Infraestructuras

ACS pugna por extender el mayor ferrocarril suburbano de EE UU

Aspira a los 2.000 millones en obras del corredor entre Nueva York y Long Island

Proyecto de expansión del tren suburbano de Long Island Ampliar foto

Nuevo proyecto de gran calado para la modernización de las infraestructuras de Nueva York y, una vez más, presencia española entre los aspirantes a la obra. Filiales de ACS se han calificado entre los tres consorcios que pueden presentar presupuesto para la ampliación del ferrocarril suburbano de Long Island o LIRR. El proyecto también había sido tanteado por el grupo OHL.

El corredor enlaza Manhattan con toda la isla a través de 321 millas (513 kilómetros) de vía repartidos en distintas líneas. El trabajo, promovido por The Long Island Rail Road y el Departamento de Transportes del estado de Nueva York (NYSDOT), consiste en la creación de una tercera vía en la línea central Main, a lo largo de 16 kilómetros.

La actuación está valorada en 2.000 millones y afecta al suburbano más antiguo de Estados Unidos, abierto en 1834, que además es el más utilizado. En 2015 el LIRR recibió 98,7 millones de pasajeros y la media diaria actual supera ligeramente los 300.000 usuarios.

Trabajo en Nueva Zelanda

Cimic entra en el plan ‘PPP’ de colegios

- Cimic, filial australiana de ACS, diseñará, financiará y construirá cuatrocentros de primaria en Nueva Zelanda, además de la remodelación de otros dos, a través de un acuerdo de colaboración público-privada con el Ministerio de Educación.

- Además de las obras, que concluirán en 2019, Cimic se encargará del mantenimiento durante 25 años, por unos 133 millones de euros.

John P. Picone y Dragados, ambas filiales del grupo ACS, se han aliado con China Construction America (CCA Civil), subsidiaria de la constructora de mayor volumen del mundo: China State Construction Engineering, cotizada en Shanghai. Con presencia tanto en Norteamérica como en Suramérica, CCA Civil tiene larga experiencia como contratista de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) de Nueva York. Cierra el grupo de ACS la constructora neoyorquina Halmar International.

El presidente del conglomerado español de infraestructuras, Florentino Pérez, remarcó la semana pasada el peso de Estados Unidos en las ventas y cartera global. Allí es una potencia con ingresos por 12.200 millones y una reserva de contratos de 19.100 millones (29% del total) al cierre de 2016. ACS viene de adjudicarse el pasado mes de febrero una obra valorada en 1.500 millones de dólares (unos 1.400 millones de euros) para la ampliación del centro de convenciones Jacob K. Javits, uno de los puntos neurálgicos de actividad de Nueva York.

Los consorcios rivales tienen en sus filas a dos de las más importantes firmas de infraestructuras de Estados Unidos: Kiewit (9.000 millones de dólares en facturación en 2015) y la californiana Tutor Perini (5.000 millones de dólares de ingresos en 2016).

La primera opta al proyecto ferroviario con la sueca Skanska, habitual en los grandes concursos en EE UU (a través de su filial Skanska USA) y Posillico Civil, con sede central en Nueva York.

Tutor Perini, por su parte, ha firmado una joint venture con O&G Industries, asentada en el estado de la costa Este de Connecticut, para acudir a este proceso.

La adjudicataria tendrá que acometer la construcción del tercer tendido de vías en la línea Main, entre Floral Park y Hicksville (ver infografia), sin que el tráfico actual se vea afectado, siendo utilizado el tramo de las obras por un 40% de los viajeros, según datos de LIRR. El diseño incluye la supresión de siete pasos a nivel y la remodelación de estaciones, aparcamientos, sistemas de señalización y comunicaciones.

OHL, a por el tranvía de Boston

Una de las filiales de OHL en EE UU, Judlau Contracting, ha entrado en el tramo final del concurso para la modernización y extensión de la línea verde del tren ligero de Boston (Massachussets, EE UU), una de las cinco que atraviesa la ciudad.

El proyecto, promovido por la Massachussets Bay Transportation Authority, afecta a las conexiones con las localidades colindantes de Cambridge, Somerville y Medford. Su presupuesto es de 1.000 millones.

OHL ha formado consorcio, a través de la citada Judlau, con The Lane Construction, LM Heavy Civil Construction y las italianas Salini Impregilo y CMC. Enfrente compite un primer equipo liderado por Fluor Enterprises y la británicaBalfour Beatty, y una segunda escuadra integrada por las estadounidenses Walsh, Barletta y Granite.

Las obras incluirán el diseño y construcción de siete nuevas estaciones, la recolocación de vías y la instalación de muros de contención, señalización o puentes para peatones. La conclusión de los trabajos está fijada para finales de 2021.

OHL adquirió Judlau en dos tandas, entre 2010 y 2016. Este brazo en el área de Nueva York es autor de importantes proyectos especialmente en el metro de la ciudad, incluida la rehabilitación de estaciones devastadas en los atentados del 11-S y la participación en el proyecto Second Avenue Subway, primera gran ampliación de la red de metro de Nueva York en 50 años.

Normas