Finanzas

Deutsche Bank ampliará capital por 8.000 millones para mantener Postbank

El principal banco alemán sacará a Bolsa parte de su gestora de activos

Deutsche Bank en los dos últimos días
Deutsche Bank en los dos últimos días

Deutsche Bank, el principal banco de Alemania, ha terminado reconociendo su debilidad este domingo al anunciar oficialmente que llevará a cabo una ampliación de capital con el objetivo de captar 8.000 millones de euros.

DEUTSCHE BANK AG 7,18 -1,63%

La entidad perdió 1.400 millones de euros en 2016, lo que puede considerarse una buena noticia comparada con las pérdidas de 6.800 millones que cosechó en 2015. En paralelo, el banco acaba de hacer frente al pago de 7.200 millones de dólares (unos 6.800 millones de euros) en EE UU para cerrar los litigios pendientes por la venta de hipotecas tóxicas. Otro logro, si se tiene en cuenta que la administración estadounidense amenazaba oficialmente con una multa de 14.000 millones de dólares.

Con semejante factura ante las últimas “buenas noticias” en torno a la firma, la junta directiva de la entidad ha terminado acordando este fin de semana llevar a cabo una ampliación de capital de 8.000 millones de euros que le permita no tener que trocear y malvender sus negocios para seguir adelante.

La operación se realizará mediante la emisión de hasta 687,5 millones de nuevas acciones que inicialmente será suscrita por Credit Suisse, Barclays, Goldman Sachs, BNP Paribas, Commerzbank, HSBC, Morgan Stanley y UniCredit. En un comunicado, el banco ha detallado que prevé que el período de suscripción comience el 21 de marzo y finalice el 6 de abril.

Más solvente que la banca española

La ampliación de capital de Deutsche por 8.000 millones de euros situará el ratio de capital CET1 en términos fully loaded –con la plena aplicación de Basilea III– en el 14,1%, por delante de cualquier entidad española. Incluso de Bankia, la más solvente, con un ratio del 13,5% a finales de 2016. El banco alemán ha expresado su deseo de mantenerse de forma confortable por encima del 13%. Pero sin contar con el efecto de la ampliación, el nivel de solvencia de Deutsche, del 11,9% a cierre de 2016, era ya superior al de Santander, BBVA y, por descontado, Banco Popular, en el 8,17%.

El valor se apuntó hasta el pasado viernes una remontada superior al 80% desde los mínimos de septiembre, que ha favorecido la decisión de ampliar capital. El precio al que lo hará Deutsche, de 11,65 euros por título, implica un fuerte descuento del 39% sobre el precio del viernes, que auguraba caídas en la sesión de hoy. Deutsche Bank ha evitado sin embargo que sus acciones se aproximen a ese precio en la primera reacción al anuncio de la ampliación y las acciones han caído un 7,89% en la sesión, hasta situarse en los 17,63 euros por título. Es en todo caso el mayor descenso del Dax, del Eurostoxx y del conjunto del sector bancario europeo.

El consejero delegado del banco, John Cryan, aseguró en una entrevista a Bloomberg que un accionista clave de la entidad, sin desvelar su identidad, ya ha mostrado su deseo de participar en la ampliación. Se trata de la cuarta ampliación de capital desde 2010. En las tres anteriores, Deutsche captó 21.700 millones de euros, sobre un valor de mercado actual que ronda los 24.700 millones, lo que supone una fuerte dilución para el accionista.

Mantener Postbank

El movimiento permitirá a Deutsche Bank mantener la propiedad de Postbank, una importante filial de banca minorista en el mercado alemán, donde cuenta con 14 millones de clientes, por ejemplo.

Concretamente, la entidad matriz ha decidido que, tras la aprobación del consejo de supervisión, combinará los negocios de clientes privados y comerciales de Postbank y Deutsche Bank.

En paralelo, la entidad ha anunciado que prevé sacar a Bolsa en los próximos dos años una participación minoritaria de la gestora de activos Deutsche Asset Management y que creará un banco corporativo y de inversión integrado.

Capital y ajustes

Con esta nueva línea estratégica, Deutsche Bank prevé alcanzar un ratio de capital principal del 14,1% y superior al 13% en términos de Common Equity Tier 1 ya que la entidad espera elevar en 2.000 millones de euros su solvencia mediante la venta de activos no estratégicos y de la salida a Bolsa de una participación minoritaria de la gestora de activos.

Más allá, Deutsche aclara que en el futuro pondrá el foco en solo tres líneas de negocio: la banca comercial y privada, la gestión de activos, y la banca de inversión y corporativa. Además, la entidad llevará a cabo una apuesta tecnológica y una reducción de gastos que le permita llevar a cabo un ajuste de su base de costes de los 24.100 millones de 2016 a unos 22.000 millones de euros para 2018 y a 21.000 millones para 2021. Es decir, un recorte del gasto anual de 3.100 millones para 2021.

En el comunicado publicado este domingo, la entidad financiera asume que este proceso requerirá unos costes de reestructuración e indemnizaciones por valor de unos 2.000 millones de euros que se acometerán fundamentalmente entre este año y 2019. El banco busca lograr una rentabilidad sobre capital (Rote) del 10%.

Dividendo y organigrama

La junta directiva de Deutsche Bank propondrá en la junta general de accionistas de mayo el reparto de un dividendo de 0,19 euros por acción, incluidas las nuevas acciones de la ampliación de capital, en total unos 400 millones de euros, recoge Efe. Para el año 2017 propondrá un dividendo mínimo de 0,11 euros por acción.

En el organigrama, John Cryan seguirá siendo el primer ejecutivo de la firma aunque asumirá también la responsabilidad directa del negocio en EE UU. Para reforzar el control de la firma en su mercado local, la entidad nombrará dos consejeros delegados adjuntos, el director financiero Marcus Schenk, que pasará a liderar también el área de banca de inversión, y el responsable de Alemania, Christian Sewing, que también codirigirá el área de banca comercial.

Normas