Telecomunicaciones

Telefónica reduce un 14% el gasto en I+D en 2016

Mantiene una inversión por encima de 906 millones

Telefónica
Sede de Telefónica.

Telefónica sigue haciendo balance del último año. La operadora destinó 906 millones de euros a gasto en investigación y desarrollo (I+D) en 2016, un 14,1% menos que en 2015. La cifra supone cerca del 1,7% de los ingresos consolidados, frente al 1,9% del año anterior.

El descenso se debe, principalmente, a la reducción del esfuerzo de I+D con empresas externas, como consecuencia de la variabilidad del ciclo de inversión. En cualquier caso, la operadora acumula un gasto en I+D en la última década de casi 7.800 millones de euros.

En su informe anual de auditoría, la compañía señala que una parte relevante de las actividades y proyectos de innovación son ejecutadas por Telefónica I+D, que cuenta con 612 empleados. La teleco destaca que las actividades de esta filial se enfocaron en tres grandes áreas. En primer lugar, el desarrollo de nuevas redes, con especial atención a la fibra óptica, el 4G y la virtualización. En segundo lugar el desarrollo de nuevos productos y servicios, con el impulso del big data y la cuarta plataforma, la comunicación interpersonal, cloud computing, ciberseguridad, las aplicaciones de vídeo y multimedia y el internet de las cosas. En tercer lugar, y dentro de las novedades de 2016, Telefónica ha establecido la investigación experimental y aplicada, con una visión a medio y largo plazo. La empresa ha establecido grupos científicos que tienen como misión investigar en las posibilidades de las nuevas redes y servicios, y en la solución de los retos tecnológicos, sociales y medioambientales que se van planteando.

En este sentido, Telefónica realizó en 2016 una reorganización en este área con la creación de una gran división de innovación, que engloba el desarrollo de innovaciones en redes, de producto, TokBox y Telefónica Innovación Alpha. Uno de los productos lanzados por la compañía en 2016 es Xtreamr, una nueva aplicación que permite a los usuarios compartir emisiones de vídeo en tiempo real.

Además, en 2016 la compañía consolidó Telefónica I+D en Chile, filial de Telefónica Chile, lanzada en 2014 en colaboración con el Gobierno chileno para explotar segmentos como la movilidad enriquecida, la smart industry y la smart agro.

En su balance, Telefónica defiende su apuesta por la innovación abierta de la mano de la unidad Open Future, con sus siete iniciativas, Think Big, Talentum Startups, Crowdworking, Wayra, Telefónica Ventures, Amérigo y CIP Telefónica. El objetivo pasa por impulsar la creación de ecosistemas abiertos de innovación.

Open Future, que tiene presencia en 16 países, se ha convertido en uno de los principales inversores en el ámbito español de innovación abierta.

La operadora aumenta el número de patentes

Pese al descenso en las partidas destinadas a investigación y desarrollo (I+D) durante el pasado año, la operadora española mantuvo una intensa actividad investigadora en los distintos ámbitos. En su informe anual de auditoría, Telefónica señala que registró en 2016 un total de 27 nuevas solicitudes de patentes, por encima de las 21 alcanzadas en 2015, es decir, un 28% más.

De ellas, según explica la empresa en su informe, 22 se registraron en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), de las que siete fueron solicitudes internacionales y 15 europeas; tres en la oficina americana USPTO y dos en la oficina chilena INAPI. Además, la operadora registró un modelo de utilidad en la oficina española, también a través de la OEPM.

En este sentido, Telefónica mantiene una posición relevancia en este ámbito, tanto en España como en el conjunto del Viejo Continente. Así, Telefónica es la tercera institución española, tras Laboratorios Esteve y el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que más patentes registró en la Oficina Europea de Patentes, en 2016.

Telefónica, igualmente, es la segunda empresa en España en inversión en I+D, solo por detrás de Banco Santander, y por delante de Amadeus, Grifols, Iberdrola, Acciona, Indra y Banco Popular.

Con respecto al propio sector de las telecomunicaciones, Telefónica se mantiene como la cuarta operadora del mundo en términos de inversión en I+D, solo por detrás de Telecom Italia, la estadounidense AT&T y la japonesa NTT, y muy por delante de la francesa Orange, la británica BT y Deutsche Telekom. De hecho, Telefónica aporta cerca de una cuarta parte de la inversión en I+D del conjunto de las operadoras del Viejo Continente.

Normas