X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Nuevo Samsung Galaxy S8 »

Comparativa del Samsung Galaxy S8 frente al Galaxy S7 edge

Y llegó el gran día, los nuevos Samsung Galaxy S8 y S8+ ya son oficiales, con ellos Samsung alumbra una nueva generación de móviles que suponen el salto cualitativo más importante de las últimas generaciones, con un montón de novedades que hemos podido ver en su presentación. Es hora de comparar lo que nos ofrece el nuevo Samsung Galaxy S8 frente a su predecesor el Samsung Galaxy S7 edge, un terminal que ha cambiado mucho no sólo por dentro, sino también por fuera.

Diseño

En otras ocasiones con la llegada de un nuevo modelo no se presta tanta atención a este apartado, pero en el caso del Galaxy S8 y Galaxy S7 es imprescindible. Porque el diseño exterior es la principal seña de identidad del nuevo Samsung Galaxy S8, ya no sólo por la pantalla Dual Edge con la que contaba ya su predecesor, sino que además ahora esta es mucho más grande, se han eliminado los botones físicos del frontal por otros virtuales, todo ello para conseguir una pantalla ultra panorámica con un tamaño de 5,7 pulgadas, frente a las 5,5 pulgadas del Galaxy S7 Edge. Además ahora la resolución es mayor en el S8, Quad HD+, con 2960 x 1440 píxeles.

Otros detalles de diseño es el lector de huellas en la parte trasera del Galaxy S8, frente al que se integraba en el botón Home frontal del Galaxy S7 edge. Ahora un escáner de Iris se integra en la cámara frontal del Galaxy S8, para complementar a esa nueva ubicación trasera del lector de huellas. Por lo demás, poco parecido queda entre ambos terminales.

Rendimiento

Aquí como era de esperar y como es obligado la el procesador se actualiza para incorporar a los más potentes del mercado. No en vano el Galaxy S8 cuenta con los procesadores Snapdragon 835 y Exynos 8895 según las regiones en que se comercialice. En su lugar el Galaxy S7 edge cuenta con procesadores Snapragon 820 y Exynos 8890. El rendimiento del Galaxy S8 por tanto será casi un 30% mayor que su predecesor, a la vez que consume menos energía. Por otro lado no hay cambios en cuanto a la memoria RAM, que es de 4GB LPDDR4 en ambos terminales. En cambio en el almacenamiento es de 64GB en el Galaxy S8 y de 32/64/128GB en el Galaxy S7 edge, en ambos casos ampliables mediante tarjetas microSD.

Cámara de fotos

Aquí no ha habido cambios sustanciales en cuanto a sus sensores, que en ambos casos son de 12 megapíxeles con apertura de f/1.7. Eso sí, el auto enfoque del Samsung Galaxy S8 es aún mejor que el de su predecesor, ofreciendo un enfoque prácticamente en tiempo real. Los píxeles siguen siendo de 1.4 µm, por lo que captan mucha luz en condiciones pobres de luminosidad. En la parte delantera la cámara además de integrar el escáner de Iris aumenta su resolución hasta los 8 megapíxeles, frente a los 5 megapíxeles de su predecesor.

Batería, conectividad y software

En cuanto a la batería, la del Galaxy S8 es de 3000mAh, mientras que la del Galaxy S7 edge es de 3600mAh, una diferencia que a pesar del tamaño de pantalla debería compensarse con el menor consumo del procesador y en general de todos sus componentes. Respecto de la conectividad la gran novedad del Samsung Galaxy S8 es que es compatible con Bluetooth 5.0 frente al 4.2 del Galaxy S7 edge.

Además el Galaxy S8 es el primero que está ya preparado para funcionar con redes 5G. El software en el Samsung Galaxy S8 es el nuevo Android 7 Nougat, bajo la nueva capa Samsung Experience. Especial atención para el nuevo asistente personal Bixby que se ha estrenado con estos móviles. Algo que con lo que evidentemente no contaba el Samsung Galaxy S7 edge.

Archivado en:

Y además:

Outbrain