Los consejeros en el selectivo español en 2015

¿Quiénes son los consejeros del Ibex más pluriempleados?

Un 8% de los altos cargos del Ibex 35 tuvo el pasado año presencia en los órganos de gobierno de dos, tres y hasta cuatro compañías simultáneamente

Retribución de los consejeros del Ibex 35 Ampliar foto

En el Ibex había en 2015 nada menos que 402 consejeros. Esta alta dirección se repartió 439 puestos entre las 35 grandes cotizadas españolas. Lo que a priori podría parecer una contradicción numérica en la que hay más sillas que personas disponibles para ocuparlas, encaja si se comprende que hasta 32 altos cargos tuvieron presencia en dos, tres y hasta cuatro de estas empresas de forma simultánea.

Y es que, según los datos que las mismas sociedades del selectivo español enviaron a la CNMV, un 8% de los directivos formó parte en 2015 de más de un consejo de administración, a los que se les entregó una remuneración total de 886 millones de euros. Cada consejero, entonces, recibió de media una retribución de 2,2 millones.

Dentro de esta lista de directivos más ocupados destacan nombres propios como Antonio Brufau, que concilia su trabajo como presidente de Repsol con su labor como vicepresidente de Gas Natural, lo que se explica en los vínculos accionariales entre ambas compañías. Pablo Isla, presidente de Inditex y el ejecutivo con mayor remuneración de entre las grandes cotizadas españolas, también formó parte el pasado año de la cúpula de Telefónica.

“Antes no, pero ahora está muy regulado en cuántos consejos puede estar un directivo”, señala Carlos Alemany, socio director de la firma Alemany & Partners, especializada en la búsqueda de talentos para puestos de alta dirección. “Con estas restricciones, los consejeros analizan con mucho más detenimiento la carga de trabajo que le supone cada puesto y son mucho más selectivos para que su capacidad no se vea perjudicada”, añade el experto.

Según sus cálculos, un directivo de perfil alto podría conciliar sin excesivo problema su presencia en hasta tres consejos, siempre que las reuniones no sean excesivamente frecuentes y se celebren en zonas cercanas. “Si el consejero tiene que volar a Alemania, después ir a Madrid y más tarde viajar a otro lugar, esto le restará mucho tiempo que no podrá dedicar a preparar las reuniones”, explica Alemany, quien ve en dos el óptimo de consejos en los que un mismo directivo debería tener presencia.

La práctica totalidad de los consejeros pluriempleados parece haber escuchado las recomendaciones del experto y limita a dos las empresas a cuyos consejos pertenece. Concretamente, un 87% de los directivos asiste a las reuniones de dos compañías del Ibex, mientras que únicamente un 9,3% tiene tres trabajos simultáneos.

En este aspecto destaca Isidro Fainé, el único consejero español en tener presencia en cuatro empresas al mismo tiempo en 2015. El pasado año, Fainé ocupaba el cargo de presidente de CaixaBank al tiempo que era miembro de los consejos de administración de Gas Natural, Repsol y Telefónica (compañías todas ellas participadas por el grupo financiero catalán). Entre todos estos puestos, el consejero obtuvo una remuneración de 1,8 millones de euros, según los datos enviados por las propias compañías a la CNMV. Recientemente, Fainé ha anunciado que deja la presidencia de CaixaBank, al no ser compatible con la presidencia de la Fundación La Caixa.

Si la clasificación se lleva a cabo en términos de empresas, Telefónica es, con seis, la cotizada que cuenta con más consejeros con presencia en otras compañías. Muy de cerca le siguen Repsol y Gas Natural, que empatan en la segunda plaza con cinco consejeros pluriempleados cada una. Finalmente, el podio lo cierra Ferrovial, con cuatro consejeros que reparten su tiempo con la labor que realizan para otras cotizadas españolas del Ibex 35.

  • Consejero dominical, solo en España

El cargo de consejero dominical, exclusivo de España, es uno de los que más ampollas levanta entre accionistas minoritarios y los entendidos en la materia. Este tipo de consejero se coloca en las empresas para representar los intereses de un fondo, una compañía o incluso una persona física que haya alcanzado un porcentaje elevado de las acciones de la compañía.

“Es algo que solo se contempla en España, porque en el resto de países entienden que el consejero independiente también velará por los intereses de ese gran accionista dentro de su labor de proteger a todos los que tengan participación en la empresa”, razona Alemany. La gran mayoría de los consejeros pluriempleados son, de hecho, dominicales y participan en los consejos como representantes de otra de las sociedades para las que trabajan. Un consejero dominical puede acumular un mayor número de puestos de trabajo simultáneos.

“Normalmente se envía como consejero dominical a la persona que ha decidido que convertirse en uno de los grandes accionistas de una determinada firma era una gran inversión, por lo que se trata de directivos que conocen a fondo la compañía en la que han recomendado invertir y no tendrán que dedicarle tanto trabajo”, explican.

Los ejecutivos se sitúan, en cambio, en el otro lado de la moneda, pues a su asistencia a las reuniones se le añade el proceso de toma de decisiones, que suele exigir una gran dedicación.

Normas