Entidades financieras

Monte dei Paschi busca evitar la nacionalización y mantiene su plan de recapitalización

El consejo de administración del banco más antiguo del mundo elude de momento la nacionalización

Monte dei Paschi

El consejo de administración de Monte dei Paschi ha anunciado que seguirá adelante con el plan  de recapitalización de la entidad según el plan anunciado en julio, es decir, mediante una ampliación de capital y entrada de inversores privados. El banco anunció su decisión al terminar la reunión el consejo de administración del banco.

"Todavía hay tiempo", dijo a Reuters una fuente de la negociación. La solución privada para Monte Paschi parecía condenada al fracaso después de que, según los medios, el viernes el BCE rechazase dar más tiempo al banco para sanearse (tiene de plazo hasta fin de año). El mercado daba por hecho el viernes un rescate a costa del Estado, pero la entidad aún aspira a ser recapitalizada sin fondos públicos. 

La solución privada de última hora que está siendo elaborada por el banco, asesorado por JPMorgan y Mediobanca, consiste en una conversión de deuda a capital de 40.000 inversores minoristas con 2.100 millones de euros de bonos subordinados del banco, pero esto requiere la aprobación del supervisor Consob. Una vez cerrado el canje, el banco y los colocadores deberían intentar vender acciones adicionales. "Catar [que preveía invertir 1.000 millones en la operación] está aún en el juego y está dispuesta a desembolsar la cantidad anunciada", añadió una fuente. No obstante, es muy probable que los inversores no acudan hasta que la operación no esté 100% garantizada.

Monte dei Paschi asegura que la formación de Gobierno en Italia (el ministro de exteriores Paolo Gentiloni ha recibido el mandato presidencial de nombrar un Ejecutivo) ha reducido la incertidumbre política. Además, aduce no haber recibido notificación oficial del BCE sobre el  rechazo de la prórroga, por lo que no ve impedimento en seguir con sus planes. Fuentes del mercado citadas por Reuters afirman que es un movimiento a la desesperada: "No tienen nada que perder".

Según esta misma agencia, el Gobierno tiene listo el decreto de rescate, que supondría la inyección de fondos públicos pero evitaría las pérdidas para los 40.000 pequeños inversores que tienen deuda del banco. El Estado preveía, así, recomprar esta deuda a los particulares antes de canjearla.   

El triunfo del no en el referéndum para la reforma de la constitución italiana truncó los planes iniciales de Monte dei Paschi de acudir al mercado en busca de los 5.000 millones que necesita para cumplir los requisitos de capital del BCE. Los inversores habían condicionado su apoyo a la estabilidad política. De ahí que el miércoles el banco pidiera a la institución europea un aplazamiento hasta el 20 de enero para completar la ampliación.

El banco toscano cuenta con 16.000 millones en activos y alrededor de 25.600 trabajadores. Se trata de la tercera entidad financiera del país, tras Intesa Sanpaolo y Unicredit, además de contar el honor de ser el banco más antiguo del mundo, cuyos orígenes se remontan a 1472.

Normas