Atentos al M&A sobre empresas europeas

Atentos al M&A sobre empresas europeas

Nunca una tesis de inversión debe estar basada en la mayor o menor probabilidad de que haya operaciones corporativas de adquisiciones o fusiones de empresas, pero es cierto, que la semana pasada, el acercamiento de Kraft Foods sobre Unilever, hacen recordar que la fuerte apreciación del dólar los últimos años frente a gran parte de las divisas mundiales, y la debilidad del euro o la libra, junto a los todavía bajos costes de financiación, están generando una buena oportunidad para muchas empresas europeas con balances saneados para acometer operaciones de compra de empresas en el viejo continente.

Los gráficos de las divisas que he comentado: EURUSD y EURGBP son muy elocuentes:

Está claro por los gráficos anteriores, que las empresas norte americanas pueden comprar “con descuento” las empresas europeas por la situación de sus respectivas divisas. Sinceramente, creo que iremos conociendo durante este 2017 más operaciones corporativas.

Ahora bien, no solo hay que tener en cuenta la situación de “rebajas” en Europa por la debilidad de sus divisas, si no analizar el balance de las empresas estadounidenses. Es decir, si el balance de las empresas estadounidenses está saneado y pueden acometer el precio y coste de las operaciones corporativas. En el gigantesco universo de empresas estadounidenses, no hay ninguna duda que hay un enorme número de empresas que pueden apalancar su balance para acometer inversiones del tipo de M&A, pero he recogido los gráficos de DN/EBITDA históricos del S&P 500, y del S&P 400 Midcap, encontrándome cifras curiosas.

Las 500 compañías más grandes de EEUU tienen niveles bajísimos de deuda. Muy cerca de los mínimos de los último 40 años. Estas compañías sin lugar a dudas tienen mucha capacidad para comprarse negocios en Europa. Aunque habría que ajustarlo por los gigantes tecnológicos (Apple, Google, Microsoft, etc) para saber cuál es realmente la situación de la mayoría de empresas del S&P 500.

El gráfico de la derecha es el S&P 400 Midcap, que excluye las grandes empresas estadounidenses. En este caso, lo que vemos es que el nivel de apalancamiento de las empresas de mediano tamaño están en el 2,8x de su EBITDA de media, por lo que están muy cerca de los máximos de endeudamiento frente al beneficio operativo que generan en los últimos 40 años. En mi opinión estas compañías no tienen tanta capacidad para comprar empresas europeas y aprovecharse de la debilidad de las divisas europeas.

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea en Renta 4 Gestora SGIIC

Normas