Windows 10
Cómo apagar automáticamente Windows 10 cuando cierras la tapa del portátil Ampliar foto

Cómo apagar automáticamente Windows 10 cuando cierras la tapa del portátil

Estamos hartos de ver cómo en películas y series el protagonista de turno cierra la tapa del portátil para que quien acaba de entrar en casa no sepa dónde está navegando o qué hace en el portátil. Pues bien, este gesto tan común puede tener diferentes finalidades más allá de ocultar físicamente a los demás lo que estamos haciendo. Hoy os contamos cómo se puede configurar el ordenador para que se apague automáticamente Windows 10 al cerrar la tapa de este, que no es otra cosa que la propia pantalla del portátil.

Opciones de energía para configurar el apagado automático de Windows 10

Estas opciones son el punto clave para poder dotar de esta funcionalidad a un ordenador portátil. Para ello debemos entrar en los ajustes de sistema y buscar la función específica de apagado del sistema cuando cerramos la pantalla del ordenador portátil. Para ello lo primero que debemos hacer es dirigirnos a las opciones de energía de Windows 10. Para ello basta con escribir la palabra “energía” en la barra de búsqueda de Windows 10. Aquí aparecerá directamente el menú opciones de energía, que debemos pulsar de inmediato.

Una vez que nos encontramos en el menú de opciones de energía debemos dirigirnos a “Elegir el comportamiento del cierre de la tapa”, desde este menú podremos acceder a distintas opciones que se desencadenarán en el momento de bajar la tapa del portátil. Veremos una opción que dice “cuando cierro la tapa” y las acciones a realizar en el caso de que estemos enchufados a la corriente o bien funcionando con la batería solamente. En ambos casos hay que marcar la opción de apagar, para que automáticamente cuando cerremos la tapa del portátil el ordenador se apague.

De esta forma podemos configurar que se apague sólo cuando lo estamos utilizando con la batería para ahorrar energía, aunque evidentemente puede ser un engorro si ya tenemos el acto reflejo de cerrar la tapa de forma indiscriminada. De todas formas es algo muy útil cuando tenemos que viajar, coger un transporte o cambiarnos de un lugar a otro, porque sabemos que en esos trayectos mientras esté la tapa cerrada, nuestro ordenador portátil no estará consumiendo nada de energía.

Normas