Todo lo que no te puedes perder de Cardiff en la Champions

La capital galesa, donde se disputará la final de la Champions, es una ciudad acogedora, fiestera, coqueta y con una variada oferta cultural y de ocio

Cardiff
Estadio Nacional de Gales, donde el sábado 3 de junio se disputará la final de la Champions League entre el Real Madrid y la Juventus. Visit Wales

Road to Cardiff se acabó. El largo camino hacia la final de la UEFA Champions League terminó y la gloria se la disputarán Real Madrid y Juventus. En el país de los castillos, Gales, se sentirá como un rey si su equipo alcanza la Orejona –el trofeo de la Copa de Europa– y si no, también porque los galeses presumen de un gran espíritu deportivo.

El partido se celebrará en una de las catedrales del rugby, el Millennium Stadium, y en este deporte la rivalidad se queda en el césped. Coqueta, acogedora y fiestera, Cardiff está lista para acoger a merengues y bianconeri.

Apenas faltan 23 días para coronar al rey de Europa y serán muchos los aficionados que viajarán a Cardiff para presenciar la final del 3 de junio. Si piensa desplazarse a la animada capital galesa tendrá muchos alicientes para matar el tiempo y los nervios antes del partido.

Para situarse y localizar los principales sitios de un vistazo puede tomar el bus turístico (15,50 euros adultos y 9,50 los niños). Un billete con el que podrá subir y bajar 12 veces –tantas como títulos europeos puede conseguir el Madrid– durante 24 horas.

El viaje le llevará hasta el precioso muelle de la bahía de Cardiff o hasta el más famoso castillo de la ciudad (el castillo de Cardiff), de estilo gótico, y con el que se topará en pleno centro de la capital.

Castillo de Cardiff
El castillo de Cardiff. Cinco Días

Desde los restos de la antigua muralla romana se divisa una espectacular vista del castillo con los cuatro mástiles del estadio asomando por detrás.

Otra parada obligada es el Museo Nacional, ubicado en un impresionante edificio art déco.

En este trayecto ya habrá podido tomar el pulso a una ciudad llena de universitarios y multicultural –allí viven y se divierten 25.000 estudiantes, distribuidos en tres universidades–; se habrá percatado de sus bonitas galerías comerciales y arcadas de la época victoriana; habrá fichado tiendas –algunas de fama internacional donde podrá comprar icónicas camisetas o música y antiguos discos de vinilo–, bares y cafés.

Los más sibaritas y modernos se sentirán como pez en el agua en el sofisticado distrito de Mermaid Quay, en la bahía y muy cerca del centro. En el renovado puerto está el modernísimo edificio del Wales Millenium Center, un referente cultural donde se celebran óperas, conciertos y otros espectáculos en directo.

Muy cerca se ubica el Pierhead Building, el edificio más emblemático de Cardiff, fácilmente reconocible por su fachada roja, actual museo de historia y antigua sede de la Asamblea Nacional.

Pierhead
El edificio Pierhead. Cinco Días

Pero Cardiff y sus alrededores también tienen mucho que ofrecer al visitante, desde bucólicos paisajes a pueblos como sacados de un cuento medieval o escenarios fantasmagóricos. Uno de estos es la antigua abadía de Tintern en la localidad de Satlmills, en el suroeste de Gales.

Las impresionantes ruinas de este antiguo monasterio cisterciense del siglo XII y estilo neogótico le invitarán al recogimiento y a hacer cábalas sobre las posibilidades de su equipo, en total comunión con piedras milenarias o, llegado el caso, a vagar como alma en pena entre sus arcos y un melancólico paisaje si el resultado del partido ha sido adverso para sus colores.

En el sur del país, cerca de la capital, está también el castillo de Caerphilly, en la pequeña localidad del mismo nombre. Esta enorme fortificación normanda del siglo XIII es el castillo más grande de Gales y el segundo en tamaño de Reino Unido tras la residencia real de Windsor.

Si tiene tiempo se hartará de ver castillos en este pequeño país, ya que entre sus fronteras atesora 640.

De vuelta a la ciudad, tenga o no entrada para la final, dese un tiempo para visitar el precioso estadio, rebautizado como el Principality Stadium, tras el multimillonario contrato firmado por el patrocinador de la selección galesa de rugby (para la UEFA simplemente el Estadio Nacional de Gales).

Millennium Stadium
Panorámica de la ciudad y del Millennium Stadium. Visit Wales

El campo, con capacidad para 74.000 espectadores sentados y un modernísimo techo retráctil, es uno de los iconos de la ciudad. Está prácticamente en el centro y al lado del río, su estructura imita la forma de un barco con cuatro mástiles y es el auténtico templo del rugby, aunque ahí también juega la selección de fútbol.

