Telecomunicaciones

Telefónica aprueba el mayor dividendo del año en Brasil

Las remuneraciones aprobadas desde enero suman 430 millones

Telefónica
Logotipo de Vivo, la marca comercial de Telefónica Brasil.

Brasil, pese a la crisis económica, vuelve a ser uno de los motores principales en la generación de caja para Telefónica. De esta manera, el consejo de administración de Telefónica Brasil, participada por la operadora española en un 73,7% del capital, ha aprobado esta semana una retribución para los accionistas, a través de la fórmula del interés de capital propio (un sistema habitual en las empresas del país) por un importe de 650 millones de reales (en torno a 180 millones de euros). La remuneración está basada en los beneficios registrados en el balance a fecha del 31 de agosto.

Esta es la mayor de las seis retribuciones para los inversores propuestas por el consejo de administración de Telefónica Brasil desde que comenzó el año. El importe total de la estas seis remuneraciones ronda los 1.570 millones de reales (más de 430 millones de euros). En cualquier caso, es probable que la compañía apruebe alguna otra medida similar antes de que acabe el ejercicio.

Además, Telefónica Brasil tiene pendientes el desembolso de dividendos e intereses de capital propio, aprobados durante 2015 para su pago a lo largo de 2016, por un importe de 1.913 millones de reales (en torno a 530 millones de euros).

La empresa brasileña siempre ha abogado por mantener altos dividendos. En el último día del inversor, celebrado el pasado mes de marzo, Telefónica Brasil volvió a insistir en que la retribución a los accionistas es una de sus líneas estratégicas, dentro del mantenimiento de una fuerte estructura de capital y del crecimiento del ebitda.

Las nuevas retribuciones para los inversores de Telefónica Brasil coinciden con la racha alcista registrada por las acciones de la operadora en Bolsa desde el comienzo del ejercicio. Así, por ejemplo, los ADR de la empresa se han revalorizado un 63% desde principios de enero y cotizan en el entorno de los 14,80 dólares, precio que otorga a la empresa una capitalización bursátil superior a 23.300 millones de dólares (más de 20.750 millones de euros). Los títulos llegaron a alcanzar los 15,69 dólares, su precio máximo anual, el pasado 7 de septiembre.

En la actualidad, con estos precios en su cotización, la rentabilidad por dividendo de Telefónica Brasil se sitúa en el entorno del 1,95%.

La compañía ha podido mantener la estela de crecimiento pese al agravamiento de la crisis económica del país. De hecho, rivales como TIM, Claro y Oi (inmersa en concurso de acreedores) han registrado descensos en el volumen de negocio. Telefónica Brasil, que cuenta con 97,1 millones de clientes, elevó sus ingresos un 1,6% en el segundo trimestre del año, con un ascenso del ebitda del 3,7%. La empresa apuntaló su posición en el segmento de la banda ancha fuera de Sao Paulo con la adquisición en 2015 de GVT.

Normas
Entra en El País para participar