Ofrece mejoras en potencia y eficiencia a partes iguales
Huawei

Huawei presenta el procesador del Mate 9: el Kirin 960, una bestia con los juegos

A la espera del anuncio oficial del Huawei Mate 9, que promete ser uno de los mejores phablet que se pongan en el mercado este año 2016 -aprovechando los problemas de Samsung en este segmento del mercado-, se ha conocido el procesador que será de la partida en el dispositivos. Y este no es otro que el gran responsable del rendimiento del dispositivo, nos referimos al Kirin 960.

El procesador o SoC cuando se habla de terminales móviles, es el encargado en un porcentaje elevado del buen comportamiento de los dispositivos móviles, ya que son los que gestionan los procesos que se ejecutan ayudados por una RAM que debe ser lo suficientemente amplia como para almacenar mucha información. Además, este componente llevan integrados muchos elementos, como por ejemplo los módem de conectividad o la propia tarjeta gráfica (gran responsable del rendimiento con los juegos). Es decir, que no estamos ante un anuncio menor con el Kirin 960.

Y es justo en este último apartado donde Huawei más ha avanzado con el nuevo elemento, ya que según la compañía el rendimiento con juegos mejora en un 180%, para de esta forma avanzar donde antes era más débil comparado con otros procesadores del mercado como por ejemplo los de Samsung o Qualcomm. Esto se debe a que la GPU es una nueva Mali -G71 MP8 de ARM, un modelo que aumenta de forma exponencial su capacidad de proceso con polígonos sin por ello aumentar el consumo.

Procesador Kirin de Huawei

Ocho núcleos avanzados

En Huawei han mantenido el números de “cores” que son de la partida en el Kirin 960, que será el “motor” del Mate 9 -por lo que ya se pude tener claro qué espera del rendimiento de este phablet-. Se utilizan dos pares de cuatro, unos para el máximo rendimiento compatible con Cortex-A73 y, los otros, cuando la exigencia no es tan grande -Cortex-A53- y de esta forma no consumir energía de forma innecesaria. Por lo tanto,s e da uso a la tecnología big.LITTLE, que es la que decides qué conjunto utilizar según son las peticiones del sistema operativo. Si a esto se le suma que la tecnología de fabricación es de 16 nanómetros, la reducción de dimensiones y mayor número de transistores no aumenta la temperatura. En definitiva, que se mejora el rendimiento respecto a lo mejor que se ofrecía por parte de Huawei -en test como GFXBench queda en segunda posición-.

En lo referente a la eficiencia energética, el uso de las tecnologías antes mencionadas, se consigue que la CPU consume un 15%, mientras que la tarjeta gráfica alcanza el veinte por ciento. Así, conseguir un día y medio de autonomía no es para nada una quimera, a poco que los componentes adicionales del Mate 9, como por ejemplo la pantalla, no abusen. Buenas perspectivas.

Historia de los procesadores Kirin de Huawei

Las comunicaciones

Aparte de indicar que el Kirin 960 dará soporte a la memoria LPDDR4 para la RAM, que es la más avanzada en la actualidad, también se ha conocido que el módem para la conectividad de datos será compatible con LTE 12/13, por lo que hablamos de velocidades de descarga que alcanzan los 600 Mbps, si esta es ofrecida por la operadora claro.

También se optimiza el procesador de imágenes para las fotos (ISP), que ofrece mejoradas al trabajar con las tomas e, incluso, se ha anunciado que será el primero que ofrezca lo que se ha denominado como “retina visión”, que permite visualizaciones casi como si fueran naturales. Y, todo esto, se podrá comprobar con el Mate 9, un phablet que será anunciado el 3 de noviembre.

Normas