altavoces de grafeno

Altavoces de grafeno, la revolución que utiliza el calor para reproducir sonido

Reducirá el tamaño de los altavoces y no utiliza partes móviles

Seguro que muchos de vosotros habéis escuchado hablar de este revolucionario material, el más flexible, resistente y conductor que haya descubierto la ciencia. Y como ya sabéis su utilización va a revolucionar completamente el concepto que tenemos de la tecnología, por las espectaculares aplicaciones que tiene este nuevo material en ese segmento. Y otra de las revoluciones que podría propiciar el grafeno sería la de los altavoces, que podrían cambiar completamente el concepto clásico que tenemos de ellos. Todo gracias a una investigación de científicos de la Universidad de Exeter, que han conseguido desarrollar una tecnología que revolucionará la forma de reproducir sonido.

Utiliza el calor para reproducir sonido

Actualmente la tecnología de altavoces tradicional necesita de una membrana y un cierto espacio a su alrededor para poder reproducir sonido, y sólo los altavoces más pequeños son capaces de hacerlo sólo con la energía del conector minijack. La tecnología que actualmente utilizan la mayoría de altavoces cuenta ya con un siglo de antigüedad, y como sabéis necesita que estos tengan un cierto tamaño para ofrecer una calidad de sonido aceptable. Pero el grafeno podría cambiar completamente esta tecnología y ofrecer una auténtica revolución en el concepto que tenemos de altavoz.

Altavoz grafeno

La tecnología desarrollada por la Universidad de Exeter ha conseguido reemplazar los altavoces actuales por un pequeño chip que prescinde de partes móviles y que está cubierto de una fina capa de grafeno. Pues bien, sin partes móviles esta nueva tecnología es capaz de generar sonido a través del calor. Para reproducir el sonido, esta fina capa de grafeno se calienta y se enfría a gran velocidad, consiguiendo que el aire circundante pueda expandirse y contraerse generando ondas de sonido.

Los científicos han conseguido también controlar el flujo de corriente eléctrica que fluye a través del grafeno, descubriendo que las diferentes frecuencias se pueden mezclar entre sí, por lo que es posible que el amplificador, ecualizador y altavoz pudiera ser sustituido en el futuro por un solo dispositivo capaz de realizar todas estas tareas en estado sólido. Las conclusiones a las que llegan los científicos de la Universidad de Exeter apuntan a las consecuencias de la implantación de esta tecnología, que se traduciría en una drástica reducción del tamaño de los equipos de sonido.

Aunque una de las conclusiones más llamativas tiene que ver con que a partir de esta tecnología se podrían crear pantallas para el teléfono móvil capaces de mostrar imágenes y reproducir sonido de forma indistinta con la superficie de esta. Una auténtica revolución que podría cambiar en el futuro nuestra forma de escuchar la música o ver contenidos móviles.

Normas