Asamblea anual del IEF

El 75% de las grandes empresas prevé vender más y crear empleo en 2017

La mitad de las multinacionales augura que elevará su inversión este año

Rajoy descarta rebajas impositivas en el impuesto de Sociedades

Mariano Rajoy, durante un congreso del Instituto de la Empresa Familiar. Fotografía de archivo.
Mariano Rajoy, durante un congreso del Instituto de la Empresa Familiar. Fotografía de archivo.

El Instituto de Empresa Familiar, que engloba a cien de las mayores compañías de España (su facturación equivale al 16% del PIB), ha presentado las mejores perspectivas de empleo, ventas e inversión desde que se inició la recuperación. En la clausura de la asamblea anual del IEF, que cumple 25 años, el organismo presentó los resultados de una encuesta realizada a sus socios, que dan una puntuación de 5,88 puntos sobre 9 puntos a la situación económica actual, la más elevada desde 2013, año en el que comenzó a realizar esa encuesta (el suelo se tocó precisamente ese ejercicio, con 2,6 puntos).

Las empresas que integran ese organismo, entre las que se encuentran Prisa, Planeta, Mercadona, Acciona o Barceló, entre otras, se muestran optimistas en las previsiones para este año y para los tres próximos. El 79% de las compañías prevé que su cifra de negocio será mayor este año que en el anterior y el 80% augura que las ventas también serán superiores en tres años a la cifra registrada en 2016. La mejora del negocio también tendrá un impacto directo en el empleo y en la inversión empresarial. El 50% de las firmas consultadas augura que tendrán más trabajadores en plantilla a finales de este año y un porcentaje similar (un 47%) prevé que también será así dentro de tres años. En el indicador en el que no se han producido cambios es en la inversión, ya que los porcentajes de respuestas son iguales en 2016 y 2017: el 75% prevé elevar su inversión y el 25% no lo hará.

En la clausura de la asamblea anual del IEF, el presidente del Ejecutivo Mariano Rajoy se mostró igual de optimista que los empresarios respecto al futuro de la economía española, siempre y cuando no se produzcan virajes en la política económica iniciada en 2012. “Tenemos que mantener el compromiso con la consolidación fiscal, hay que mantener las reformas que se han hecho y que han funcionado (en clara alusión a la reforma laboral) y culminar las reformas estructurales que quedan por hacer”, ha apuntado durante su intervención, en la que repitió con insistencia que el Ejecutivo que preside está en minoría, lo que dificulta los acuerdos. Si esa hoja de ruta se cumple y no se producen distorsiones exógenas como el Brexit, Rajoy ha vaticinado que el PIB español crecerá una media de 2,5 puntos al año hasta 2020, la tasa de paro bajará al 11,2% de la población activa en ese ejercicio, en el que también se rozará el equilibrio presupuestario. “La deuda pública se reducirá siete puntos porcentuales y habrá superávit corriente otros cuatro años, llegando a una serie de ocho años consecutivos”, ha asegurado. Todo ello llevaría a que el déficit público baje del 3% en 2018, con lo que abandonaría el procedimiento de déficit excesivo.

En el turno de preguntas, los empresarios le preguntaron a Rajoy por la ausencia de novedades fiscales en la presión fiscal este año y si habría alguna en el corto plazo, en clara alusión a la subida de 8.000 millones de euros que se aprobó a finales del pasado ejercicio en el pago fraccionado del impuesto de sociedades. Rajoy enfrió las expectativas empresariales. “Tenemos una presión fiscal del 33,6% del PIB en España. Es más baja que la de Francia, Italia, Alemania y Holanda. Respecto al tipo del impuesto de sociedades, el tipo nominal (25%) está en el momento más bajo de su historia. La única posibilidad de reducir impuestos es que haya crecimiento económico y empleo”, ha concluido.

El presidente del IEF, Ignacio Osborne, reclamó a Rajoy un pacto por la educación, una simplificación del marco regulatorio y someter a todos los entes públicos a auditorías para mejorar la gestión de lo público.

Normas