Infraestructuras de transporte

El Gobierno exigirá a las aerolíneas que trasladen al precio la rebaja de tasas

El Consejo de Ministros confirma una reducción del 2,2% anual en las tarifas aéreas

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.
El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. EFE

La anunciada rebaja de las tasas aeroportuarias en España abre la puerta a una bajada en los precios de los billetes aéreos. Así lo evidenció el viernes el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros al anunciar que el Gobierno realizará un “llamamiento individualizado” a las aerolíneas para que la medida llegue a notarse en el usuario.

De la Serna dejó claro que el Gobierno “no tiene capacidad para entrar en un asunto que es estrictamente privado” pero se unió con la petición pública a las compañías aéreas a la realizada horas antes por el PSOE, quien había solicitado a Aena que la medida se traduzca en una mejora para usuarios y turistas.

Por su lado, las aerolíneas, a través de la Asociación de Compañías de Transporte Aéreo (Aceta), trasladaron al Ejecutivo su deseo de que Aena mantenga incentivos a la creación de nuevas rutas y crecimientos de tráfico. La organización acogió “positivamente” la rebaja ya que contribuirá a estimular la oferta.

El Gobierno aprobó el conocido como Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA), que estará vigente entre 2017 y 2021 y que incluye la anunciada rebaja de tasas aeroportuarios del 2,2% anual y de casi el 11% acumulado al final del periodo. La reducción se queda a medio camino entre lo marcado por la CNMC, del 2,02%, y la petición de las aerolíneas, 2,59%.

De la Serna recordó que por ley no se podrían aumentar las tasas aeroportuarias hasta 2025, por lo que avanzó que una vez finalice la vigencia del DORA las tarifas seguirán sin subir. El responsable de Fomento reconoció que si no se hubiera modificado la ley el escenario actual habría sido totalmente distinto, con subidas de las tasas aeroportuarias de entre un 4% y un 5%.

Se calcula que Aena obtendrá 25 millones de euros menos de ingresos por cada punto porcentual de rebaja de las tasas aeroportuarias. Así el impacto anual sería algo superior a los 50 millones, que se acumularía durante los diez años en los que el Gobierno se comprometió a no realizar subidas sobre las aprobadas para 2017. En este periodo, la compañía de gestión aeroportuaria dejaría de ingresar 2.000 millones de euros, lo que supondrá un 9% de la facturación del grupo.

El ministro defendió que el nuevo documento que regirá la gestión aeroportuaria durante los próximos cinco años ayudará a “aportar transparencia” y aumentar el atractivo de España para la inversión extranjera y la apertura de nuevas rutas que supongan un impulso a la tendencia al alza del turismo de los últimos años. El ministro recordó que en el último quinquenio se han abierto 1.900 rutas desde aeropuertos de Aena.

De la Serna anunció, además, que el DORA incluye por primera vez de un sistema de penalizaciones en caso de que Aena no cumpla con las exigencias de Fomento en función de parámetros de calidad, como la puntualidad, los tiempos de espera que sufren los pasajeros, entrega del equipaje, disponibilidad de los elementos mecánicos (escaleras, cintas o ascensores, entre otros) en los aeropuertos, la limpieza o el plazo de atención de las reclamaciones.

Duplica para este año la inversión de 2016

El DORA presentado ayer para los próximos cinco años incluye un plan de inversiones, ya avanzado por De la Serna en el Congreso, de hasta 2.646 millones de euros, de los que 2.165 millones son inversión regulada, aquella destinada a actividades aeronáuticas.

El plan para la mejora de la capacidad de los aeropuertos de la red de Aena incluye una inversión de 451 millones de euros para el presente ejercicio. El ministro evidenció que la cifra supone duplicar los datos de 2016, cuando se alcanzaron los 244 millones de euros.

El ministro aseguró que en el plan de inversiones 20 lo son de carácter estratégico. Éstas suponen desde una mejora del área terminal del aeropuerto de Palma de Mallorca, a la remodelación del edificio dique sur y plataforma del Aeropuerto de Barcelona-El Prat, pasando por la construcción de un edificio de unión entre terminales del Aeropuerto de Tenerife Sur.

El responsable de Fomento defendió que todas estas medidas han sido desarrolladas con criterios técnicos y no territoriales y que permitirán a la red de aeropuertos de Aena mejorar la capacidad hasta los 337 millones de pasajeros, frente a los 335 millones actuales. El ministro aseguró que todavía existe potencial de crecimiento, puesto que el año pasado 230 millones de pasajeros pasaron por los aeropuertos de la compañía pública, de los cuales 162 millones fueron extranjeros, con subidas del 11% y el 12% respectivamente.

Las previsiones de tráfico aéreo incluidas en el documento aprobado el viernes por el Gobierno pasan por alcanzar los 250 millones de pasajeros en 2021, mejorando la anterior previsión para dicho ejercicio, que era de 240 millones de personas.

Normas