Construcción

FCC avanza "satisfactoriamente" en la refinanciación de su deuda

El proceso de refinanciación de 3.000 millones de deuda está "en curso" y evoluciona de forma "muy satisfactoria"

FCC Ampliar foto

FCC ha cerrado el ejercicio 2016 cuadruplicando pérdidas. El resultado neto atribuible fue de 165,2 millones de euros frente a la pérdida de 46,3 millones de  euros del ejercicio anterior. Se debe, en parte, a ajustes extraordinarios por 300 millones registrados en el negocio de cemento en el tercer trimestre y también por los tipos de cambio en la actividad de servicios medioambientales que tiene en Reino Unido

Se trata del quinto ejercicio consecutivo que la compañía que actualmente controla Carlos Slim cierra en pérdidas, desde las que registró, por vez primera en su historia, en 2012.

La compañía señala que el resultado neto de explotación registra un resultado de 93,6 millones de euros, frente a los 323,8 millones de euros registrados en 2015. La caída se debe al ajuste de valor practicado en el fondo de comercio del área de Cemento por 299,9 millones (187,2 millones de euros dentro del área y el resto en la participación de la cabecera), que recoge el impacto del retraso producido en la recuperación de la demanda en sus operaciones en España, especialmente debido a la caída ocurrida durante este año en la inversión pública.

El importe neto de la cifra de negocio de FCC se situó en 5.951,6 millones de euros, un 8,1% menos. Según la compañía, esta evolución se debe, “principalmente, a la continuada caída de la demanda del área de construcción en España, por la contracción que se mantiene en la demanda de inversión en obra pública”. En concreto, los ingresos en esta rama de actividad cayeron un 17,1%, hasta 1.652,6 millones.

La compañía ha señalado que avanza de “forma satisfactoria” en la refinanciación de unos 3.300 millones de euros de deuda, el grueso de su pasivo total, que a cierre de 2016 se situaba en 3.595 millones, según informó el director general de Administración y Finanzas del grupo, Miguel Coronel y recoge Europa Press.

“El proceso está en curso y evoluciona de forma muy satisfactoria para los intereses, los objetivos y el calendario de la compañía”, añadió el directivo durante la presentación de los resultados anuales del grupo, sin facilitar más detalles sobre la negociación con la banca que arrancó en septiembre de 2016.

El director financiero no se pronunció así sobre la eventual emisión de bonos por unos 1.200 millones de euros que conllevaría la reestructuración del pasivo, según informaron recientemente en fuentes al tanto de las negociaciones que mantienen con los bancos.

El grupo controlado por Carlos Slim acomete la refinanciación del grueso de su deuda tras el destacado recorte de pasivo acometido durante el pasado año. En concreto, disminuyó en un 34,3% (en unos 1.880 millones de euros), hasta situarse en 3.595 millones.

La desconsolidación de deuda del negocio cementero tras la venta de la actividad de Estados Unidos a Carlos Slim, la amortización de bonos, la ampliación de capital, además de las ventas de activos y el “control” de las inversiones son los principales factores de esta reducción de pasivo.

Con la refinanciación del grueso de endeudamiento que le queda, el grupo de construcción y servicios busca reestructurar la deuda aún vivo de la que refinanció en 2014, tanto el 'tramo A', como el que resta de amortizar del 'tramo B' (unos 130 millones). Se trata de una deuda que vence en 2018 y genera un alto coste a la compañía.

La reducción de deuda y la optimización de su coste y su plazo se mantiene como prioridad de FCC, tras el saneamiento ya realizado en los últimos años, junto a la política de contención de gastos y costes y aumento de la eficiencia.

Además, es uno de los factores, junto la vuelta a los beneficios, de los que depende que FCC pueda recuperar el pago de dividendos que suspendió en 2013.

 

Normas