Renta fija

La emisión de deuda se duplica en el inicio de año

Las colocaciones en euros superan los 46.000 millones en los primeros días de 2017

Principales emisiones de deuda en el inicio del año Ampliar foto

El inicio de año suele ser un momento álgido para las emisiones de deuda corporativa, que este arranque de ejercicio está teniendo especial intensidad. Empresas y bancos europeos han emitido en los primeros días de enero un volumen de deuda que supera los 46.000 millones, una cifra que duplica lo emitido en los diez primeros días de 2016 y supone además el mejor comienzo de año desde 2013, según datos recogidos por Bloomberg Debt Capital Markets.

Después de un 2016 plagado de sobresaltos, las grandes empresas europeas se han apresurado a captar financiación en el mercado de capitales antes de que el entorno se complique. El año nuevo viene cargado de citas electorales con gran capacidad para desestabilizar el mercado, como las presidenciales francesas de la primavera o las alemanas en el otoño, en espera de que el brexit se inicie de forma oficial y mientras se aguarda con expectación la próxima toma de posesión del nuevo presidente estadounidense, cuya victoria dio en noviembre un vuelco al mercado de deuda. La convicción de que sus políticas generarán más inflación y tipos de interés más elevados disparó las rentabilidades de la renta fija, en un movimiento al alza –en paralelo a la caída de precios– que se relajó en la recta final del año.

Las rentabilidades volvieron a descender en las dos últimas semanas de diciembre, en las que el rendimiento del bono alemán cayó desde el filo del 0,4% al entorno del 0,2%. Y esa es la ventana de oportunidad que han aprovechado las empresas de la zona euro para emitir deuda. De hecho, los expertos apuntan que este inicio de ejercicio puede ser el momento más barato para financiarse en el mercado. “El inicio del año es siempre más activo que el resto del ejercicio. En esta ocasión está claro que las entidades y empresas están intentando asegurarse financiación barata ante la inestabilidad que pueda surgir durante el resto del año”, explica Andrés Calzado, responsable de mercados de deuda para instituciones financieras de Nomura Iberia. “El tamaño medio de la demanda está siendo superior a los 3.000 millones de euros por operación, lo que duplica la demanda de hace un año”, añade Carlos Stilianopoulos, director general de Beka Finance.

La banca acapara más de la mitad de las emisiones de deuda del inicio de año, en un camino que abrió CaixaBank y al que se han sumado Santander, BBVA, ABN Amro, Crédit Mutuel, Swedbank, Intesa Sanpaolo, Commerzbank o BNP Paribas. Entre las principales emisiones, por una cuantía de al menos 1.000 millones también aparecen BMW, Enel y Renault. Telefónica se sumó ayer con una doble emisión: 1.250 millones a ocho años, con un cupón anual del 1,52% y otros 500 millones a 11,7 años al 2,3%.

Atentos a la inflación

Junto a la alta volatilidad que traerá la agenda política, la inflación será el otro gran indicador a seguir por el mercado de deuda. Aunque se prevé un repunte de precios en la zona euro en los primeros meses de 2017, las previsiones apuntan a un declive en meses posteriores que enfríe el alza en las rentabilidades de los bonos. “La aceleración de los precios será breve. Esperamos que alcance un pico en abril en el 1,72% para caer a niveles del 1,3% o 1,4% a final de año”, explican en Bank of America Merrill Lynch. En cualquier caso, las previsiones coinciden en que, aunque las condiciones de financiación continuarán siendo baratas gracias a la política del BCE, se encarecerán hacia finales de año respecto al momento actual.

Fernando García, codirector de mercado de capitales de Société Générale, considera que en 2017 las rentabilidades de la deuda subirán y no descarta ver el bund alemán en el 1% y a los tipos swaps en el 1,35% frente al 0,7% de finales de 2016. Por su parte, el spread de crédito seguirá la tendencia alcista hasta mediados del ejercicio. Para verano, el experto espera que se estrechen los diferenciales mientras que la prima exigida a las empresa (otro de los elementos que determinan el precio) se moverán en función de la volatilidad.

El sector financiero español capta el 73%

El caso español sigue la estela que impera en el Viejo Continente, con la banca liderando las emisiones.De las cinco empresas españolas que han aprovechado la ventana de liquidez, cuatro pertenecen al sector financiero. CaixaBank, Santander, Santander Consumer y BBVA han captado 4.750 millones, mientras que los restantes 1.750 millones corresponde a la emisión que cerró ayer Telefónica.

A finales de año, la banca de inversión ya apuntaba que este inicio de 2017 iba a ser distinto al vivido hace ahora 12 meses cuando las dudas abiertas por China y la caída del precio del crudo llevaron a muchas empresas a posponer sus planes de salida al mercado. Fernando García, de Société Générale, señala que enero será intenso en lo que actividad se refiere después de la volatilidad que trajo consigo la victoria de Donald Trump. El experto cree que en este ejercicio el ritmo de emisión será similar a la tendencia de 2016, aunque puede que con unos volúmenes inferiores después del récord registrado al cierre del pasado año.

Desde BPN coinciden en señalar que este año el mercado de capitales seguirá la pauta de 2016 pero muy condicionado a la intensa agenda política que vivirá la eurozona con Alemania, Francia y el futuro del brexit en el punto de mira.

Normas
Entra en El País para participar