Telecomunicaciones

Telefónica ‘recupera’ 209 millones en el valor de su autocartera

Posee acciones propias por el 2,8% del capital, valorado en 1.455 millones

Telefónica
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Telefónica ha vivido un principio de año de recuperación en Bolsa. Sus acciones han subido un 17% hasta 10,31 euros. Ese avance ha tenido también su impacto en la autocartera de la compañía, situada en 141,2 millones de títulos, equivalentes al 2,8% de su capital, según la última comunicación remitida a la CNMV. El valor de este paquete de acciones ha pasado de 1.246 millones de euros a final de año, a cerca de 1.455 millones. Es decir, se ha revalorizado en 209 millones en poco más de dos meses.

De tomar como referencia el 2 de diciembre, cuando los títulos llegaron a cotizar en 7,70 euros, la revalorización de la autocartera rondaría los 368 millones de euros.

La autocartera gana relevancia puesto que podría tener como posible objetivo la liquidación de la emisión de bonos convertibles de 1.500 millones de euros, lanzada en 2012 dentro de la operación de financiación de la compra de la alemana E-Plus. Este convertible vence el 25 de septiembre y según señaló Ángel Vilá, responsable financiero de Telefónica, en la conference call que siguió a la presentación de los resultados de 2016, se liquidará en acciones. El directivo dijo que el paquete para la operación rondaría el 3% del capital, y recordó que la compañía ya tiene en autocartera un 2,8%.

Telefónica ha mantenido en los últimos años una intensa actividad en la compra de acciones propias, si bien paralizó las operaciones en la segunda mitad de 2016. La compañía compró títulos propios en 2016 por 668 millones de euros, frente a los 1.654 millones destinados en 2015.

La operadora ha empleado la autocartera para distintas finalidades. Entre ellas figura la reducción del número de acciones en circulación con la amortización de títulos, para mejorar el beneficio por acción (en cada uno de los dos últimos años ha amortizado un 1,5% del capital), para cubrir programas de acciones entregables a los empleados y directivos o como vía para el desapalancamiento con su venta a inversores, tal y como sucedió en 2013, cuando colocó títulos por un importe de 975 millones de euros.

De igual forma, la teleco utilizó los títulos para canjearlos por participaciones de otras empresas, como sucedió con China Unicom o en el acuerdo con Vivendi en torno a GVT. Además, Telefónica usó su autocartera a final de 2012 para canjear los títulos por las preferentes.

Normas