Formación en entidades financieras

Santander se adelanta a la reválida de la UE y examinará a 11.000 empleados

Santander ha contratado al IE Business School para formar a 11.000 de sus 20.000 empleados en España. La UE exigirá a todos los comerciales de los bancos que demuestren sus conocimientos a partir de enero de 2018.

Santander
Ana Patricia Botín, presidenta de Banco Santander.

La nueva regulación de la banca avanza lenta, muy lentamente, pero de forma inexorable. La segunda edición de la directiva europea para que los mercados financieros funcionen mejor (Mifid 2) incluye nuevas obligaciones para las entidades financieras. La norma, prevista en principio para que entrara en vigor el próximo enero, se ha aplazado hasta el mismo mes de 2018. El texto abarca múltiples temas, pero uno de ellas toca de lleno a la plantilla de las entidades financieras.

Con la directiva como telón de fondo, el pasado 23 de marzo el supervisor europeo de los mercados, Esma, publicó una directriz sobre los conocimientos y competencias de los empleados, que fue adoptada por la CNMV un mes después. El texto obligará a que la mayor parte de los alrededor de 200.000 empleados de banca en España tengan que examinarse para vender productos financieros, como publicó CincoDías el 1 de junio.

En la práctica, tendrán que acreditar sus conocimientos todos los trabajadores que realicen, aunque sea mínima, alguna labor comercial, sea o no de asesoramiento. El documento de Esma es muy explícito, pues indica que no necesitarán pasar el examen aquellos empleados que digan dónde se puede encontrar información, los que distribuyan folletos o documentos y los que no tengan contacto directo con los clientes. Todos los demás que estén en una oficina deberán probar sus conocimientos.

Santander, con una plantilla de unos 20.000 trabajadores en España, se ha puesto manos a la obra para solventar esto y ha fichado al IE Business School para que se encargue de la formación de su fuerza de ventas. En el programa también participa Financial Times.

1
de enero de 2018 es cuando entrará en vigor la directiva europea Mifid 2 y, con ella, la obligación de que los empleados de banca demuestren sus conocimientos.


20.000
es el número aproximado de trabajadores de Banco Santander que están en España. De estos, un 55% será formado por el IE Business School.

23
de marzo es cuando Esma publicó las directrices de formación.

Carlos González Díaz, director de Recursos Humanos y Organización de Santander España, explica que van a adaptarse a la regulación que entrará en vigor en enero de 2018, pero además quieren “dar un paso más para mejorar las capacidades de la red y seguir siendo líderes”. La plantilla de Santander ascendía a cierre del pasado junio a 191.138 personas en todo el planeta, pero poco más del 10% trabaja en España.

Los profesionales que pasarán por el programa serán más de 11.000 personas, de una plantilla en Santander España de aproximadamente 20.000, lo que supone en torno al 55% del total.

El proceso será, además, monitorizado por una auditora. Previsiblemente, por una de la cuatro big four: KPMG, PwC, EY o Deloitte, si bien esta última es la que menos posibilidades tiene, ya que fue la encargada de verificar las cuentas del grupo de 2002 a 2015;para el presente año será PwC.

La directriz de Esma debe ser desarrollada por la CNMV, que anunció en una nota que “debatirá con el sector afectado (en cumplimiento de lo previsto en su plan de actuación para 2016), las distintas alternativas para dar cumplimiento a las directrices”. El supervisor que preside Elvira Rodríguez está trabajando en esta cuestión, con el objetivo de dejar una hoja de ruta clara para todas las entidades e intermediarios financieros. Fuentes financieras explican que se ha llegado a plantear incluso un suerte de reválida nacional, aunque esta opción ha sido de momento descartada por lo dificultoso de llevarla a cabo.

Lo más probable es que la CNMV determine qué acreditaciones externas son válidas para los empleados del sector.

Mientras, Santander ha diseñado el plan de capacitación en dos escalas conforme a las directrices:para los que informan y para los que asesoran.“Esta última será, por ejemplo, para los directores de zona, directores de oficinas y para gestores especializados. Las metodologías del programa están adaptadas a los entornos digitales buscando un modelo sencillo y flexible para los empleados”, señala el director de Recursos Humanos y Organización de Santander España.

El ejecutivo explica que ya se ha puesto en marcha un programa piloto: “Hemos trabajado en él más de seis meses, y en octubre se comenzará a formar a directores de oficina y a algunos gestores especializados, con un total de 3.600 personas en esta primera fase”.

Normas
Entra en El País para participar