X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Breakingviews »

El deporte por televisión se desinfla

La pérdida de interés por el fútbol americano en EE.UU. pone en riesgo 2.700 millones de euros en ingresos por publicidad

Partido de fútbol americano entre Jacksonville Jaguars e Indianapolis Colts.

La caída de las audiencias del deporte por televisión en EE UU.pueden durar algo más que un tiempo muerto. El Abierto de Tenis de EE UU y los Juegos Olímpicos han tenido menos audiencia que en años anteriores (un 47% y un 15% menos, respectivamente), y ahora también el fútbol americano, el más popular pasatiempo deportivo de la nación, está pasándolo mal, poniendo en riesgo casi 2.700 millones de euros en ingresos por publicidad para la NBC y otras cadenas. La disponibilidad de deportes en internet plantea una dura batalla.

Los ejecutivos de televisión saben que transmitir eventos deportivos en directo es la mejor manera de subir los índices de audiencia. Ningún deporte supera a la NFL, la liga de fútbol americano. NBC, CBS, Fox y ESPN pagaron colectivamente casi 4.500 millones de euros por los derechos deportivos de esta temporada, un 9% más que el año pasado. A su vez, los anuncios durante los partidos son los más caros de la televisión, con un coste de más de 450.000 euros de media.

Las cifras de audiencia han disminuido un 8% de media semanal desde el comienzo de la temporada, el mes pasado. La caída es más clara entre los adultos de entre 18 y 34 años, con un 13%.

Los anunciantes esperan ser compensados por la caída de audiencia: las televisiones tendrán que dar a las marcas tiempo adicional en televisión para compensar la diferencia entre los espectadores esperados y los reales. Estas audiencias podrían, por supuesto, ser una anomalía. Después de todo, la carrera electoral presidencial de EE UU está siendo la más entretenidamente catastrófica de la historia, y eso se refleja en los datos de audiencia. El primer debate televisado entre Hillary Clinton y Donald Trump atrajo a más de 80 millones de personas, derrotando el partido de fútbol americano que se emitió esa misma noche.

Parte del descenso se debe al crecimiento de nuevas maneras de ver la televisión, sea usando Twitter, Yahoo o reproductores de medios digitales como Roku. Cualquiera que sea la razón, que se desinfle el atractivo del fútbol por televisión es un mal presagio.

Archivado en:

Y además:

Outbrain