Mercado hotelero

La Gran Vía se llena de hoteles de lujo ‘lifestyle’

Marcas enfocadas al viajero de ocio protagonizarán el resurgir turístico de la arteria madrileña

Los próximos años supondrán una transformación de la planta hotelera de Madrid gracias a la llegada de marcas como Four Seasons. Un impulso al que se suma la recuperación de la ciudad como destino y la apuesta por Gran Vía y Plaza de España.

Una renovación que viene acompañada por un nuevo concepto de hotel de alta categoría, denominado como lifestyle o bleissure, que huye del lujo tradicional y que se escenifica a través de enseñas como W o Edition del grupo Marriott-Starwood, en el segmento más alto.

Sin embargo, si un turista pasea por la Gran Vía de Madrid puede llegar a plantearse la pregunta: ¿por qué en una de las calles comerciales más relevantes de España no hay hoteles de cinco estrellas? Un argumento que tenía hasta ahora una excepción: The Principal de Único Hotels, definido como un establecimiento boutique.

Hace unos días abrió sus puertas Barceló Torre de Madrid, ubicado en plena Plaza de España, que tras ser plantado como un cuatro estrellas superior ha logrado la máxima categoría.

“El Times Square de Madrid”

Riu ha sido la cadena elegida para gestionar el hotel del Edificio España de Madrid, tras sellar una joint venture con Baraka para la compra del inmueble. Un establecimiento que estará enfocado al viajero vacacional en un 70% y que prevé convertirse en una referencia para el turismo de congresos de la ciudad gracias a sus 650 habitaciones, afirma Ricardo Luque, jefe de la división de hoteles urbanos de Riu. Para él, la llegada del Riu Plaza y de los nuevos hoteles previstos en Gran Vía supondrán la conversión de la arteria en el “Times Square de Madrid”.

Riu pretende potenciar su división urbana y alcanzar los 20 hoteles en los próximos años.

“Gran Vía es una calle para clientes de ocio y no de negocios, al menos por ahora”, asegura Miguel Vázquez, socio de la consultora Irea, que destaca que el cliente de ocio de lujo es “el tipo de viajero que más paga y el que más consume en la habitación. Sin embargo, hasta ahora ha sido una calle en la que han predominado los hostales y los hoteles de tres y cuatro estrellas. Mientras, la oferta de cinco estrellas “se ha concentrado alrededor del triángulo del arte” que forman el Museo del Prado, el Reina Sofía y el Thyssen, con ejemplos como el Ritz, el Palace o el Urban.

Varios son los proyectos en los que se está trabajando que implican la llegada de la máxima categoría a la arteria madrileña. Así, la familia mexicana Díaz Estrada trabaja en la puesta en marcha de un hotel de lujo en el número 31 y otro en los números 25 y 27 de la calle Montera. En ambos casos, se desconoce aún por marcas los gestionaran y que han atraído el interés de enseñas internacionales aún no presentes en Madrid de Marriott, Hyatt, Hilton o Hard Rock, que abarcan desde el segmento de lujo hasta el denominado superior.

Más próxima será la apertura del VP Plaza de España, proyectado para mayo. Este hotel, gestionado por el propio grupo, completará la oferta de la Plaza de España junto al futuro Riu, el Dear y el nuevo Barceló, abiertos ya.

“La mayor parte de los proyectos hoteleros que están anunciado en la Gran Vía proceden del resultado de una reforma integral de inmuebles existentes”, explica Carlos Nieto, associate director de Christie. “Los nuevos proyectos deben respetar en la mayor parte de los casos la distribución original del inmueble, con una superficie de habitaciones determinada para tener una licencia máxima de cuatro estrellas”, afirma Nieto. Desde Cehat recuerdan que no existe un sistema nacional de clasificación de hoteles y que es cada comunidad la que legisla, aunque en la práctica las diferencias son mínimas.

A esta oferta se sumarán otros que están por venir, como el Autograph de Marriott en el número 24 de Gran Vía o el Collection de NH en el antiguo Senator ubicado entre esta calle y Montera, que completarán la oferta renovada de Vincci entre los cuatro estrellas. Unos hoteles que tendrán como compañeros al futuro establecimiento que ocupará del edificio Celenque adquirido por KKH Property y Perella Weinberg, y el Gran Meliá Palacio de los Duques, ya operativo.

Normas