La compañía de Mountain View desea posicionarse en la gama Premium
Google Pixel

Google Pixel ha acabado con la gama Nexus, ¿una decisión correcta?

Ayer se presentó, tal y como se esperaba, la nueva gama de producto Google Pixel. Y se hizo con dos modelos que, claramente, buscan ser parte de la gama alta de producto ya que su diseño y componentes así lo manifiestan. Por lo tanto, atrás quedaron los momentos en los que se lanzaban terminales Nexus con un precio competitivo y un hardware solvente. Es más, se ha conocido de forma oficial que no volverá a lanzar un terminal que pertenezca a esta última.

Por lo tanto, los usuarios que tienen un modelo Google Nexus, como por ejemplo el excelente 6P fabricado por Huawei, ahora se preguntarán qué ocurrirá con ellos. Pues bien, para que no quede ningún tipo de duda, la compañía de Mountain View ha publicado un par de mensajes en Twitter en los que se inic que el soporte habitual se mantiene, por lo que dependiendo del dispositivo se tiene un buen calendario de actualizaciones confirmado. Pero, más allá de esto, hay otra pregunta: ¿acierta Google con este movimiento?

Teléfonos Google Pixel

Un giro con dudas

Pues la verdad es que, como mínimo, es discutible que así sea (al menos, es una apuesta con bastante riesgo). Claramente se desea por parte de Google abandonar la imagen de solvencia para pasar a tener una Premium y, de esta forma, jugar en la liga en la que participan Apple o Samsung, por poner un ejemplo. Así, el trabajo que le queda por delante es titánico, ya que por ejemplo ayer muchos quedaron decepcionados por el precio de entrada de los Google Píxel: más de 700 euros costarán en España.

Bien es cierto que sus componentes son para que tengan ese coste, pero no era lo habitual en el hardware de Google. Y, por lo tanto,muchos echarán de menos dispositivos tan interesantes como el Nexus 5X, un modelo económico pero realmente adecuado ya que su funcionamiento es bueno. En definitiva, se realiza un salto sin red (esta hubiera sido mantener a los Nexus por debajo). Veremos como acaba el proceso, que no sería de extrañar que no fuera especialmente bien ahora que hay fabricantes que lanzan modelo similares a los Pixel por un precio que apenas superan los 400 euros (un ejemplo son marcas que llegan desde Asia, como puede ser OnePlus).

Phablet Nexus 6P

¿Estamos ante una “applelización”?

Y esta es la gran cuestión. Más allá de proporcionar servicios gratuitos (como por ejemplo el correo o los mapas), con este movimiento se nota que se dan los pasos para parecerse cada vez más a Apple, al menos en lo que se refiere mercados a explotar. Un ejemplo son los Google Pixel, que tiene un precio elevado y que compiten directamente con los iPhone. Y, por lo que se ve, ya no hay paños calientes a que esto se evidente.

Si entendemos que el desarrollo de Andrómeda (sistema operativo que fusionará Android y Chrome OS es una realidad), parece claro que la “applelización” es evidente y, sin duda alguna, esto sería un error ya que Google no ha llegado a donde está por esto. Por lo tanto, la compañía de Mountain View tiene que mostrar algo más que lo que hemos visto ayer para pensar que puede triunfar en el mercado frente a las compañías más potentes.

Terminales iPhone 7 de Apple

Así las cosas, el movimiento que ayer se pudo ver en los terminales móviles Google Pixel (fabricados por HTC) hace que se tenga que estar a la expectativa, pero lo cierto es que aparte de ofrecer ser los primeros con al nueva versiones de Android -algo que ya ocurría con los Nexus-, no se vio mucho más en innovación y opciones diferenciales. Por lo tanto, podemos estar ante uno de esos momentos en los que una compañía se equivoca, y precisamente no hablamos de una cualquiera, sino de la “Gran G”.

Normas