Finanzas

La banca analiza cambios en la comisión de cajeros por sacar dinero

La entidades han comenzado a revisar su nueva estrategia en medios de pago, y sobre todo en lo relativo al cobro de comisiones

comisiones bancarias
Ricardo Currásm consejero delegado de Dia, junto a Almudena Román, directora general de ING Direct

Las entidades financieras han comenzado a revisar los resultados de las nuevas comisiones por sacar efectivo en los cajeros automáticos y sus alianzas. En diciembre la banca debe comunicar los posibles cambios de tarifas y nuevas alianzas. Competencia prevé que se produzcan nuevas asociaciones. ING, de hecho, negocia nuevos pactos, mientras que algunas instituciones podrían aprovechar para subir las tarifas.

Los bancos han comenzado a analizar su futura estrategia en medios de pago, y sobre todo en lo relativo al cobro de comisiones a los clientes ajenos por el uso de sus cajeros automáticos. La razón es lógica, están obligados por el Real Decreto-ley 11/2015, de 2 de octubre, que regula las comisiones por la retirada de efectivo en los cajeros automáticos a revisar estas tasas un año después de su entrada en vigor, fecha que se cumple a finales del presente ejercicio.

Las entidades financieras, de esta forma, deben comunicar a Competencia y al Banco de España en diciembre las futuras tarifas que planean imponer en enero de 2017, así como los posibles nuevos acuerdos que puedan alcanzar o la confirmación de los que ya tienen con otras firmas. De momento, ING Direct, ha reconocido públicamente que no descarta ampliar el abanico de entidades financieras con las que mantiene acuerdos para que sus clientes puedan sacar efectivo de sus cajeros sin que la firma naranja les repercuta con una comisión.

La Comisión Nacional de los Merados y la Competencia (CNMC), de hecho, no descarta que los bancos lleven a cabo nuevas alianzas para competir en la conocida como guerra de las comisiones de los cajeros. Fuentes financieras también creen que se pueden producir nuevos pactos, una vez que la banca lleva un año de rodaje con las nuevas comisiones. Estas mismas fuentes aseguran que algún que otro banco tiene la intención de incrementar sus tarifas por los servicios que ofrecen sus cajeros a los no clientes.

De cualquier forma, los bancos con menor red de terminales, como Bankinter, Banca March, Deutsche Bank o incluso las cajas rurales, además de ING, finalmente han quitado hierro a esta guerra de los cajeros, pese a las críticas iniciales. Fuentes de estas entidades mantienen que al final los clientes se han acostumbrado en poco tiempo a acudir a los cajeros de su entidad o buscar los terminales de sus asociados. Incluso ING Direct considera que ya no es un problema para la entidad contar solo con 115 máquinas. Tras los acuerdo llevados a cabo los clientes de ING disponen de “nueve de cada 10 cajeros” existentes en España, asegura Almudena Román, directora general del banco naranja en España.

De cualquier forma, todos los bancos reconocen que las comisiones aplicadas en los cajeros se ha convertido este año en clave para la fidelización de los clientes, más ante el cada vez menor parqué de terminales existentes. El pago con móvil aún no ha logrado despegar de forma que pueda desplazar a las tarjetas de crédito o a la extracción de efectivo.

En 2008 había en España alrededor de 62.000 cajeros automáticos, al cierre del pasado año el número había descendido a 46.152, y se espera que a finales de este año esta cifra haya descendido más, tras la clausura de centenares de oficinas.

En la actualidad CaixaBank cobra 2 euros por retirar dinero de sus cajeros a los clientes ajenos. La tarifa de BBVA es de 1,87 euros y la de Santander es de 1,85. El resto, depende de los acuerdos que tengan con otras entidades.

Normas