existe la idea de que hayan ya dado todo de sí y haya que buscar nuevas oportunidades en los pequeños valores”, explica Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities. De hecho, frente al alza del 16% del Ibex en el año, el índice de valores medianos gana apenas el 9%.

Los grandes valores del Ibex están relativamente baratos, si se mira a la Bolsa española con perspectiva global y si se piensa en los máximos históricos.

José Ramón Iturriaga, gestor del fondo Okavango de Bolsa española de Abante, explica que los resultados empresariales, “mucho mejores que los de otros mercados de países desarrollados” y el hecho de que haya quedado enterrada definitivamente la posibilidad de ruptura del euro tras las elecciones francesas han servido para “cerrar las enormes distorsiones en las valoraciones que se habían generado en los últimos años”. En definitiva, las valoraciones de mercado habían caído mucho durante la dura crisis económica, lo que ha abonado el terreno para el rally.

“Sin embargo, las atractivas valoraciones siguen siendo el mejor argumento”, sostiene Iturriaga y añade que a pesar de que la subida ha sido fuerte desde los mínimos del año pasado –el Ibex remonta el 42% desde el brexit–, “en muchos casos los precios actuales siguen teniendo un considerable potencial de revalorización”, añade el gestor. El PER estimado para el Ibex este año es de 15,5 veces, según el consenso de Facstet, aún por debajo de la media histórica de 16,4 veces de los últimos 20 años.

En Santander, un valor determinante en la marcha del Ibex, el PER estimado para este año es de 12,9 veces, frente al PER 14 de media de los últimos cinco añois. Y para Telefónica, el PER estimado para este año de 13,9 sigue siendo inferior al 14,3 de la media de los últimos cinco años, según FactSet. El Ibex ha recuperado niveles de hace casi dos años pero queda aún muy lejos de los máximos históricos de noviembre de 2007, en los 15.945,7 puntos.

Ratios bursátiles tales como el precio objetivo, el PER (número de veces que el precio en Bolsa está contenido en el beneficio), el precio sobre el valor en libros o la cotización sobre el ebitda son una guía para valorar qué compañías están más baratas. Y si bien un bajo nivel de precios puede suponer una oportunidad atractiva de compra, también es cierto que lo barato es caro. “Siempre hay una razón de por qué un valor está barato”, advierte Lucas Maruri, analista de renta variable de Gesconsult.

La búsqueda de valores relativamente baratos frente a sus rivales del sector y con potencial de subida es por tanto clave para lograr una inversión rentable, si bien no existe una variable única ni infalible que garantice las ganancias. Para Virginia Pérez, responsable de renta variable de Tressir, el análisis técnico es una referencia de peso para elegir el momento de entrada en un valor “pero siempre después del análisis detallado del negocio”. “La Bolsa española es la que más ha corrido en Europa y puede seguir subiendo, aunque lo lógico ahora sea recoger beneficios. Buscamos compañías con buenas perspectivas y también con cierto descuento”, explica Maruri. 

El Ibex ha recuperado niveles de hace casi dos años pero queda aún muy lejos de los máximos históricos de noviembre de 2007.

El experto explica que, en el caso de los bancos, el dato del precio sobre valor en libros es una de las referencias más valiosas para determinar hasta qué punto un valor está barato. “Los ingresos de un banco pueden ser variables y el balance queda reflejado en el valor en libros”, explica, citando además la importancia de partidas como el margen de intereses o los ingresos por comisiones. “La banca es fundamental para prolongar el alza del Ibex. El sector está sobrecomprado, con mayor riesgo de corrección a corto plazo”, apunta Fernández-Figares, para quien la banca europea sigue barata en comparación con la estadounidense. “El sector bancario es una apuesta por la recuperación económica, puede ser interesante aprovechar los recortes para entrar”, añade.

Para Jaume Puig, director general de GVC Gaesco Gestión, el momento actual ofrece oportunidades claras de revalorización, aunque no considerando solo los multiplicadores bursátiles clásicos sino según el modelo de valoración de la gestora. “Nuestra valoración es por flujos de caja y vemos valores en el Ibex con potenciales superiores al 50%. La gestora compra empresas muy por debajo de lo que valen en la idea de que esa brecha se cierre en el plazo de entre dos o tres años. Ahora sucede que esa brecha se está cerrando muy deprisa”, afirma. Hasta el punto de que la revalorización contemplada para el medio plazo podría consumirse en mucho menos tiempo.

“Ahora es más difícil sacarle partido a la mejora del ciclo económico por todo lo que ha subido el mercado, pero sectores clave para el alza del Ibex aún deberían poder hacerlo bien”, resume Gonzalo Lardiés.

Normas