X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Robert H. Hackney: “Es más chic tener Facebook en la cartera que una cementera”

El director ejecutivo de First Eagle Amundi International Fund apuesta por Tiffany, Oracle, Microsoft, Fanuc y American Express

Robert H. Hackney, experto de Amundi.

El buque insignia de Amundi, First Eagle Amundi International Fund, anteriormente el laureado Socgen International (cerrado a nuevos inversores de 2004 a 2008), está de cumpleaños. Acaba de traspasar la barrera de los 20 años y se puede contratar desde una acción.

Robert H. Hackney, su director ejecutivo, desvela algunas de las claves que le han permitido rentar un 9,53% anual desde su creación en agosto de 1996, periodo en el que índice de grandes compañías MSCI rindió el 6,23%.

Pregunta. ¿Cuáles son las claves del éxito de este fondo?
Respuesta. Queremos que el inversor duerma tranquilo. Por eso construimos carteras para resistir en tiempos difíciles. Tenemos paciencia y soportamos rendimientos menores en el corto plazo para una mayor rentabilidad a largo. Así, en los 11 años que el mercado subió, conseguimos el 90% de su retorno, y al caer, solo el 26% de la bajada.

Estamos viviendo en un mundo con rentabilidades negativas, donde rendimientos de doble dígito son un tesoro. Las políticas monetarias poco convencionales de los bancos centrales han expropiado el dinero de los ahorradores, que han perdido poder adquisitivo paulatinamente. Es tiempo de precaución para preservar capital. El dinero es fácil que cruce las fronteras y cambie de activos. Gran parte de la sobrevaloración de las Bolsas se debe al exceso de liquidez. Por eso hay que ser cautos.

P. ¿Por qué es posible encontrar oportunidades de inversión?
R. Porque los mercados funcionan con comportamientos humanos. Hay sobrerreacción al miedo, la codicia o el éxito que pueden eclipsar los datos fundamentales. Es más chic decir que tienes en la cartera a Facebook que a la cementera Heildelberg o a Weyerhaeuser, propietaria de bosques que tardan 30 años en crecer. Facebook tiene menos de 30 años y ya es una de las compañías más grandes del mercado. La maderera es más rentable y aburrida.

La gente quiere rapidez, existen oportunidades, hay valores infravalorados. Es más fácil tomar decisiones junto al resto que solo.

P. Reconocidos inversores de estilo valor, como Buffett, han recomendado a sus mujeres que inviertan sus ahorros en un ETF tras su muerte. ¿Qué opina de este vehículo?
R. Madrid tiene un reconocido rastro los domingos donde buscando puedes encontrar tesoros y cosas de menos valor. Comparo un ETF con un rastro: puede haber cosas interesantes si dedicas tiempo.

Robert H. Hackney, experto de Amundi: “Los bancos centrales han expropiado el dinero de los ahorradores. Los inversores han ido perdiendo poder adquisitivo paulatinamente”. Cinco Días

En un fondo valor solo hay las mejores piezas, las de una buena colección, como en el museo Reina Sofía. En los índices están las compañías de gran capitalización como Facebook, Amazon, Netflix o Apple. Son grandes empresas, pero también son más vulnerables a las malas noticias, a pérdidas de valor, que la papelera Weyerhaeuser o la cementera Heildelberg Cement.

P. ¿Cuáles son las principales posiciones de su cartera?
R. En el top 10 están Comcast (televisión por cable), Oracle, Microsoft, la operadora japonesa KDDI y la robótica Fanuc, American Express, Omicon (publicidad) y National Oilwell Varco (gas y petróleo). Microsoft es la única compañía que ha desarrollado dos monopolios: Windows y la nube de servicios software, con el 90% del negocio.

American Express es más que una tarjeta, simboliza prestigio en los países emergentes. Hemos incluido últimamente la joyería Tiffany y la de servicios petroleros Schlumberger.

P. Describa algunos errores. ¿Qué lecciones han aprendido de ellos?
R. Compramos una firma de distribución de camas y baños, BB&Y, que fue destruida por Amazon. No supimos ver lo vulnerable que era el comercio tradicional a internet, que se ha llevado por delante a muchas empresas.

Otro caso es Petrobras, que tenía una colección de grandes yacimientos petrolíferos pero estaba controlada por el Gobierno brasileño. Mirada por sus activos, es una gran compañía, pero la corrupción y la ineficiente gestión la convirtieron en una mala decisión. Aprendimos que el interés de la gerencia no estaba alineado al de los inversores.

Lo contrario ocurrió con The New York Times, periódico familiar, interesado en crear opinión mediante los editoriales. Es difícil que los mileniales lean periódicos. The New York Times tiene negocios inmobiliarios, equipos deportivos y periódicos pequeños. Vendimos porque creímos que se estaban suicidando con sus nuevas inversiones, pero no ha sucedido así.

Archivado en:

Y además:

Outbrain