X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Lujo »

Seis relojes que marcan tendencia

Las grandes firmas presentan modelos como anticipo a la gran feria del sector en Basilea

El modelo Altimeter Rega, de Oris.

Es una fecha que todo enamorado de la alta relojería y joyería tiene anotada en su agenda: Baselworld, la feria de Basilea, que se celebra del 23 al 30 de marzo. Esta pequeña ciudad suiza, en la frontera con Francia y Alemania, acoge el mayor salón del sector, que agrupa a los principales relojeros, joyeros, comerciantes de diamantes, perlas, piedras preciosas y proveedores de maquinaria. Una cita en la que se descubrirán las tendencias mundiales del sector y que reúne a más de 2.100 expositores de 45 países la feria, que representa a 1.500 grandes marcas y que cada año recibe a 150.000 visitantes.

Para ir calentando motores, algunas grandes casas relojeras anticipan, debido a la gran expectación que existe por conocer las novedades, alguna pista con el lanzamiento de modelos que denominan Pre-Basel. En el sector, al margen de estas presentaciones, nadie desvela detalles, pero adelantan que 2017 será un año en el que hay una vuelta a la sencillez, a la pureza de las líneas. Con una tendencia clara: el regreso a los modelos de cuarzo frente a los automáticos.

¿Qué diferencia existe entre ambos? Los de cuarzo son relojes con maquinaria electrónica, que funcionan a través de las vibraciones de un cristal de cuarzo, mediante corriente eléctrica generada por una pila. Tienen una serie de ventajas: son más exactos que los relojes automáticos, más ligeros y más baratos que los automáticos, ya que el cuarzo abarata el producto.

En cambio, los automáticos funcionan con movimientos mecánicos, mediante una complejidad técnica que permite darle cuerda. No necesitan pilas, por lo que resultan más ecológicos, se realizan de manera artesanal, se cargan con el movimiento y tienen un precio más elevado. Como desventaja decir que requieren de mantenimiento y de ajustes, son más inexactos y más pesados.

En cuanto a los materiales, este año se verán más piezas de acero que de metales nobles, como el oro. Y con respecto al tamaño y a la forma de las cajas, volverán a verse relojes con formas clásicas, como la cuadrada, y los tamaños seguirán la tendencia de los últimos años, o lo que es lo mismo, modelos grandes en las muñecas.

Según el último informe de Distribución de Joyería y Relojería, realizado por el Observatorio Sectorial DBK, las previsiones de crecimiento en este sector son buenas. Se estima que la facturación crecerá alrededor de un 3%, situándose este año en torno a los 1.700 millones de euros.

Según apunta el director de producto de del fabricante suizo Maurice Lacroix, David Sánchez, el color de este a este año, como ya se anticipó en ejercicios anteriores, será el azul, que se podrá ver tanto en las esferas como en las correas de piel. La casa relojera suiza Maurice Lacroix, que acude a Baselworld 2017, presentará varios modelos en este color, como el nuevo Aikon Cronógrafo, el Eliros Ladies o el Masterpiece Gravity.Gravity.

Archivado en:

Outbrain