X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Debut en el mercado »

Gestamp da a su cúpula un bonus de 20 millones por salir a Bolsa

Cien ejecutivos podrán vender el 1,5% del capital en un año

Operarios en el centro de producción de Bielefeld, Alemania.

La salida a Bolsa de Gestamp generará unos ingresos de entre 870 y 1.221 millones de euros a la familia Riberas, que destinará a la amortización del crédito sindicado que utilizaron para comprar en febrero del año pasado a ArcelorMittal el 35% que controlaba de Gestamp por 875 millones.

Tras ellos, los más beneficiados serán un grupo de empleados del fabricante de piezas de automoción que poseen un paquete de 8,7 millones de acciones, representativo del 1,53% del capital. Se trata de un centenar de trabajadores de Gestamp entre los que están los nueve miembros del equipo de dirección y el director financiero Francisco López Peña a los que el grupo pretende motivar y retener con esta fórmula en su estrategia futura.

A todos ellos, Gestamp concedió un préstamo de 37,11 millones de euros para la compra de esas acciones, hasta entonces en manos de Acek, una de las dos sociedades a través de las que la familia Riberas controla el grupo. El 99% de los ejecutivos aceptaron la financiación ofrecida por la compañía para hacer la compra. En la práctica, no tuvieron que poner nada de su bolsillo.Solo tienen que pagar los intereses del 3% anual del crédito, que vence en julio de 2022.

La adquisición se realizó a 4,3439 euros por acción, el mismo precio por el que Gestamp recompró el 35% a ArcelorMittal. A ese precio, la valoración de la compañía se situaba en unos 2.440 millones, muy por debajo de los hasta 3.900 que fija la parte alta de la banda de precios fijada para la salida a Bolsa de Gestamp, prevista para el 7 de abril. La participación total de este grupo de empleados valdrá en el momento del debut hasta 60 millones de euros. Es decir, casi un 60% más del precio que abonaron.

Eso sí, no podrán disfrutar de las plusvalías hasta dentro de un año, cuando venza el periodo que se han comprometido a no vender acciones (lock up, en la jerga). Será entonces cuando puedan vender su participación en el mercado y hacer reales las plusvalías latentes.

Desglosada las participaciones de este centenar de empleados, el director ejecutivo de Gestamp, Francisco López Peña, ostenta un paquete de 690.400 acciones, que son el 0,12% del capital. Recibió un préstamo de tres millones de euros para su adquisición por parte de Gestamp. Los nueve miembros del comité de dirección, por su parte, se reparten tres millones de acciones –un 0,52%– y acumulan préstamos concedidos por la empresa de 13 millones de euros. El resto, unos 90 trabajadores, se reparten 5,06 millones de acciones y créditos por hasta 21,1 millones.

Acuerdo con Mitsui

La letra pequeña de la entrada de Mitsui en Gestamp a través de la compra de un 12,5% de la compañía sigue conociéndose. El grupo japonés ha desembolsado hasta ahora 466,7 millones de euros, de los que 50,7 millones están ligados a la evolución de las cuentas de 2016. La cifra aún puede elevarse en función de los resultados de este año. Ahora bien, si el precio de salida a Bolsa de Gestamp se fija por debajo de los 5,7711 euros por acción y la media de su cotización durante los 18 meses siguientes es inferior al precio desembolsado por Mitsui, Acek deberá indemnizarle.

Archivado en:

Y además:

Outbrain