X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Industria farmacéutica »

Sanifit baraja salir a Bolsa en Estados Unidos para financiar su I+D

La empresa mallorquina cuenta con farmacéuticas y fondos extranjeros en su capital y protagonizó la mayor ronda de ampliación de capital en el sector biotecnológico

Joan Perelló, consejero delegado de Sanifit, la pasada semana en BioSpain, en Bilbao.

La empresa mallorquina Sanifit baraja la salida a Bolsa en EE UU a medio plazo como una de las opciones para financiar la última fase de ensayos clínicos con pacientes. Acaba de abrir una oficina en Estados Unidos y cuenta en su capital con fondos de empresas farmacéuticas y de Caixa Capital Risc.

Sanifit protagonizó hace apenas un año la mayor ampliación de capital de una empresa biotecnológica: 36,6 millones. Pero además, fue relevante por incluir entre sus inversores a fondos internacionales y de multinacionales farmacéuticas, poco habituados a destinar recursos a compañías españolas. Mientras, su investigación en el desarrollo de fármacos sigue avanzando y los responsables de la biotec mallorquina se plantean, incluso, salir a Bolsa en EEUU.

La compañía nace en 2007 como una spin-off de la Universidad de las Islas Baleares y centrada en el desarrollo de terapias relacionadas con la calcificación. De hecho, ya han conseguido lo que muy pocas empresas del sector han logrado: llevar sus moléculas a la fase de investigación clínica (con pacientes), una etapa muy costosa.

Sanifit desarrolla un fármaco para dos indicaciones ligadas a efectos secundarios de la diálisis. Por un lado, una enfermedad rara llamada calcifilaxis, una calcificación poco frecuente en extremidades y abdomen, grave y de rápido avance.

Por otro lado, desarrollan ese mismo medicamento para el efecto adverso más común en estos pacientes con diálisis: unas calcificaciones cardiovasculares que afectan a gran parte de estos usuarios y que no tiene cura. El tratamiento español busca evitar nuevos depósitos de calcio en las arterias.

La empresa mallorquina comienza actualmente los ensayos con pacientes en fase II para ambas indicaciones. En el caso de la enfermedad rara, esperan tener los resultados ya en 2017 y para la patología más común en 2019. Esta investigación la realizarán gracias a los 36,6 millones obtenidos. Esa financiación estuvo capitaneada por el capital riesgo barcelonés Ysios y participaron Lundbeckfond (matriz de la farmacéutica Lundbeck y ALK-Abelló), el laboratorio Baxter y los fondos Forbion, Gilde Healthcare, Edmond de Rothschild Investment Partners y Caixa Capital Risc. “Era la primera vez que invertían en España. Son muy buenas noticias para el sector”, apunta Joan Perelló, cofundador y consejero delegado de Sanifit, en el marco del encuentro empresarial BioSpain 2016 celebrado hasta el pasado viernes en Bilbao.

Si los siguientes resultados en los estudios con pacientes son positivos, entonces necesitarán nueva inversión y ahí es donde miran a los grandes laboratorios y a Estados Unidos. “Para iniciar la fase III, la salida a Bolsa en EE UU es una opción. Otra posibilidad es la venta de la empresa a una multinacional”, explica Perelló. El primer paso, destinado a la investigación, ya lo han realizado, al abrir una oficina en San Diego (California). De hecho, los estudios para este medicamento se realizará en hospitales de ese país, además de en Europa.

Será en esa última etapa cuando la compañía despierte el interés de los inversores y grandes laboratorios, debido al gran número de pacientes afectados. “Esperamos que el fármaco pueda tener unas ventas de 2.000 millones al año en su pico máximo”, afirma este emprendedor y profesor universitario.

Aunque de carácter económico menor, esta empresa ya ha licenciado un primer producto, un dentífrico relacionado con sus estudios sobre el calcio, a la multinacional británica GSK.

Archivado en:

Outbrain