Es posible dormir de lujo en un aeropuerto

Muchos cuentan con hoteles en las terminales

Una opción más exclusiva que las salas VIP

hoteles de lujo
La moderna cabina familiar del Yotel en el aeropuerto de Charles de Gaulle, París.

Los viajes de negocios exprés, las largas escalas y los vuelos a primera hora de la mañana han generado nuevas necesidades en los aeropuertos. Afortunadamente, estos responden y la oferta de servicios ha aumentado hasta convertirlos en ciudades en miniatura. Dormir y arreglarse antes de embarcar ha dejado de ser misión imposible ya que hay aeropuertos que cuentan con hoteles dentro de las propias terminales, al margen de las concurridas salas VIP.

Yotel es una de esas cadenas hoteleras. Abrió su primer establecimiento en Londres en 2007, y actualmente, cuenta con habitaciones en los aeropuertos de Ámsterdam-Schipol, París-Charles de Gaulle y en Londres, en Heathrow y Gatwick. Estos dos últimos están en la zona pública del aeropuerto, pero tanto las estancias de París como las de Ámsterdam se encuentran en la zona de tránsito, una vez pasado el control de seguridad, lo que permite aprovechar más el tiempo. Estos dos hoteles también ofrecen cabinas de ducha, por si el tiempo aprieta pero se necesita paliar los efectos del jet lag.

Las habitaciones se pueden reservar por horas (con un mínimo de cuatro, a partir de 70 euros), tienen un diseño moderno e inspirado en las cabinas de primera clase de los mejores aerolíneas.

Su premisa es que el tiempo es el nuevo lujo y saben que, en los aeropuertos, lo práctico es lo más conveniente. También tienen, con el mismo concepto, un hotel en la ciudad de Nueva York, y está previsto que en verano de este año, abran otro en Singapur y en Boston. A pesar de su reducido tamaño (unos 10 m2), las habitaciones tienen todo lo necesario para descansar antes del siguiente vuelo o de una reunión importante: baño equipado, camas cómodas y regulables, varios tipos de enchufe, TV, una zona para trabajar y servicio de habitaciones. En Charles de Gaulle, los clientes también pueden disfrutar de un Club Lounge con sillones y salas de reunión.

No obstante, Yotel no es la única cadena que ofrece habitaciones en las zonas de tránsito. Para quienes prefieren un lujo más tradicional, pero también a pie de pista: Aerotel tiene habitaciones en los aeropuertos de Changi (Singapur), Abu Dhabi y Río de Janeiro, y se espera que en 2017, abran en Heathrow (Londres) y Hyderabad (India). En Changi, los huéspedes pueden, incluso, disfrutar de una piscina al aire libre. También en este aeropuerto, y siguiendo la línea de un lujo más tradicional, el grupo Harilela Hospitality ha desarrollado los hoteles Ambassador. Aquí, la estancia mínima es de seis horas, pero cuenta con todos los servicios de un hotel: desde gimnasio a llamada despertador. De hecho, viendo las habitaciones, nadie diría, salvo por las vistas a la pista de algunas de las habitaciones, que están dentro de un aeropuerto.

Estas comodidades no son algo lejano, los principales aeropuertos españoles, Madrid y Barcelona, también cuentan con hotel en sus terminales: las Air Rooms de Premium Traveller. El grupo tiene lounges en varios aeropuertos europeos, pero por ahora, España es el único país en el que también ofrecen habitaciones. Se pueden reservar para la noche completa o por horas, entre las 10 de la mañana y las 18 horas de la tarde. Un plus: en Madrid ofrecen personal shopper y en Barcelona, gimnasio, peluquería y SPA.

Normas