Rentabilidad del ahorro

España, el país de la zona euro que menos paga por los depósitos a plazo

La banca española ofrece de media las menores rentabilidades de los depósitos a plazo en comparación con los países de su entorno, apenas un 0,19%, menos de la mitad que la media de la zona euro, y muy por debajo de países como Francia o Italia, que pagan un 1,33% y un 0,91%, respectivamente, según las estadísticas del Banco Central Europeo

depósitos bancarios Ampliar foto

Las rentabilidades de los depósitos en España, que alcanzaron el 5% en su mejor momento, han caído estrepitosamente hasta situarse en los niveles más bajos de toda la zona euro. El tipo medio ponderado de las imposiciones a plazo de los hogares españoles siguió bajando en julio hasta el 0,19%, menos de la mitad que la media de la eurozona, que alcanza el 0,53%, según reflejan las estadísticas del Banco Central Europeo (BCE).

Solo en Irlanda se paga aún menos por el ahorro que en España, apenas un 0,15% de media, mientras que Lituania, que ingresó en el bloque del euro a principios de 2015, iguala la cifra española. Una remuneración que se sitúa lejos de la de otros países de su entorno, como Francia, que registra un 1,33% de media; Italia, con un 0,91%, o Portugal, con el 0,40%.

La caída de los intereses de los depósitos a plazo ha sido una constante en los últimos años en prácticamente todos los países de la eurozona. Las entidades financieras han ido reaccionando a la política de tipos bajos del BCE, que ha supuesto una verdadera ‘espada de Damocles’ para este tipo de productos. Y el ‘golpe de gracia’ fue el recorte de las tasas rectoras al 0% el pasado mes de marzo.

“Con una política monetaria de la eurozona que ha dejado unos tipos en mínimos históricos, es de entender que la remuneración del pasivo por parte de las entidades financieras se sitúe acorde a la curva descendente de esos tipos”, aseguran fuentes bancarias. “Con los tipos cero la banca tiene mayores dificultades para sacar márgenes, así que lo extraño es que haya países que den remuneraciones altas”, sostiene la directora de estrategia de productos de ATL Capital, Marta Díaz-Bajo, que considera “normal” que las rentabilidades ofrecidas en España sean bajas en todos los plazos.

De acuerdo con los datos recogidos por el BCE, la banca de los Países Bajos es la más generosa de la zona euro, con rentabilidades medias del 1,75%. Le siguen Chipre y Malta, que ofrecen de media un 1,54% y un 1,31%, respectivamente.

Marta Díaz-Bajo explica que “la situación bancaria de cada país es diferente”, y así como en España e Irlanda la crisis inmobiliaria fue más severa que en otros países, y en España además el banco central limitó los intereses de los depósitos a comienzos de 2013, “es posible que en otros países los bancos tengan otras políticas de captación de clientes”.

Con todo, no faltan en España las entidades que remuneran por encima de la media, como por ejemplo Wizink, la nueva banca online de Popular, que para hacerse hueco ha lanzado una agresiva campaña con un depósito al 1,15% TAE a 14 meses.

Los expertos advierten que las previsiones apuntan a que los tipos continúen al cero o próximos a ese nivel durante un periodo prolongado de tiempo, por lo que, salvo excepciones, los tipos de los depósitos seguirán por los suelos. Algo que no impide que los depósitos de las familias crezcan en España a ritmos del 2% anual, “lo que refleja aspectos de seguridad y confianza”, asegura el portavoz de la AEB, José Luis Martínez Campuzano.

El sector bancario recuerda que de forma paralela al declive de los depósitos, el coste de la financiación está ahora más barato que antes. De hecho, el tipo medio hipotecario en España es del 1,36% frente al 1,82% en la Unión Europea.

Normas