Una aplicación de código abierto se convierte en una excelente solución
Protege la información de tus dispositivos externos mediante el uso de cifrado

Protege la información de tus dispositivos externos mediante el uso de cifrado

Manejar una buena cantidad de información en los ordenadores, o dispositivos móviles, es algo que cada vez es más común. Parte de esta es personal o no se desea que se pueda revisar por terceros que no tengan los permisos necesarios, ya que incluso es posible que los datos sean utilizado en un ámbito profesional. Si este es tu caso y deseas proteger al máximo esta, te contamos cómo conseguirlo de forma sencilla.

En el sistema operativo Windows se incluye una herramienta, en las versiones superiores, que permite realizar un proceso de cifrado, como bien explican en ADSLZone al hablar de BitLocker. Pero en nuestro caso hemos decidido utilizar una aplicación de terceros que es de código abierto y que, por lo tanto, es completamente gratuita. Se llama AxCrypt y ya va por su segunda versión. La descarga es la habitual para el software compatible con Windows 10.

Este desarrollo tiene varias virtudes, como por ejemplo estar completamente traducido al español y que el uso es realmente sencillo. Además, la integración con el sistema operativo Windows 10 es perfecta, ya que se añade una opción en los menús contextuales que permite que todo el proceso de cifrado sea de lo más rápido y sencillo, lo que evidentemente es todo un acierto.

Posibilidades y uso para cifrar datos

La verdad es que todo resulta muy sencillo con AxCrypt, ya que una vez que se decide qué carpeta del ordenador o la unidad externa (ya sea USB o una tarjeta SD), simplemente se debe pulsar con el botón derecho del ratón en ella y seleccionar en el menú contextual que aparece la opción denominada Cifrar el contenido -mediante AES de 128 bits-. Se comienza con el proceso estableciendo una clave de acceso que es la que se tiene que utilizar en el caso de querer acceder a la información posteriormente. Y, por lo tanto, es la que deben conocer el resto de usuario que se desee que puedan abrir el archivo.

Hecho esto ya se tiene protección adicional en el fichero en cuestión y, ahora, para abrirlo simplemente hay que pulsar dos veces en él y, entonces, introducir la contraseña establecida para poder ver el contenido. Por cierto, que el archivo es posible desde mandarlo por correo hasta llevarlo guardado en una unidad de almacenamiento. Es decir, que se utiliza a la hora de transferirlo de forma normal y corriente.

Uso de AxCrypt

Sin duda, una opción de lo más atractiva el poder utilizar la aplicación que comentamos ya que dota de seguridad personalizada a la información deseada, y al ser con una aplicación de terceros siempre es más complejo que los hackers sepan que tiene que hacer.

Normas