Telecomunicaciones

Telefónica se acerca al lobby británico para la salida a Bolsa de O2

Contrata a tres entidades colocadoras, UBS, Morgan Stanley y Barclays

Sería la mayor salida a Bolsa en Londres desde el debut de Glencore en 2011

Telefónica
Mark Evans, consejero delegado de O2.

Telefónica sigue trabajando en las opciones para O2, su filial británica, entre las que figura la salida a Bolsa. Distintos medios británicos han publicado este fin de semana que la operadora española ha contratado a UBS, Morgan Stanley y Barclays como colocadores, además de contratar a la agencia de relaciones públicas Finsbury. Según The Telegraph, el grupo español contratará un cuarto colocador para la operación. En cualquier caso, la decisión no es definitiva.

La compañía podría alcanzar una valoración en Bolsa cercana a 10.000 millones de libras (unos 11.500 millones de euros). En principio, Telefónica colocaría entre un 25% y un 49% del capital, con la intención de mantener el control de la filial. Con este porcentaje, O2, que cotizaría bajo el nombre Telefónica UK, protagonizaría la mayor salida a Bolsa del mercado de Londres desde el debut bursátil de Glencore en 2011.

El debut de O2 tendría lugar a principios de 2017. La empresa incorporaría el 50% del capital del operador móvil virtual Tesco Mobile.

De alcanzar estas valoraciones, O2 entraría en el FTSE 100 donde figuran las mayores empresas británicas.

La operadora española ha ido dando pasos hacia la posible OPV de O2 desde el pasado verano, aunque no ha descartado la posible venta de parte de capital a algún grupo de inversores. Telefónica nombró consejero delegado de O2 a Mark Evans en sustitución de Ronan Dunne. Evans, hasta entonces, ocupaba el cargo de director financiero. Además, la teleco nombró directora financiera de O2 a Patricia Cobián, consejera de Telefónica Deutschland y directiva de confianza de José María Álvarez-Pallete.

La salida a Bolsa de la división británica sería un paso más en la estrategia de reducción de deuda de Telefónica. La teleco, que está en proceso de colocación en el mercado de Telxius, su filial de infraestructuras, cerró el primer semestre con una deuda cercana a 52.600 millones de euros. Telefónica intentó vender O2 a Hutchison, pero la Comisión Europea decidió bloquear la operación a principios de mayo. Una decisión que obligó a la teleco a acelerar en los planes de desapalancamiento bajo la presión del mercado y de las agencias de rating.

En el caso de Telxius, la operadora española fijará el precio definitivo de la colocación este jueves. En principio, la compañía ha establecido un rango entre 12 y 15 euros por acción, con lo que la empresa alcanzaría una valoración entre 3.000 y 3.750 millones de euros. Telefónica colocará un mínimo del 36% del capital de Telxius, porcentaje que subiría hasta el 40% si las entidades colocadoras ejercen la opción del green shoe.

Normas
Entra en El País para participar