Activo refugio

El oro sube casi el 10% en 2017, más que en todo 2016

El riesgo político en Europa y las dudas sobre las decisiones de Trump han elevado el interés de los inversores por el oro. En el medio plazo puede subir hasta los 1.300 dólares.

El precio del oro retoma su rally Ampliar foto

En un entorno de tipos de interés al alza en Estados Unidos, donde incluso crece la expectativa de una nueva subida tan pronto como en la próxima reunión del mes de marzo, el oro está viviendo la prolongación del rally del que ya disfrutó el año pasado. Hasta el punto de que el encarecimiento de la onza en el mercado de Londres es ya en lo que va de 2017 del 9,4%, por encima del 8,56% de la revalorización registrada el pasado año.

El metal precioso alcanzó máximos el año pasado en los 1.366 dólares por onza tras el brexit, y la búsqueda de activos refugio que desató, y se relajó hasta el entorno de los 1.125 dólares a mediados de diciembre, después de la euforia que trajo al mercado la victoria de Donald Trump en Estados Unidos.

Su precio ha vuelto a remontar sin embargo desde el último mes del pasado año, al calor de las crecientes incertidumbre que pesan sobre los inversores, relativas al grado en que Trump aplicará las reformas prometidas pero sobre todo en relación a la apretada agenda electoral en Europa este año, con elecciones en Holanda, Francia –las más temidas– y Alemania, ya a la vuelta del verano.

“El oro es la materia prima más sensible a cambios en los tipos de interés y podría seguir subiendo ante las dudas sobre las políticas de Trump y la posibilidad de sorpresa en las elecciones francesas”, explica Citi, que prevé su precio siga subiendo hasta los 1.300 dólares por onza en el segundo y tercer trimestre. “La búsqueda de refugio en un entorno de mayor volatilidad pueden sostener el avance del oro”, añade Citi.

UBS también ve el metal precioso en los 1.300 dólares, lo que supone un alza adicional del 4% desde los precios actuales, y Bank of America Merrill Lynch va aún más allá al pronosticar una subida hasta los 1.400 dólares a finales de año, en términos nominales y sin descontar el efecto de la inflación. La expectativa de alza de precios es de hecho otro factor que contribuye al alza del oro en este arranque de año, apuntan desde UBS.

ETF Securities señala que los flujos de inversión hacia fondos cotizados en oro han alcanzado en la pasada semana máximos de 30 semanas, con 192,1 millones de dólares. “Los bajos tipos de interés reales podrían llevar el precio del oro a los 1.300 dólares por onza al final del primer semestre, junto con los eventos políticos en Europa”, explica ETF Securities, que prevé en cambio un descenso posterior hasta los 1.230 dólares a finales de año por el endurecimiento de las políticas monetarias de los bancos centrales, que en teoría contribuyen al retroceso del precio del metal precioso.

Julius Baer también se muestra prudente sobre el rally del oro, dada la solidez de la economía estadounidense y la expectativa de tipos más elevados y de un dólar más fuerte. Pero avisa también de la posibilidad de nuevos ascensos si Trump inquieta o decepciona a los inversores. La primera gran cita llega hoy con el discurso del presidente de EE UU ante el Congreso.

El rally del oro, que se prevé se prolongue en el corto plazo según las previsiones de los expertos, deja ya ganancias del 13% en fondos de inversión de oro y metales preciosos en el año, como es el caso del Amundi Funds Equity Global Gold Mines y el BlackRock Global Funds - World Gold Fund.

Normas