El Día de la Educación Financiera pone en valor la labor de las entidades

Por una sociedad familiarizada con los conceptos financieros

Es el segundo año consecutivo que se celebra

Las entidades financieras mantienen actividades formativas todo el año

Un voluntario imparte un taller de finanzas personales de MicroBank.
Un voluntario imparte un taller de finanzas personales de MicroBank.

La vida cotidiana está llena de decisiones con trascendencia financiera, que requieren un mínimo de conocimientos básicos. Para mejorar la cultura financiera de la población, la Comisión Nacional del Mercado de Valores y el Banco de España pusieron en marcha el Plan de Educación Financiera 2008-2012, renovado luego en 2013 con vigencia hasta 2017. Desde entonces son muchas las iniciativas puestas en marcha por las entidades financieras y diversos organismos en España con el fin de promover una cultura financiera básica entre todo tipo de público, en especial los escolares.

Hoy, 3 de octubre, se celebra el Día de la Educación Financiera, por segundo año consecutivo, después de que el año pasado se institucionalizara para su celebración el primer lunes de octubre. El objetivo es concienciar a los ciudadanos de la importancia de adquirir un adecuado nivel de cultura financiera en las diferentes etapas de la vida. Con este fin hoy se realizarán un buen número de actividades por toda España, con un acto central en la sede de la CNMV en Madrid, en el que participan la presidenta de este organismo, Elvira Rodríguez; el gobernador del Banco de España, Luis María Linde; Fernando Fernández, profesor de Economía del IE Business School, y el secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa.

Finanzas para todos

En mayo de 2010 se abrió al público la web www.finanzasparatodos.es como primer hito visible del Plan de Educación Financiera. Desde entonces se han ido enriqueciendo sus contenidos y se han potenciado las opciones de interactividad con los usuarios. Además, para hacerla más accesible se han adaptado a lectura fácil recursos como juegos, etc., elaborados con especial atención para ser leídos y comprendidos por todas las personas, sea cual sea su nivel de comprensión lectora.

En este acto central se hará entrega además de los galardones a la IV edición de los Premios Programa de Educación Financiera, que han recaído en el Colegio Amor de Dios de Cádiz, por el mejor cartel, y en el Colegio Ramón y Cajal de Madrid, por el mejor vídeo promocional. También, del I Premio Finanzas para Todos, cuyo proyecto ganador ha sido Finanzas Inclusivas de la Fundación ONCE.

Con todo, desde las entidades financieras y los distintos organismos que colaboran con el Plan de Educación Financiera se insiste en que si bien este día es un buen escaparate para poner en valor el esfuerzo que se hace por mejorar la educación financiera, la verdadera labor es la que desarrollan a lo largo de todo el año. Así, la Asociación Española de Banca ha hecho públicos los indicadores de 2015. Los bancos de la AEB pusieron en marcha ese año 29 iniciativas, de las que se beneficiaron más de 540.000 personas, que recibieron más de 1,5 millones de horas de formación, y en ellas colaboraron 2.000 voluntarios. Los usuarios online superaron los 1,9 millones. En el acumulado desde su implementación hasta 2015 se han superado los 4,5 millones de beneficiarios de las distintas iniciativas.

También desde la CECA se ha potenciado la formación. Uno de sus socios destacados, CaixaBank, que participa este día con sendas mesas redondas en los CaixaForum de Barcelona, Girona y Zaragoza, ha adelantado los datos correspondientes a 2016. La entidad presidida por Jordi Gual cerrará el ejercicio con 83 cursos y talleres, en los que habrá impartido conocimientos de economía y finanzas a cerca de 2.000 personas, entre clientes, accionistas, comunidad educativa y la sociedad en general. “Uno de los objetivos que recoge nuestro plan estratégico es convertirnos en el mejor banco en calidad y reputación. Para conseguirlo, el camino que hemos escogido es el de promover una banca responsable y comprometida socialmente. La apuesta por la educación financiera plasma de alguna manera este compromiso social”, explican desde CaixaBank.

Esta labor formativa se extiende además a las familias con rentas bajas y en situación de vulnerabilidad con MicroBank. El banco social del grupo habrá celebrado este año 67 talleres de finanzas personales en colaboración con medio centenar de entidades sociales, y habrán facilitado formación a 1.340 personas.

Una educación accesible e inclusiva

Este año se celebra la I edición del Premio Finanzas para Todos, que ha recaído en el proyecto Finanzas Inclusivas de la Fundación ONCE. Se trata de una iniciativa destinada a promover la educación financiera para personas con discapacidad intelectual y dificultades de aprendizaje.

“En Fundación ONCE teníamos ya alguna experiencia en trabajar con entidades en temas de formación financiera cuando empezamos a colaborar con la CNMV y el Banco de España en 2008”, señala Sabina Lobato, directora de formación, empleo, proyectos y convenios de la Fundación ONCE. “Vimos que las personas con discapacidad intelectual o dificultades de aprendizaje no iban a poder llegar a la formación que se había programado, con lo que llegamos a la conclusión de diseñar un recurso autogestionable por las entidades con contenidos formativos y una sistemática en la que se tutorizara a los alumnos”, explica. Surge así el programa Finanzas Inclusivas, que se probó como proyecto piloto entre 2014 y 2015. El programa está alojado en la web de la Fundación ONCE y es gratuito, pero requiere que las entidades se den de alta y estas a su vez den de alta a los alumnos, beneficiarios finales. Ahora mismo hay 65 entidades registradas, con un millar de usuarios inscritos.

“El aprendizaje se realiza de manera mixta, online y con sesiones presenciales, de manera que la persona puede ir avanzando al ritmo que su dificultad o su capacidad le permita”, destaca la responsable de Fundación ONCE. “Lo que se pretende básicamente es ayudar con el uso responsable del dinero, la capacidad de ahorrar, transmitir los conceptos financieros, lo que es una tarjeta de crédito, una hipoteca… Y todo diseñado desde principios de accesibilidad cognitiva”, puntualiza. “Lo que hacemos es adaptarlo a la accesibilidad cognitiva, con principios de lectura fácil”. Cada módulo tiene un cuestionario de evaluación supervisado por el tutor.

Tras su puesta en marcha, ahora toca “ir evolucionando los contenidos para incorporar novedades en temas relacionados con moneda, pago con móvil, etc.”, concluye Lobato.

Normas