Entrevista

“La pantalla del móvil es clave porque será la tele personal”

Jaime de Jaraíz, presidente de LG España, defiende que ni Apple ni Samsung son imbatibles

Destaca que el G6 es el primero con formato 18:9

LG
Jaime de Jaraiz, presidente y consejero delegado de LG en España y Portugal.

LG lleva 20 años fabricando móviles, pero eso no quita para que Jaime de Jaraíz, su presidente y consejero delegado en España, esté estos días emocionado y nervioso a la vez. El próximo jueves se pone a la venta en España su último móvil estrella, el LG G6, y el directivo sabe que se juegan mucho. Como admite el vicepresidente corporativo (único no coreano con esta posición actualmente), la empresa creció en España en 2016 en todas sus categorías de producto, salvo en la de telefonía móvil, donde perdió cuota de mercado. La apuesta que hizo LG el pasado año, el G5, un smartphone modular, no cuajó. La firma tiene hoy una cuota del 5% en el mercado español, según GFK, muy lejos de la de Samsung y Huawei, y también muy lejos de la de Apple en valor.

 ¿Qué les hizo perder terreno en el móvil en 2016? ¿Ve imbatibles a Apple y Samsung?

Para nada. Nosotros no estamos en una posición de liderazgo, pero eso no quiere decir que nuestra tecnología no pueda batir a esas marcas líderes. Sobre LG pueden decir muchas cosas, pero hay un sentimiento generalizado de que somos la empresa del sector que más arriesga y que más innovación ha aportado en los últimos años. Fuimos los primeros en sacar la doble cámara, el gran angular, en poner el botón trasero en el medio... y la primera en lanzar un móvil modular, el G5, que suponía toda una revolución. Desde un punto de vista tecnológico, todo el sector alabó y aplaudió el lanzamiento; era una apuesta arriesgada, muy fresca y nueva, pero la respuesta del consumidor no fue la misma. Quizás llegamos demasiado pronto o el usuario no entendió todas las ventajas que le podía ofrecer un móvil modular. Durante 2016 aprendimos mucho e hicimos un esfuerzo muy grande por entender qué era lo que el consumidor demandaba en un teléfono móvil, y con el G6 le damos justo eso, lo que demandan.

¿No fue un error de LG elegir su buque insignia para lanzar un nuevo concepto en vez de crear una nueva línea de móviles modulares para probar? ¿Han tirado la toalla o planean volver a intentarlo más tarde?

Lo hicimos con el flagship porque teníamos muy claro que suponía una innovación tecnológica muy relevante para el consumidor y porque aportaba mucho al mundo de la telefonía, pues era convertir tu teléfono en mucho más que un teléfono. Ocurre con las grandes innovaciones tecnológicas que hay una parte muy pequeña del mercado que las adopta y luego transcurre un tiempo hasta que la mayoría de la gente las acoge, pero en el mundo de la telefonía todo es a corto plazo. Cada año salen móviles mejores y entendimos que no teníamos el tiempo suficiente como para madurar el camino que habíamos empezado y decidimos darle al consumidor el teléfono que demanda. No puedo decirle si abandonamos la idea, porque no tengo esa información, pero sí que hay mucho know how en LG sobre el tema y que creo que tiene muchas ventajas.

¿Y qué es lo que demanda el consumidor que han incorporado al G6?

Lo que más valora es la pantalla. Quiere una lo más grande posible, pero que no sea un phablet o un tablet, quiere poder utilizarlo con una mano, así que lo que hemos hecho con el G6 es dar la mayor pantalla posible dentro del cuerpo más pequeño posible. El teléfono tiene una pantalla de 5,7 pulgadas (el G5 tenía 5,2) y es el primero con formato 18:9 [en lugar de los 16:9 habituales], de forma que es dos veces más alta que ancha y permitirá disfrutar de los contenidos de forma diferente. Además, también es el primer móvil con tecnología HDR Dolby Vision, que permite imágenes más realistas, con negros más reales y mejor contraste. Es el culmen del HDR.

¿Y por qué es tan relevante esta tecnología que cita?

