Imágenes más estables
Nuevas FDR-X3000R y HDR-AS300, las 'GoPro' de Sony con estabilizador óptico

Nuevas FDR-X3000R y HDR-AS300, las 'GoPro' de Sony con estabilizador óptico

No cabe duda alguna de que, entre las videocámaras deportivas, GoPro ha conseguido hacerse con el hueco más notorio en el mercado. Y no es porque ofrezcan la mejor calidad de imagen o los precios más competitivos, sino sencillamente por la fuerza que ha tomado la marca en el sector. De hecho, Sony ya ha presentado más de un modelo superando sus prestaciones, y buen ejemplo de ello es la FDR-X3000R que acaba de estrenar. En este caso, uno de los puntos clave es que, además de la tecnología Steady-Shot para la estabilización, Sony ha introducido el sistema de estabilización óptica que lleva ya tiempo destacando entre las videocámaras de nivel superior.

Sony apuesta por la estabilización óptica para sus nuevas videocámaras deportivas, las FDR-X3000R y AS300

A pesar de que están diseñadas y planteadas para su uso durante actividades deportivas, las videocámaras de GoPro no cuentan con un buen sistema de estabilización de la imagen. Ni las suyas, ni las de otros tantos fabricantes que, por otro lado, ofrecen precios notablemente inferiores a coste de una calidad algo inferior. Sin embargo, Sony aprovecha su tecnología Steady-Shot desde tiempo atrás para el procesado y reducción de los movimientos, y ahora ha estrenado un sistema de estabilización óptica.

Se llama 'BOSS', y es una tecnología que se encarga de dar movilidad al grupo de lentes y el sensor en función del movimiento del cuerpo de la cámara, de forma que no se desenfoque la imagen y no se produzcan pérdidas de calidad cuando, por ejemplo, está montada en el manillar de una bicicleta. Además de esto, la FDR-X3000R cuenta con modo de grabación en resolución 4K.

La cámara de prestaciones algo inferiores, el modelo AS300, cuenta con un sensor de 12 megapíxeles y un compacto cuerpo de sólo 109 gramos. Como siempre, ambas montan sensores Exmor R de alta calidad, retroiluminado de 7.20 mm, y son resistentes al agua y el polvo. En cualquier caso, la FDR-X3000R pesa 114 gramos, y aunque Sony no ha incluido la pantalla LCD en su cuerpo para hacerlas más versátiles, contamos con un accesorio que permite montar esta pantalla en cuestión. Por otro lado, se sincronizan igualmente con el smartphone para su control y visualización del encuadre.

Normas