Nuevo móvil de Nokia
Nokia 150, primer móvil en la nueva etapa de la firma Ampliar foto

Nokia 150, primer móvil en la nueva etapa de la firma

 

Nokia ha dado hoy el pistoletazo de salida a su nueva etapa tras la adquisición de Microsoft. El primer terminal de la firma fabricado por HMD ya es una realidad, el Nokia 150, aunque no se trate del esperado móvil Nokia con Android que todos estamos esperando, y para el que habrá que esperar un poco más, hasta el MWC de Barcelona.

Nokia 150, el primer Nokia sin el lastre de Microsoft

Como muchos sabéis, Nokia ha licenciado su marca para que HMD Global, una compañía en la que participa Foxconn, fabrique móviles con la legendaria marca nórdica. Aunque los terminales que se esperan con más ganas son los que llegarán por primera vez con Android, como el Nokia D1C, este Nokia 150 supone el pistoletazo de salida de HMD Global en la fabricación de estos móviles.

Y este nuevo teléfono no podría ser más evocador respecto de la etapa dorada de Nokia en la década pasada, ya que se trata de un terminal de bajo coste, que apenas alcanza los 25 euros, y que nos ofrece unas especificaciones muy básicas, a cambio de una gran autonomía, durabilidad y resistencia, Este Nokia 150 casi se puede describir como un auténtico ejercicio de tecnología retro. Su ficha técnica es la siguiente:

  • Software: Nokia Series 30+
  • Dimensiones: 118.0 x 50.2 x 13.5mm Peso: 81.0g
  • Pantalla: 2.4’’ QVGA (240 x 320)
  • Redes: Dual band 900/1800 MHz
  • Conectividad: micro USB, puerto jack 3.5mm, Bluetooth 3.0
  • Cámara: VGA con flash LED
  • Batería: 1.020 mAh
  • Almacenamiento: hasta 32GB con microSD Variantes. Single SIM y Dual SIM

Como podéis comprobar la ficha técnica del Nokia 150 está a años luz de la de cualquier Smartphone actual, porque no tiene pantalla táctil, su cámara es VGA, y cuenta con el sistema operativo Nokia Series 30+. Así que no esperéis un Smartphone al uso, sino un terminal robusto sencillo de utilizar, con una gran autonomía y capacidad para albergar dos tarjetas SIM. Se trata de un terminal que estará principalmente enfocado a los mercados emergentes, donde estos terminales tienen mucha aceptación, y por qué no, también para los muchos nostálgicos de los modelos originales de la marca.

Desde luego no es el estreno que esperábamos de la nueva Nokia, que en el mes de febrero esperamos que presente dos nuevos terminales, esta vez sí con Android y con unas especificaciones mucho más potentes. Incluso ayer se filtró el precio que podría tener el Nokia D1C, el nuevo terminal con Android que se ubicará en la gama de entrada.

Normas
Entra en El País para participar