Infraestructuras

Ferrovial releva a la presidenta que se resistió a su opa en Australia

Smith-Gander deja la presidencia de Broadspectrum en manos del veterano Paul McClintock

El nuevo presidente lidera el Comité para el Desarrollo Económico de Australia

Diane Smith-Gander, ex presidenta de la australiana Broadspectrum.
Diane Smith-Gander, ex presidenta de la australiana Broadspectrum.

La firma australiana de servicios, Broadspectrum, tiene nuevo presidente. La propietaria del 100% del capital, Ferrovial, ha fichado un veterano de reconocida experiencia y con claro perfil diplomático, Paul McClintock, en sustitución de la beligerante Diane Smith-Gander, presidenta que, al frente del consejo de administración, frenó la primera oferta amistosa de la compañía española, allá por diciembre de 2014, y presentó seria oposición a la segunda tentativa de adquisición, esta vez hostil, en este 2016.

Con Broadspectrum ya en el perímetro de Ferrovial; la exclusión bursátil del gigante australiano de los servicios, y la toma del consejo de administración con el nombramiento de cuatro representantes, encabezados por el consejero delegado de Ferrovial Servicios, Santiago Olivares, y todos ellos directivos de Ferrovial, faltaba afrontar la situación de la presidenta y del consejero delegado, Graeme Hunt.

A ambos se les ofreció continuar. Y el segundo sigue en la compañía como puente entre la antigua Broadspectrum y su nueva etapa en un grupo global como el que preside Rafael del Pino. Más expuesta estaba Smith-Gander, a la que se había otorgado un papel no ejecutivo en el órgano de decisión, que ha terminado por abandonar.

Paul McClintock, nuevo presidente de la filial de Ferrovial Broadspectrum.
Paul McClintock, nuevo presidente de la filial de Ferrovial Broadspectrum.

  • Trampolín

La aceptación de la opa sobre Broadspectrum, a finales de abril, abrió el camino para que Ferrovial se convierta en un prestador de servicios urbanos, pero también adosados a las infraestructuras, energía y minería en medio planeta. La española ganaba posiciones en Australia, Estados Unidos, Canadá y Chile. El precio fue de 1,50 dólares australianos por acción, desde los 1,35 dólares de oferta inicial.

El consejo que lideraba Smith-Gander, asesorado por EY, llegó a pedir hasta 1,98 dólares; siempre tildó la oferta de injusta e irrazonable, y urdió distintas estrategias para desbaratar los planes de Ferrovial u obligar a una considerable mejora. Ante el panorama oscuro dibujado desde Madrid si la australiana rechazaba la oferta, la dirección de Broadspectrum elevó sus expectativas económicas para el ejercicio fiscal 2016 mientras se dirimía la opa. También anunció un programa de recompra de acciones, que afectaría al 10% del capital en los 12 meses siguientes al vencimiento de la opa (8 de marzo de 2016), todo un acicate para que el accionista rechazara la venta de papel a Ferrovial en un contexto de ausencia de dividendos.

Broadspectrum, antes Transfield Services, era una empresa de capital atomizado entre fondos, tras la segregación en septiembre de 2014 de Transfield Holdings. Ferrovial llegó a ofrecer 2 dólares en su acercamiento amistoso de octubre de 2014, pero nunca tuvo información detallada sobre contratos críticos, la red de joint ventures de la compañía, la estructura de deuda o la estrategia, como para basar su oferta en una due diligence de cierto calado. Por entonces, el equipo de Smith-Gander y Hunt también elevó la previsión de resultado neto para el ejercicio 2014-2015, añadiendo argumentos a la petición de una mejora.

El nuevo presidente, McClintock, atesora experiencia en los sectores público y privado. Es presidente de NWS Ports y del Comité para el Desarrollo Económico de Australia, y fue primer ejecutivo de Thales o Medibank Private, entre otras empresas.

Normas