Ofensiva comercial

La banca empeora sus ofertas para captar nóminas y atraer clientes

CaixaBank, Sabadell, Santander e ING retocan a la baja sus cuentas ante el deterioro de sus márgenes

Cuentas nóminas pulsa en la foto

Los ultrabajos tipos de interés imperantes en Europa han provocado que los bancos retoquen a la baja sus ofertas para atraer clientes una vez que han conseguido parte de su objetivo inicial. CaixaBank, ING, Sabadell y la semana pasada Santander han modificado a la baja los incentivos de sus cuentas nómina ante el deterioro de sus márgenes.

El pasado 30 de septiembre CaixaBank cancelaba su tradicional programa Puntos Estrella, mediante el cual y según la vinculación y la operativa se sumaban puntos con los que se podían obtener regalos como sartenes, vajillas, televisores y todo tipo de tecnología de consumo. El programa puntos estrella se creó en 1997. Pero no es el único cambio que ha realizado CaixaBank en sus ofertas más destacadas para captar y fidelizar clientes en los últimos meses.

La entidad que preside Jordi Gual ha rebajado el coste del incentivo en la captación de nóminas. En 2015 el cliente podía escoger entre la tableta LG o el TV led Samsung, mientras que este año los ganchos para sumar clientes con nómina se reducen a una cafetera Nespresso Krups, el smartphone LE o smartwatch Sony. Esto supone pasar de unos incentivos iniciales cuyo coste para la entidad podría rondar los 300 euros hasta los 50 actuales que puede costarle la cafetera.

Bankia, Popular y BBVA, sin cambios

Bankia eliminó las comisiones de todas las cuentas de los clientes vinculados en enero de este año. Su estrategia pasa por establecer el criterio a nivel de cliente y no de cuenta. Bankia explicó en enero que dejaría de ingresar 40 millones al año por esta iniciativa de comisiones cero, que compensaría con nuevos clientes. Bankia no solo no ha cambiado las condiciones de esta oferta, sino que ha aumentado el número de destinatarios. Los últimos a los usuarios por internet. Popular también mantiene las condiciones iniciales de 2015 de su cuenta Tenemos un Plan, lo mismo que Bankinter, que sigue remunerando al 5% la cuenta nómina el primer año. BBVA tampoco ha alterado las condiciones de su cuenta, salvo la eliminación el pasado año del sorteo de una TV Samsung que realizaba entre los clientes que habían contratado esta cuenta nómina.

Banco Sabadell, por su parte, también ha modificado a la baja su Cuenta Expansión y las diversas modalidades del mismo. Eso sí, mantiene las condiciones de no cobrar comisiones, pero ha rebajado la retribución en la devolución de los recibos domésticos que era hasta hace unas semanas del 3% y ahora se ha reducido al 1%. Aunque es junto a Popular y a Santander las únicas entidades que efectúan este tipo de retribución. La entidad que encabeza Josep Oliu primero rebajo el interés de las devoluciones de ciertos recibos a los nuevos clientes, mientras que para el resto se comenzó a aplicar desde el pasado 1 de diciembre.

ING Direct también ha empeorado su oferta para vincular o atraer clientes. El banco naranja devolvía un 2% del importe total de los recibos básicos hasta 2014, pero decidió eliminar esta bonificación y no la ha vuelto a incorporar. La entidad, de hecho, dejará de pagar el 2% por los recibos y baja la rentabilidad de la cuenta incluso a sus antiguos clientes en enero, según anunció por carta a sus usuarios el pasado 8 de noviembre. Además, la remuneración de la Cuenta Naranja pasará a ser del 0,10% TAE, frente al 0,20% que tenía hasta ahora. La entidad, como el resto de los bancos, justifica esta medida por la caída de los tipos de interés.

El último en modificar a la baja las condiciones de su cuenta estrella ha sido Santander. El banco que preside Ana Botín sigue la corriente del resto de entidades al empeorar los incentivos de su Cuenta 1,2,3, aunque mientras que otras recortan la remuneración de lo que ofrecían por estas cuentas, Santander ha subido el cobro de las comisiones. Ha decidido adaptar los requisitos para que los clientes que se beneficien de la Cuenta 1,2,3 estén obligados a contratar un pack de tres tarjetas (débito, crédito y revolving) con una comisión de tres euros adicional al mes. De esta forma, deberán pagar al año 36 euros por el mantenimiento de esta cuenta y otros 36 euros adicionales ahora por la tarjeta de crédito, ya que obliga a hacer un pago con ella, además de la de débito.

Estos cambios entrarán en vigor a partir del 12 de febrero. Se mantienen, no obstante, los requisitos de domiciliar la nómina o la pensión, tres recibos y realizar seis movimientos al trimestre. Esta decisión se produce tras el anuncio de la entidad de lanzar una nueva estrategia de medios de pago “con el objetivo de generar una mayor vinculación con sus clientes, favorecer el crédito y mejorar la calidad del servicio”.

Los analistas calculan que la cuenta 1,2,3 le cuesta al año a Santander entre 500 millones de euros a 600 millones, impacto que con los tipos de interés al 0% no le resultaba nada rentable, aunque logre vincular más al cliente. La necesidad de mejorar sus débiles márgenes de interés en España es una de las principales razones por la que Santander ha decidido subir las comisiones a su cuenta estrella, pese a haber insistido en que no iba a modificar dicho producto. Hace unos meses rebajó las condiciones de la cuenta en Reino Unido al pasar la remuneración de los recibos del 3% al 1,5% y subió las comisiones mensuales de 2 a 5 libras. Los analistas esperan que haga lo mismo en España.

Normas
Entra en El País para participar