Hay un hecho y es que el consumo de contenidos en el móvil se va a multiplicar exponencialmente los próximos años. El móvil va a ser tu televisor personal, tu ventana para gestionar los contenidos. De ahí, que la calidad de imagen y la protección que pueda ofrecer una buena pantalla frente a otra que no lo haga va a ser fundamental. Y LG ahí es muy fuerte. Somos número 1 en el mundo desde hace muchos años en la fabricación de pantallas. Fabricamos también para otras empresas. El consumidor debe saber que no va a poder disfrutar de muchos contenidos de Telefónica, de Netflix, de Amazon, de HBO... si no tiene HDR o Dolby Vision. Verá la imagen, sí, pero igual que si tiene una tele 4K y lo está viendo en HD. Y cada vez hay más gente enganchada a series de estas plataformas que quiere seguir viendo en el metro o en el autobús.

Netflix y Amazon han confirmado que crearán contenido en formato 18:9.

Ciertamente, porque este es el formato perfecto. Lleva 15 años en el mundo del cine, pero no había triunfado pese a ser el mejor. Igual que ocurrió con el VHS, el Betamax y el Vídeo 2000, que tampoco se impuso el mejor. Pero ahora parece ser que para el aluvión de contenidos que va a haber para el móvil el formato perfecto para la grabación es el 18:9, y nosotros hemos sido los primeros en sacar una pantalla con ese formato. Hay otra marca [Samsung] que tiene un formato parecido, con alguna variación.

El G6 fue muy alabado en su presentación en el MWC de Barcelona por su diseño y su pantalla, pero hace unos días se presentó el Galaxy S8 con una pantalla también infinita y parece haberle eclipsado. ¿Pierde LG antes de dar la batalla?

Para nada. Esa es una tendencia que LG ha abierto (Xiaomi lanzó un móvil todo pantalla antes pero no en el mercado europeo y no era 18:9), pero nosotros en cuanto al uso de contenido móvil estamos más preparados que la competencia. Lo que aporta el G6 en tecnología de imagen es superior. El poder ver contenidos en HDR y en Dolby Vision es algo que nadie ha presentado de momento. Hemos creado un móvil muy versátil y seguro. Y recalco este punto. Hemos cogido un procesador que está absolutamente probado y que es suficientemente potente para sacarle el máximo rendimiento al teléfono. No hemos querido poner en manos del consumidor un teléfono que tenga problemas de juventud o que no dé un rendimiento perfecto desde el primer momento. Eso es muy importante en el mundo de la telefonía teniendo en cuenta todo lo que ha pasado.

¿Se refiere al fiasco del Note 7?

Lo que quiero decir es que esta vez con el G6 hemos querido hacer el mejor teléfono, en el sentido de que el consumidor pueda sacarle el máximo rendimiento, y que además sea fiable. Por ello, también hemos puesto foco en las otras dos cosas que más valora el usuario: la cámara y la batería. Respecto a la primera, somos los primeros en lanzar el concepto de doble cámara y gran angular, lo que evitará que el usuario tenga que dar un paso atrás cada vez que haga una foto, algo que ocurre porque el ángulo de visión de sus ojos es muy superior al ángulo de visión que tiene la lente de su móvil. Eso pasa en todos los móviles menos en el G6. En cuanto a la batería, la hemos aumentado a 3.300 mAh, bastante más de lo que han presentado otros competidores y hemos añadido elementos de seguridad que gestionan la temperatura de la batería para que en ningún momento se recaliente.

¿Cuál es la previsión de ventas del G6?

Son muy positivas. Las reservas han empezado esta semana y no tengo aún datos, pero en Corea es número 1 desde que se puso a la venta, y en EE UU las reservas están yendo muy por encima de las del G5 y la previsión es triplicar las ventas de ese terminal, que en EE UU fueron muy buenas. Las expectativas que tenemos para España también son muy buenas.

¿Cuál será la próxima gran cosa del móvil?

La gran revolución vendrá con la pantalla, que te podrás poner en la ropa o pegarla en la pared. Nosotros hemos lanzado el primer televisor OLED W7 que tiene 2 milímetros y que se pega a la pared con un imán. El camino que va a llevar el móvil va por ahí.

Normas