La visita guiada (unos 14 euros adultos y 11 los niños), de lunes a domingo salvo días de partido, incluye, entre otros, un recorrido por las gradas, el túnel de acceso al campo, vestuarios, donde se exponen las camisetas de los jugadores galeses –le permitirán hacerse fotos con la de su estrella favorita–, sala de trofeos y sala de prensa.

En la tienda podrá comprar artículos de merchandising de rugby o de fútbol y, en una sala anexa, disfrutar de un documental donde se narran las hazañas de Gales en el torneo de las Seis Naciones, donde este pequeño país es una potencia.

Como curiosidad, en el rugby, y a diferencia del fútbol, las aficiones están juntas y las victorias también se celebran en hermandad. En el ritual de este deporte, sea cual sea el resultado, los jugadores están obligados a pasar por el vestuario del otro y tomarse algo juntos.

No tendrá problemas para desplazarse a pie por Cardiff –aunque también puede alquilar una bicicleta desde unos 8 euros al día– y, si se pierde, solo tiene que mirar en dirección al castillo para ubicarse. La principal arteria es la animada Mary’s Street, llena de bares y lugares de ocio y centro de peregrinación de los aficionados los días de partido. Uno de los bares más famosos de la hinchada local es el Borough con su fachada roja. Las calles adyacentes al campo se cortan al tráfico los días de partido.

Borough
El célebre bar Borough. Cinco Días

El Madrid saltará al campo siendo el equipo que más títulos tiene (11), frente a la Juve que solo tiene dos; el primero que llega a dos finales consecutivas en el nuevo formato de la Champions League y siendo el equipo que más finales ha jugado y menos ha perdido en toda la historia del campeonato (15 jugadas y 11 ganadas), frente a la squadra de Turín que es la que más finales ha perdido.

La Vecchia Signora sueña con vendetta tras la última final jugada contra el Real Madrid en 1998. Fue el partido de la Séptima para los blancos.

#NosVemosEnElElevensBar

Todas los aficionados al fútbol tienen su bar favorito para seguir, a falta de entradas, los partidos por la tele. Serán muchos los seguidores del Madrid y la Juve que acudirán a Gales sin entrada, pero en Cardiff no les faltarán ni bares ni ambiente para no perderse un solo pase de las estrellas.

Los del Madrid tienen ventaja. Muchos fans se reunirán en el Elevens Bar & Grill, el bar de Gareth Bale. El once blanco y de la selección galesa inauguró local el pasado viernes en el número 15 de Castle Street, a solo cien metros del estadio.

Un ambiente moderno y acogedor, con múltiples pantallas, ideal para picar algo y tomar una pinta de cerveza mientras se disfruta el partido; celebra la victoria o ahoga las penas en caso de derrota. En cualquier caso, estará rodeado de vikingos al grito de #VamosRealHastaElFinal.

Los madridistas jugarán como visitantes en Cardiff, cambiarán su tradicional equipación blanca por la morada. La suerte y el reglamento así lo han querido, pero tendrán el aliento de la ruidosa afición galesa, que aunque son más de rugby que de fútbol, tendrán a uno de los suyos, la locomotora de Gales –Bale–, jugando en casa.

Guía de viaje

Millennium Stadium
Vestuario del Millennium Stadium, donde se exponen las camisetas de los jugadores galeses. Cinco Días

• Cómo ir. Iberia llevará al Real Madrid a Cardiff y ha programado 30 vuelos especiales entre el 2 y el 4 de junio para facilitar los desplazamientos de los aficionados. En total ofrecerá más de 6.500 asientos que se suman a la oferta de su filial, Iberia Express. La low cost que tenía programados para este verano dos vuelos semanales –jueves y domingos- ha adelantado sus operaciones al 1 de junio y sorteará dos billetes para el vuelo de ese día. En el concurso se podrá participar hasta el 16 de mayo. Más información en Iberiaexpress.com.

• Precios. Si no había reservado vuelo para Cardiff, a estas alturas olvídese de tarifas baratas, el precio medio está ya en unos 300 euros desde distintas combinaciones de viaje y diferentes ciudades españolas, según el buscador multitransporte Gopili. La capital galesa está a poco más de dos horas en tren de Londres y esta puede ser otra alternativa de viaje. Rumbo propone volar a Birmingham o a Londres y desde allí tomar un tren. El billete desde Birmingham cuesta unos 28 euros y desde Londres unos 32 euros.

• Comer y dormir. Cardiff cuenta con oferta para comer y dormir para todos los bolsillos. Si quiere sentirse como en casa pruebe el excelente Asador 44 en Quay Street. Más información sobre País de Gales en VisitBritain.com.

Normas