Comercio

La distribución de extrarradio se mueve hacia el centro

Leroy Merlin busca ubicaciones en el centro de Madrid

Fachada de una tienda de Leroy Merlin en Madrid.
Fachada de una tienda de Leroy Merlin en Madrid.

La pasada semana Ikea cerraba su pop up store en el centro de Madrid y Barcelona. Esta primera incursión del gigante sueco evidenciaba un interés creciente de los distribuidores que crecieron a las afueras de las ciudades por ubicaciones más céntricas.

La última en acometer este desembarco podría ser Leroy Merlin. El director de desarrollo de la compañía francesa en España, Juan Sevillano, reconoce que el grupo está buscando ubicaciones en el centro. “Hay planes de acercarse a la almendra central de Madrid y ya estamos llevando a cabo una búsqueda activa”, asegura el directivo quien confía en que estos planes puedan ir adelante “cuanto antes”.

De esta manera, Leroy Merlin se uniría a otros grupos que se hicieron fuerte en las afueras y que ahora se acercan al centro. Es el caso de Media Markt. La cadena alemana de electrónica y tecnología ya tiene establecimientos de este tipo en Madrid, Barcelona o Valencia. “Buscamos una mayor proximidad a nuestros clientes más urbanitas, aunque es compatible con seguir creciendo fuera del centro. Queremos adaptarnos a un mayor número de clientes”, argumenta Andreu Duelt, director de expansión de Media Markt en España y Portugal.

A los establecimientos que ya tiene de este tipo se unirá otro en Madrid con un “emplazamiento aún sin concretar”, aunque algunas informaciones ya han apuntado que será junto a la Gran Vía. Se unirá al de Goya y el de la Castellana.

Sevillano, de Leroy Merlin, argumenta que este interés por aproximarse al centro surge porque “hay clientes de ciudad que nunca van a la periferia” y que de esta manera “se les puede atraer”. Los planes de la francesa pasan por buscar primero una ubicación en el centro de Madrid y, posteriormente, acudir a otras urbes como Barcelona o Bilbao. Aunque el grupo tiene mucho interés en poder abrir estos establecimientos, Sevillano asegura que son “exigentes” a la hora de buscar la ubicación para ir “sobre seguro” y evitar que la apuesta tenga un resultado negativo. La empresa ya abrió tras el verano el primer establecimiento dentro de Madrid capital, si bien, su ubicación estaba a las afueras de la ciudad.

Se trata de un movimiento similar al que ha vivido la distribución de alimentación en los últimos años. La proximidad se ha convertido sobre todo durante la crisis en uno de los referentes para las grandes cadenas. Los nuevos hábitos, con más actos de compra pero de menor importe, impulsaron los formatos más pequeños y cercanos y lastraron a los hipermercados.

Pero Media Markt y Leroy Merlin no son los únicos grupos de distribución de no alimentación que han llevado a cabo este movimiento. La irlandesa Primark se hizo fuerte en España muy ligada a centros comerciales hasta que desembarcó por todo lo alto con la mayor tienda de ropa del país en plena Gran Vía de Madrid. La empresa aseguró entonces que buscaría más localizaciones de este tipo, tal y como plasmó en el anuncio de un establecimiento de gran tamaño en Bilbao.

La francesa Decathlon también se ha adaptado a las nuevas exigencias. En este caso, el grupo de equipación y productos deportivos hace años que comenzó con un concepto de tienda de proximidad, Lots of Colors, y que ha ido reformando en el último año hacia Decathlon City. El grupo tiene 31 establecimientos de este tipo en España que nace “con el fin de acercar el deporte lo máximo posible a los residentes del centro”, según informan desde la empresa. En otros mercados, como Francia, la compañía cuenta con establecimientos de gran tamaño en ubicaciones destacadas en el centro de ciudades como París, donde está junto a la turística iglesia de la Madeleine.

La dificultad de dar con un local

Aunque el camino hacia el centro para estos grandes grupos parece ya algo asentado, no está exento de complicaciones. La principal de ellas es lograr una ubicación que se adecue a las exigencias del formato, que tradicionalmente ha estado relacionado con grandes superficies que permitieran ofrecer todo el surtido de las empresas.

Es lo que más está analizando Leroy Merlin. Sevillano señala que busca locales de entre 2.000 y 3.000 metros cuadrados, distribuidos en una o dos plantas y con párking. “No hay tantos puntos como este”, argumenta. “Tenemos que adaptar nuestro formato y la experiencia de compra para el cliente del centro de la ciudad”, añade.

En el caso de Media Markt, según asegura Duelt, el grupo sigue apostando “por establecimientos grandes aunque en menor medida de los más alejados del centro”. Sin embargo, no lo ve como impedimento y asegura que “la reordenación del espacio nos permite ofrecer al cliente una experiencia más moderna y atractiva”.

Pero acercarse al centro de las ciudades con locales de gran tamaño también va acompañado de problemas con los alquileres. En concreto, algunas ubicaciones pueden tener como consecuencia un aumento en las rentas que podrían distorsionar las políticas de precios.

Normas