X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Operaciones corporativas »

Aernnova pretende salir a Bolsa en 2017 por 1.000 millones

El grupo aeronáutico fía su tasación a las cuentas de este ejercicio El fondo de capital riesgo Springwater controla el 38% del capital

El grupo aeronáutico Aernnova retrasa sus planes de salida a Bolsa hasta el año que viene. La incertidumbre tras el ‘brexit’ aplazó su debut, que prevé realizar entre abril y mayo de 2017 tras presentar las cuentas de cierre de ejercicio con las que confía en lograr una valoración del entorno de los 1.000 millones. 

Este no será el año de las salidas a Bolsa. El mal arranque de estrenos como Parques Reunidos, Telepizza o Dominion se ha visto acompañado por la paralización del debut de Telxius, la filial de torres de telefonía de Telefónica, que canceló en el último momento por la falta de demanda y la inestabilidad provocada por la decisión de los británicos salir de la Unión Europea.

Unas circunstancias que han llevado a los accionistas de Aernnova a retrasar su salto al mercado, previsto ahora para finales del primer semestre del próximo año. El objetivo de la compañía, dedicada al diseño y la fabricación de aeroestructuras como estabilizadores y fuselajes de avión sería debutar entre abril y mayo, aprovechando la ventana del mercado tras al publicación de las cuentas del cierre del presente ejercicio. Unos números que según avanzan fuentes del mercado podrían llevarla a obtener una valoración superior a los 1.000 millones de euros. STJ actúa como asesor financiero en la operación; Citi, Morgan Stanley y Santander son los coordinadores globales y Bank of America, BBVA y Deutsche Bank serán colocadores.

Entre finales de 2011 y comienzos de 2012, el fondo soberano de Abu Dabi, estuvo a punto de cerrar la compra del 71% de Aernnova, a la que valoraba en unos 700 millones de euros.

El plazo para que puedan comprar inversores estadounidenses en una colocación en Bolsa es de 135 días desde la presentación de las últimas cuentas auditadas. De ahí que el nuevo plazo sea para el cuarto o mediados del quinto mes del próximo ejercicio.

La compañía aeronáutica vasca, que nació poco antes de que su matriz, Gamesa, saliera a Bolsa, fue fundada en 1999 y tiene entre sus principales clientes a Airbus y Boeing, junto a la brasileña Embraer o la francesa Bombardier. Aernnova estaba controlada a cierre de diciembre de 2015 en un 38% por el fondo de capital riesgo suizo Springwater –que entró en su capital en 2014–, y por sus directivos, que ostentan una participación del 39%. El 4% restante está en manos de otros accionistas y el 19% restante permanece como autocartera.

Su intención de acudir al parqué se va retrasando. Ya a finales su presidente, Iñaki López Gandásegui, adelantó que los planes de la empresa pasaban por convertirse en cotizada y crecer en EEUU, estrategias que ha ido postergando en busca del momento más adecuado.

“El objetivo es seguir impulsando su crecimiento a nivel nacional e internacional y mantener su posicionamiento único en la industria. Para ello, maneja varias alternativas, entre ellas una potencial salida a bolsa. No obstante, a día de hoy ninguna de las posibles opciones está decidida”, señalan responsables de la compañía. Aernnova cerró 2015 con unos ingresos de 601 millones de euros y se anotó un beneficio de 70 millones.

El grupo finalizó el pasado ejercicio con una deuda financiera de 439,8 millones de euros. El resultado de explotación fue de 90,7 millones de euros. Por divisiones, el negocio de aeroestructuras metálicas representa la mayor parte de su facturación (391 millones), seguido de los composites (119 millones). Mientras, las áreas de ingeniería y automoción supusieron a cierre del año pasado ventas por 37,4 y 51,2 millones, respectivamente. Otras ventas sumaron 2,1 millones.

Archivado en:

Y además:

Outbrain