Iberdrola e Inditex son líderes en sus sectores en el índice DJSI World 2016

Las empresas españolas, en la vanguardia de la sostenibilidad

Inditex, en retail, e Iberdrola, en utilities, líderes

Los cambios del índice se harán efectivos el 19 de septiembre

Bankia entra por primera vez en el índice, tanto mundial como europeo

sostenibilidad
Tienda en A Coruña de Zara, propiedad del grupo Inditex.

En los últimos diez años, las compañías españolas se han dado cuenta de que las buenas prácticas en materia de buen gobierno, cuestiones éticas, de gestión de personas o ambientales aportan valor de mercado porque importan a los inversores. Y el esfuerzo por mejorar en estos ámbitos se está viendo reconocido año tras año por índices como el Dow Jones Sustainability Index (DJSI).

Elaborado por S&P Dow Jones Indices y la firma de inversión especializada en sostenibilidad RobecoSAM desde el año 1999, el DJSI constituye un índice de referencia para los sectores empresariales y financieros. “Además de que reputacionalmente da valor, porque es un índice creído y creíble para los inversores y los mercados de capitales, a las empresas les permite entrenarse para dar respuesta a un creciente número de inversores institucionales y gestores de activos que evalúan cuestiones extrafinancieras para tomar decisiones de inversión”, señala Ramón Pueyo, socio en el área de gobierno, riesgo y cumplimiento de KPMG España.

Bankia

Otra novedad en el índice DJSI es la presencia de Bankia (tanto a nivel mundial como europeo), una buena noticia para el equipo gestor que lidera José Ignacio Goirigolzarri y que desde el punto de vista reputacional y de la percepción de los mercados de capitales indica que empieza la normalidad. Queda por tanto atrás la época un poco más oscura del banco.

 La entrada de Bankia, así como la sobresaliente calificación de las otras 17 compañías españolas cobra más valor por cuanto este índice evalúa hasta 20 elementos distintos del modelo de gobierno de gestión de las compañías. “No te preguntan solo si tienen una política, sino que entran muy en el detalle de los temas. Es una señal válida porque es difícilmente falseable. Es difícil sacar buena nota si no estás haciendo las cosas muy bien”, señala Ramón Pueyo, socio de KPMG.

En el índice mundial, el DJSI World, están incluidas este año 18 compañías españolas, dos más que el año pasado: Banco Santander, Bankia, CaixaBank, Ferrovial, Gamesa, Repsol, Coca-Cola European Partners, Inditex, Amadeus, Indra, Telefónica, Abertis Infraestructuras, Acciona, Enagás, Endesa, Gas Natural Fenosa, Iberdrola y Red Eléctrica. Del índice desaparece con respecto al año pasado BBVA y se producen tres incorporaciones: Bankia, que no había estado presente nunca, Gamesa, que ya había formado parte del mismo en otras ediciones, y Coca-Cola European Partners, el resultado de la fusión de las embotelladoras de Coca-Cola en Europa, que es considerada española.

Una de las noticias respecto a las compañías españolas es que continúa su sobreponderación, destaca Pueyo. “Había alrededor de 30 compañías invitadas, y si aplicamos la fórmula del DJSI que nos dice que el 10% entra a formar parte del índice, deberíamos tener tres. Sin embargo, las compañías que son seleccionadas anualmente se sitúa en el 50%”, explica. “Son muy buenas noticias para las compañías españolas porque están sobrerrepresentadas en un índice que enjuicia la excelencia en los modelos de gobierno y de gestión”, destaca el socio de KPMG en España.

En el DJSI Europe están incluidas este año 14 compañías españolas, tres más que el año pasado. Son las mismas que el índice global salvo Indra, Abertis, Endesa y Gas Natural. “No siempre coinciden las compañías que están presentes en el índice europeo y las del índice mundial. Los criterios de configuración de los índices son diferentes, puede darse que estés en el mundial y no en el europeo y al contrario, que estés en el europeo y no en el mundial”, apunta Pueyo.

  • Resultados sobresalientes

En el índice mundial destacan especialmente este año Iberdrola e Inditex, que se coronan como líderes en sostenibilidad en sus sectores, utilities y retail, respectivamente. La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán obtiene una puntuación global de 91 puntos y es la única eléctrica europea que ha sido incluida en las 17 ediciones del DJSI. “Para nosotros este resultado tan positivo ratifica y pone en valor nuestro firme compromiso con la sostenibilidad”, afirma Mónica Oviedo, responsable de sostenibilidad del grupo Iberdrola. “Sin duda, uno de los principales compromisos que ha adquirido Iberdrola está relacionado con incorporar los Objetivos de Desarrollo Sostenible a su estrategia empresarial y, especialmente, tomar medidas para promover energías limpias y asequibles y para luchar contra el cambio climático. Este reconocimiento, por tanto, ratifica que nuestra apuesta es acertada y pone en valor la estrategia y las políticas que desarrollamos en el campo de la sostenibilidad”, argumenta la directiva de Iberdrola.

Sobresalientes son los resultados también de Red Eléctrica, con 90 puntos, o CaixaBank, que obtiene 88, cinco puntos más que el año pasado, con las mejores puntuaciones (100) en áreas como estabilidad financiera y riesgo sistémico. Además, Indra renueva por undécimo año consecutivo su presencia en el índice y Abertis se consolida como la única empresa del sector de infraestructuras del transporte en España en el DJSI.

Estos buenos resultados demuestran que “las compañías españolas más avanzadas no están detrás de ninguna otra en términos de la sofisticación de sus modelos de gobierno y de gestión de los ámbitos que evalúa el DJSI”, concluye Ramón Pueyo.

El desarrollo del capital humano, subestimado

Para la elaboración del índice DJSI han sido invitadas en esta ocasión 3.420 compañías, de las que finalmente fueron analizadas 1.986. RobecoSAM identifica las compañías líderes en cada uno de los 24 grupos industriales, según The Global Industry Classification Standard (GICS). Los cambios operados en el índice serán efectivos a partir del 19 de septiembre.

Este año, las puntuaciones más altas se han obtenido en códigos de conducta, gobierno corporativo y sistemas de gestión y política medioambiental. Las más bajas se han otorgado a ecoeficiencia operativa, desarrollo de capital humano y materialidad, un nuevo criterio incorporado este año cuyo objetivo es identificar las cuestiones relevantes, cómo lo miden las empresas y el nivel de transparencia que tienen a la hora de informar sobre el tema a los grupos de interés. Desde RobecoSAM se muestran sorprendidos por la constatación de que todavía muchas empresas subestiman el desarrollo del capital humano y la falta de capacidad para ligar, cualitativa y cuantitativamente, la inversión en capital humano con beneficios tangibles para el negocio. El ámbito que más crece es el de filantropía y responsabilidad corporativa, un 22,09%; el que más baja es el de derechos humanos e indicadores de práctica laboral, un -34,82%.

Normas