Fiscalidad

¿Hacia una declaración del IRPF multiconfesional?

Justicia plantea que otras religiones y no solo la católica tengan una casilla en el IRPF

Hacienda, que tiene la última palabra, se muestra reacia a este cambio

declaración IRPF
Un formulario de la declaración del IRPF.

El Ministerio de Justicia planteará durante esta legislatura al Ministerio de Hacienda la posibilidad de que musulmanes, judíos, evangélicos, mormones, budistas, testigos de Jehová y ortodoxos tengan, al igual que la Iglesia católica, una casilla propia en la Declaración de la Renta con la que se recoge para sus fines el 0,7% del IRPF tributado por cada ciudadano.

“Uno de los problemas que se identificó fue la posibilidad de extender a las restantes confesiones con notorio arraigo, la posibilidad de que sus fieles marcaran la casilla del 0,7%”, explicó el director general de Cooperación Jurídica Internacional y Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia, Javier Herrera García-Canturri, en una entrevista concedida a Europa Press.

En concreto, este asunto se determinó en uno de los grupos de trabajo que se constituyeron en el Ministerio de Justicia cuando se estaba agotando la legislatura completa anterior, hace más de un año, con el fin de identificar los problemas a abordar en la siguiente legislatura, independientemente de quién gobernara.

No prioritario para Hacienda

La petición de que la declaración del IRPFcontemple otras religiones más allá de la católica no es nueva y, hasta la fecha, Hacienda se ha mostrado reacia a aplicar ningún cambio para un tema que no es prioritario. La declaración de la renta contempla que los usuarios puedan elegir destinar un 0,7% de su cuota fiscal a la Iglesia Católica o a entidades con fines sociales. También puede elegir ambas opciones o no marcar ninguna casilla. En este último caso, Hacienda se limita a indicar que el 0,7% se imputará a los Presupuestos Generales del Estado. Sea cual sea la elección, el contribuyente no pagará ni más ni menos.

Herrera afirmó que existió “mucho consenso” sobre la posibilidad de que los fieles de esas otras religiones destinen el 0,7% de sus impuestos a su confesión, al igual que vienen haciéndolo los católicos desde el año 2007. Precisamente, la Conferencia Episcopal Española (CEE) aseguró que la Iglesia católica no es contraria a que otras confesiones tengan su propia casilla en la Declaración de la Renta para que sus fieles pueden destinar un 0,7 por ciento del IRPF a sus respectivas iglesias.

“La Iglesia católica no se opone a que se extienda la X a otras confesiones religiosas”, señalaron fuentes de la Conferencia Episcopal Española. Si bien, estas mismas fuentes precisan que la Iglesia católica “no valora la forma en la que el Estado organiza las asignaciones tributarias porque no le compete”.

En todo caso, aunque es competencia del Ministerio de Justicia “plantear e impulsar” esta propuesta, la responsabilidad y la decisión de implantarla dependerá del Ministerio de Hacienda, con el que Herrera ya abordó tentativamente este tema. “Hemos tardado mucho tiempo en dejar de estar en funciones pero ese es un tema a abordar, que está sobre la mesa”, afirmó.

Una de las confesiones que se vería beneficiada por esta ampliación sería la musulmana, con cerca de 1,9 millones de fieles en España. El presidente de la Comisión Islámica de España (CIE), Riay Tatary, señaló ayer que se trata de una reivindicación que llevan planteando al Gobierno desde el año 2001 y dan la “bienvenida” a “la buena acogida actual” que está teniendo.

“Con buena voluntad es posible realizar los trámites precisos de forma resolutiva para llevar a buen fin la inclusión de la casilla en la declaración de la Renta con varias opciones confesionales, y sería muy positivo su efecto social al mostrar la normalidad de españoles de diversas confesiones religiosas como algo natural y visible hasta en impresos a rellenar”, subrayó Tatary.

Por otra parte, en una sentencia conocida el pasado lunes, el Tribunal Supremo confirmó la negativa del Ministerio de Hacienda a los evangélicos sobre la posibilidad de disponer de una casilla propia en la declaración del IRPF para que los contribuyentes puedan destinar el 0,7% de la cuota íntegra a la Iglesia Evangélica.

El Alto Tribunal desestimaba así el recurso sobre protección de derechos fundamentales presentado por la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (Federe) contra la sentencia de la Audiencia Nacional que había validado una resolución del Ministerio de Hacienda, de 25 de enero de 2015, que rechazaba la pretensión de esta iglesia.

La Iglesia Evangélica anunció que acudirá al Tribunal Constitucional para intentar que haga rectificar al Ministerio de Hacienda y les reconozca la posibilidad de contar con esta casilla. “Lo lamentamos pero no nos sorprende y vamos a seguir luchando por lo que creemos que es una cuestión de principios. Aquí no estamos haciendo cálculos de si nos conviene económicamente o no esa forma de financiación, no se trata de eso. Se trata de que nos parece discriminatorio”, defendió el responsable de Comunicación de la Ferede, Jorge Fernández.

Sobre la voluntad del Ministerio de Justicia de plantear a Hacienda la posibilidad de extender la casilla del 0,7% a todas las religiones con notorio arraigo, los evangélicos españoles ven positivo que lo pongan sobre la mesa pero admiten que tienen una “falta de expectativas” en la respuesta que vaya a dar Hacienda. “Nos parece bien que Javier Herrera diga que lo va a llevar. Lo que pasa es que no hay una voluntad política. ¿Qué va a decir Hacienda? Esa es la pregunta, si lo ha denegado con anterioridad y encima los tribunales españoles le dan la razón”, señaló Fernández.

Normas